Podemos leer en el Diario de Mallorca unas declaraciones de Diego González, director general de consumo del Govern Balear, en que dice sobre las operaciones de reunificación de deuda que “si se llevan a cabo bien, es una operación positiva”. Recomienda acudir a empresas de servicios financieros muy profesionales.

Al fin una noticia positiva sobre el tema. Y digo positiva porque desmiente la visión “apocalíptica” de la reunificación de deudas con base hipotecaria.

Algunas entidades, como es Ausbanc, atacan directamente a empresas del sector, simplemente porque, según algún abogado con el que he coincidido, “cobramos por algo que el cliente puede hacer sólo”. Pues mire señores, no es así. Una reunificación de deuda es una operación hipotecaria con cierta complejidad, que debe plantearse bien desde un principio y hay que saber negociar las condiciones con el banco. Hay que tener conocimientos, tiempo y voluntad. Y no todos los clientes que se encuentran en la necesidad de reunificar sus deudas cuentan con estas cualidades.

Evidentemente han surgido infinidad de “pseudoprofesionales” financieros. Sin la formación adecuada ni la ética exigible. Estas son las empresas que deben ser barridas del mercado. La legislación se debe encargar de regular al “intermediario financiero” con los mismas exigencias profesionales que los “corredores de seguros” por ejemplo. Y en este sentido van los tiros. Exigir una profesionalización alta, con una normativa adecuada de defensa del usuario de estos servicios.

Pero no hay que confundir la mala praxis de estos “chapuceros financieros” con que sea mala la reunificación. En los casos en que el cliente se ha sobrendeudado y casi no puede llegar a fin de mes, la reunificación en una nueva hipoteca de todos los préstamos y tarjetas si es una solución. La única solución en la mayoría de casos. Lo que pasa es que el cliente debe acudir a los expertos financieros lo antes posible; si dejan que su situación crediticia se deteriore y empiezan a impagar préstamos, la reconducción será más complicada. Como antes se afronte la reunificación, mejor será la solución.

Desde este foro recomendamos a los potenciales clientes de este tipo de productos que se informen bien de todos los aspectos que rodean a la reunificación, que pregunten todas las dudas que tengan y que exijan todas las condiciones por escrito. Si se hace bien, reitero, la reunificación es una solución a la que no hay que tener nada de miedo. Todo lo contrario.

(Visited 10 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *