Ampliación de capital de Banco Popular de mayo de 2016

Aprovechando la preparación de los próximos juicios en los que tengo que ratificar una pericial sobre las cuentas de Banco Popular, en este artículo haremos un breve repaso a la información que se proporcionaba al inversor en la ampliación de capital de 26 de mayo de 2016.

Ampliación de capital de 26 de mayo de 2016

Con el folleto de emisión de mayo de 2016 se da pistoletazo de salida a una ampliación de capital de 2.500 millones que se suponía debían permitir a Banco Popular en 2018, con un reparto del beneficio o pay-out de nada más y nada menos que el 40%. Las acciones se emitieron a un precio de 1,25 euros por acción nueva (0,5 de nominal más una prima de emisión de 0,75 euros). Para comprar 13 acciones en el mercado primario se precisaban 14 derechos de suscripción preferente.

Incertidumbres para el inversor en el folleto

Textual de la página 1:

«Incertidumbres que pudieran afectar a los niveles de cobertura

El Banco estima que durante lo que resta de 2016 existen determinados factores de incertidumbre que el Grupo considerará en su evaluación continua de los modelos internos que utiliza para realizar sus estimaciones contables. Entre estos factores destacamos, por su relevancia, los siguientes: (a) entrada en vigor de la Circular 4/2016 el 1 de octubre de 2016, (b) crecimiento económico mundial más débil de lo anticipado hace unos meses, (c) preocupación por la baja rentabilidad del sector financiero, (d) inestabilidad política derivada de aspectos tanto nacionales como internacionales, y (e) incertidumbre sobre la evolución de los procedimientos judiciales y reclamaciones entablados contra el Grupo, en concreto, en relación con las cláusulas suelo de los contratos de financiación con garantía hipotecaria.

Este escenario de incertidumbre, junto a las características de las exposiciones del Grupo, aconsejan aplicar criterios muy estrictos en la revisión de las posiciones dudosas e inmobiliarias, que podrían dar lugar a provisiones o deterioros durante el ejercicio 2016 por un importe de hasta 4.700 millones de euros. De producirse esta situación, ocasionaría previsiblemente pérdidas contables en el entorno de los 2.000 millones de euros en el ejercicio 2016, que quedarían íntegramente cubiertas, a efectos de solvencia, por el Aumento de Capital, así como una suspensión temporal del reparto del dividendo, de cara a afrontar dicho entorno de incertidumbre con la mayor solidez posible. Esta estrategia iría acompañada de una reducción progresiva de activos improductivos. El Banco tiene actualmente la intención de reanudar los pagos de dividendos (tanto en efectivo como en especie) tan pronto como el Grupo informe de resultados consolidados trimestrales positivos en 2017, sujeto a autorizaciones administrativas. El Banco ha determinado como objetivo una ratio de pago de dividendo en efectivo (“cash pay-out ratio”) de al menos 40% para 2018.»

En realidad y usando los datos del propio folleto, las pérdidas «en el entorno de los 2.000 millones de euros en el ejercicio 2016» se cifraban em 2.373 millones de euros. Y apenas unos meses después, en hecho relevante comunicado a la CNMV el 3 de febrero de 2017 comunica unas pérdidas de 3.485 millones de  euros.

Beneficio de 2015 y solvencia de Banco Popular

Como resultado consolidado del ejercicio 2015, el último auditado a disposición de los clientes que pensaban acudir a la ampliación de capital, informan de que cerró en los 105,9 millones de euros, una caída respecto al ejercicio anterior del 67,9% cuya razón, según el folleto, había que buscarla en «350 millones para cubrir el deterioro de los instrumentos y activos financieros relacionados con los clientes de los colectivos potencialmente afectos a sentencias relacionadas con la nulidad de las cláusulas suelo«.

En cuanto a los ratios de capital, mencionar el CET1 de 12,71% a 31 de marzo de 2016, según el folleto. El BCE había fijado un ratio CET1 para Banco Popular del 10,25%, lo que suponía que, según el folleto, Banco Popular tenía el colchón de capital en relación a los activos ponderados por riesgo adecuado.

Si uno se fía de los informes de los auditores de Banco Popular, las cuentas anuales de los ejercicios anteriores estaban perfectamente expresadas: «La información financiera histórica de los ejercicios 2015, 2014 y 2013 ha sido auditada por la firma de auditoría externa PricewaterhouseCoopers Auditores, S.L y los informes de auditoría han resultado favorables, no registrándose salvedad alguna en ninguno de los ejercicios mencionados. »

Motivos de la ampliación de capital

Los motivos del aumento de capital, según el folleto, eran:

«El aumento de capital objeto del presente Resumen tiene como objeto fundamental fortalecer el balance del Banco y mejorar tanto sus índices de rentabilidad como sus niveles de solvencia y de calidad de activos.

Con los recursos obtenidos, el Banco podrá reforzar su potente franquicia y modelo de negocio y seguir avanzando con mayor firmeza en su modelo de negocio comercial y minorista, basado en la financiación a PYMEs y autónomos y en la financiación al consumo, aprovechar las oportunidades de crecimiento que el entorno ofrezca y, a la vez, continuar de forma acelerada con la reducción progresiva de activos improductivos

Información toda ella incorrecta para poder hacerse una idea de la verdadera situación financiera de Banco Popular en mayo de 2016.

(Visited 3 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *