No hay que irse muy lejos para encontrar ideas para mejorar nuestro sistema de pensiones público. Un artículo en Cinco Días nos explica cómo funcionan tres modelos de pensiones en Europa que sí funcionan.
El % del último sueldo que se convierte en pensión, según datos de la OCDE trabajados por Belén Trencado de Cinco Días:
Veamos como funcionan otros sistemas de pensiones en Europa:

Pensiones en Reino Unido

Tras una reforma en 2012, el sistema de pensiones de UK se configura en base a tres pilares:
  1. Una pensión mínima estatal, “muy baja, si se compara con otros países europeos” en palabras del director de Asuntos Internacionales de la Asociación inglesa de pensiones (PLSA), Graham Vidler.
  2. Pensiones privadas colectivas, de afiliación automática o adscripción semiobligatoria, que nacen en el seno de la empresa. Se aporta un 8% del salario a estos fondos de pensiones empleo colectivos.
  3. Pensiones privadas individuales voluntarias.
Un sistema, por tanto, poco generoso en su vertiente pública.

Pensiones en Suecia

Sistema de cuentas nocionales, cuentas virtuales individuales en las que se depositan los ingresos aportados por cada trabajador. Se tienen en cuenta todo lo aportado por el trabajador durante su vida laboral y contribuyen con el 18,5% de sus ingresos a las prestaciones. Un 16% va al sistema de cuentas nocionales y un 2,5% a fondos de pensiones privados.

Pensiones en Holanda

Hay también tres pilares: uno público de pensión mínima; un segundo de planes colectivos de pensiones en las empresas, que es también obligatorio (e incluye pensiones de invalidez, viudedad y orfandad) y un tercer pilar privado y voluntario.
Tres sistemas que, como vemos, no dejan toda la carga de financiar las pensiones al sistema público, sino que lo complementan con iniciativas privadas.

Aprovechando que el jueves 26 de abril participo en un coloquio sobre el futuro de las pensiones, evento al que os invito a asistir si en esta fecha estáis por Mallorca, me gustaría compartir con vosotros algunas impresiones y más datos económicos sobre una pregunta que muchos ciudadanos se hacen en estos momentos ¿cobraremos nuestras pensiones en un futuro?

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal compartió algunos datos al respecto del presente del sistema de pensiones en España en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso.

En el siguiente vídeo comenta la situación de la Seguridad Social en 2018:

En la presentación que podemos estudiar en este link arroja datos sobre el sistema de pensiones en 2018. Una de las dispositivas compara los ingresos y los gastos en pensiones este año:

Las cotizaciones a la Seguridad Social mejora de forma notable en 2018, fruto de la mejora relativa del empleo y sueldos. Sin embargo, para pagar las pensiones en 2018 se tendrá que recurrir a un préstamo del Estado de 15.164 millones de euros y a volver a reducir la hucha de las pensiones en 3.826 millones. Un déficit en 2018, por tanto, de 18.990 millones de euros.

Sin embargo, según recoge El Confidencial, el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, la situación no es tan alarmante, ya que habrá presiones sobre el gasto, pero se podrán gestionar sin llegar a un escenario de colapso de la solvencia o la suficiencia de las pensiones públicas. La idea es que las previsiones demográficas del INE no van a ser ciertas. En base a los siguientes factores positivos para el futuro de las pensiones:
El país no perderá tanta mano de obra activa en los años venideros. Opina Escrivá que medidas como fomentar la tasa de actividad entre las mujeres aumentaría la población en activo. Políticas de natalidad y recepción de inmigrantes es otra forma de asegurar el futuro de las pensiones públicas.

El documento Presupuestos Seguridad Social Ejercicio 2017 nos permite ver de forma más clara los gastos e ingresos de la Seguridad Social:

Gastos e ingresos contributivos 2017

Gastos e ingresos no contributivos

Entrevista en el CGS

En relación al futuro de nuestras pensiones, el Colegio de Graduados Sociales acaba de publicar esta entrevista. Entre otras cosas, explico que la duda que tenemos los economistas no versa tanto sobre si cobraremos o no pensión pública, algo seguro si queremos mantener un mínimo de paz social en las economías modernas, como en la forma de conseguir recursos presentes y, sobretodo, futuros, para que estas pensiones cubran las necesidades vitales y permitan un bienestar adecuado para nuestros mayores. Con los datos demográficos y económicos de hoy el sistema de pensiones no es viable y corre verdadero peligro a partir del año 2022, cuando los nacidos durante el “Baby Bom” empecemos a jubilarnos. Hace más de 20 años que se sabe que nuestro sistema de reparto entraría en crisis y el momento aproximado de ello, adelantado por la crisis y su “salida” de ella, en base a sueldos bajos. La pregunta no es tanto si cobraremos o no pensiones, sino qué bienes y servicios podremos comprar con estos ingresos y a partir de qué edad.

Como autor del libro ‘La banca culpable‘ tengo algo que decir de Sa Nostra culpable, la ruina de una caja de ahorros de referencia en Illes Balears.

En el siguiente fragmento (en catalán) del programa ‘Cinc Dies’ de IB3 TV discuto con el catedrático y ex-Conseller del Govern Balear sobre las culpas y culpables de la ruina de Sa Nostra y posterior absorción de BMN por parte de Bankia y el efecto en la clientela:

Veremos a continuación las principales novedades del IRPF 2018 (más correctamente el IRPF de 2017 que se liquida a partir de abril de 2018). En cuanto a la deducción de la hipoteca, como se explica en este análisis de cuándo una hipoteca se puede desgravar, no hay cambios en el IRPF de 2017.


Fiscalidad de las cláusulas suelo

Una de las novedades más importantes del IRPF 2018 es la aclaración, publicada en el año 2017, sobre cómo actuar fiscalmente ante sentencias favorables de cláusula suelo. No hay que olvidar que estas sentencias se aplican mayoritariamente sobre declaraciones de la renta que se han beneficiado de deducciones por compra de vivienda habitual y por tanto, devolver unas cantidades pagadas por la hipoteca implica también devolver parte de las deducciones.  Por eso, desde el año 2017 se ha estipulado que el contribuyente hubiera incluido, en declaraciones de años anteriores, los importes ahora percibidos como gasto deducible, estos perderán tal consideración debiendo presentarse declaraciones complementarias de los correspondientes ejercicios, eliminando dichos gastos, sin sanción ni intereses de demora ni recargo alguno.

Si tienes preguntas sobre fiscalidad o hipotecas, no dudes en preguntar a nuestros expertos en este foro gratuito.

Suscripciones preferentes en el IRPF 2018

Otra novedad importante del IRPF que se presneta en 2018 se produce respecto a los derechos de suscripción preferente. Hasta la declaración del 2016 la venta de derechos preferentes de suscripción no tributaba en el momento de la venta, sin embargo, minoraba el precio de compra, difiriéndose el impacto fiscal al momento de la venta de las acciones de las que provenían. Desde el 1 de enero de 2017, la venta tributará como ganancia patrimonial en la base del ahorro al 19-23% (dependiendo de su cuantía), y está sujeta a retención del 19%.

Rescate de planes de pensiones en forma de capital

El rescate en forma de capital de aportaciones realizadas antes del 31 de diciembre de 2006, disfruta del derecho a una reducción del 40%, que desde 2015 está limitada en el tiempo. Todos aquellos que se jubilaron en 2015, tendrán hasta el 31 de diciembre de 2017 para acogerse a esta reducción.

Compensación de la base del ahorro

En cuanto a la compensación de la base del ahorro, desde el 1 de enero de 2017 se permite compensar parcialmente los rendimientos del capital mobiliario con las ganancias y pérdidas patrimoniales. A lo largo de este ejercicio, el porcentaje de compensación será de hasta un 20%.

Otras novedades del IRPF 2018

También la declaración de la renta 2017 tiene cambios formales, de utilidad para la Agencia Tributaria pero también para el contribuyente ya que aclara algunos de los aspectos más consumos. 
Uno de los principales está en conocer que pérdidas de un ejercicio podemos compensar con ganancias de los años siguientes. A partir de este año se clasificará a través de la creación de un nuevo Anexo C que recopila la información tributaria trascendente para ejercicios futuros que hasta ahora se recogía en distintos apartados del modelo de declaración. Destaca un nuevo subapartado, en la sección de ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales, a integrar en la base imponible del ahorro. 
También existe la posibilidad de solicitar la rectificación de autoliquidación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Cuando el contribuyente haya cometido errores u omisiones que determinen una mayor devolución a su favor o un menor ingreso, para los periodos impositivos 2017 y siguientes, a través de Renta Web, lo que facilita su tramitación sin tener que acudir a una oficina de la Agencia Tributaria.

Algunas novedades, no demasiado importantes, que hay que tener en cuenta en el IRPF 2018, que presentamos a partir de abril de 2018.

En nuestra tarea de poner cifras al debate sobre la viabilidad del sistema de pensiones públicas, llega el momento de cifrar el gasto anual por pensiones en España y ponerlo en relación on otras magnitudes relevantes, como podría ser el PIB o el total de los presupuestos generales del Estado.

Si acudimos al BOE del los Presupuestos Generales del estado para 2017, encontramos las siguientes cifras de gastos anuales:


Las pensiones representaron en 2017 un total de 139.646,7 millones de euros. Dicho de otro modo, de cada 100 euros gastados, 40,7 euros se destinan a pensiones (ver presentación de los presupuestos). Partidas como el pago de los intereses de la deuda pública representan otros 9,4 euros de cada 100, y los pagos de desempleo 5,3 más.

Veamos ahora lo que representan las pensiones en relación a lo que genera en un año la economía española (PIB), que en 2017 ha sido de 1.163.662 millones de euros (ver datos INE).

El porcentaje del PIB que se destinó a pagar pensiones en 2017, por tanto, es de 139.646.723,08 miles de euros / 1.163.662.000 miles de euros = 12%.

Si calculamos la relación de las pensiones con la deuda pública en 2017, de 1.144.629 millones de euros (98,36% del PIB), obtenemos un ratio del 12,2%.

Cifras manejables pero muy relevantes que nos dan una idea de la magnitud del problema financiero hoy, pero que nos señalan también los problemas a los que se enfrenta el sistema de pensiones mañana.

Ya hemos mencionado las preguntas que debemos hacernos para centrar el debate del futuro de las pensiones y hemos cifrado el número de pensionistas en España, se cobran 9.573.282 pensiones contributivas,  454.496 pensiones no contributivas y 635.145 pensiones de clases pasivas (de funcionarios y militares, básicamente). Hay que tener en cuenta que el número de pensionistas es menor, ya que hay beneficiarios que cobran varios tipos de pensiones a la vez. A febrero de 2018 según los datos proporcionados por el INSS, en España hay 8.699.056 pensionistas que cobran alguna pensión contributiva:

En cuanto al número de afiliados, si nos fijamos en la media mensual de afiliados a la Seguridad Social de febrero de 2018, resulta un total de 18.363.514 afiliados (sin tener en cuenta los cotizantes del sistema agrario y los empleados del hogar).

Ratio de trabajadores por pensionista

Si tomamos los datos más actuales, de febrero de 2018, el ratio de afiliados a la Seguridad social por pensionista de pensión contributiva es de 2,11. Es decir, hay 2,11 personas trabajando por cada pensionista de pensión contributiva.
En este artículo de El Confidencial podemos ver gráficamente que el máximo número de trabajadores por pensionista se dio en 2007 (2,52) y el mínimo en 1994, 1995 y 1996 (1,89).

 

En todo caso, la clave para valorar la sostenibilidad del sistema público de pensiones no se basa solo en la ratio anterior, sino también a la relación entre el importe de los salarios y el importe de las pensiones.
Cuando se habla del sistema de pensiones y su viabilidad, fijar el debate de forma racional implica tener en cuenta algunas magnitudes al respecto.
Veamos algunas de las fuentes de datos principales a utilizar. La Seguridad Social ofrece estas estadísticas sobre pensiones y pensionistas, con información muy útil para fijar las magnitudes del debate.

Numero de pensionistas

Veamos las diferentes fuentes oficiales y número de pensionistas (más concretamente, el número de pensiones, ya que hay pensionistas que cobran más de un tipo de pensión) según tipo de prestación.

Pensiones contributivas

En la tabla anterior tenemos las pensiones contributivas: incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad y pensiones a favor de familiares, que suman un total de 9.573.282 pensionistas a febrero de 2018.

Pensiones no contributivas


El IMSERSO contabiliza el número de pensiones no contributivas, por jubilación y por invalidez. Los datos de 2011 a enero de 2018 son los siguientes:

Hay 454.496 perceptores de pensiones no contributivas, a enero de 2018.

Pensiones por clases pasivas

A los beneficiarios de pensiones contributivas y no contributivas hay que añadir las clases pasivas, funcionarios, militares, Ex Presidentes, Vicepresidentes y Ministros del Gobierno de la Nación y otros cargos.

635.145 beneficiarios de pensiones de clases pasivas a enero de 2018.

En total, procedente del sistema de pensiones públicas y de clases pasivas, en 2018 hay 10.662.923 pensionistas.

El futuro de las pensiones públicas está de moda. Basta ojear las portadas online y en papel de los medios de comunicación generalistas, sea El País con ‘Llega la gran factura del baby boom‘, El Confidencial con ‘Menos populismo y más negociar‘ o El Mundo que en su portada recoge que ‘Empleo avisa: subir la pensión con el IPC requiere incrementos del IRPF del 20%’.

Qué el público se preocupe por los ingresos que tendrá cuando se jubile es una buena noticia. Lo malo es que lo que nos preocupa es si cobraremos una pensión, no cómo mejorarla.

De la lectura de estos tres artículos de portada de hoy podemos ya adelantar unas cuantas cuestiones para el análisis del futuro de las pensiones:
  • El peligro que supone para el futuro de las pensiones públicas la próxima jubilación de los nacidos en los años 60 y 70, el conocido “baby boom“, a partir del 2022:
  • La pirámide poblacional invertida, que implica que cada vez hay menos trabajadores para pagar los nuevos jubilados.
  • La posibilidad de financiar las pensiones con más impuestos y subiendo las cotizaciones sociales.
  • Que las pensiones suban en función del IPC.
  • Los bajos sueldos tras la crisis.
  • Las consecuencias posibles de la llegada de los robots a los diferentes sectores productivos.
Trataremos en próximos artículos cada uno de los puntos de debate fijados sobre el futuro de las pensiones públicas.
En el programa Material Sensible de Canal 4, medio de comunicación autonómico privado, he participado en una tertulia-debate sobre los préstamos hipotecarios y los créditos personales. Un programa en catalán que toca bastantes de los temas relevantes en materia hipotecaria, entre ellos:

  • La responsabilidad personal universal del titular hipotecario, que además de con el inmueble hipotecado, responde con todo su patrimonio presente y futuro.
  • El alto riesgo que asume una persona que avala un préstamo hipotecario, respondiendo con todo su patrimonio sin adquirir ningún derecho sobre el inmueble.
  • Las hipotecas 100% más gastos y su relativo mayor riesgo respecto a otro tipo de hipotecas en las que aportamos ahorros.
  • Las opciones que tiene un cliente que no puede pagar la hipoteca: asociaciones de consumidores como ASUFIN o ADICAE, el turno de oficio de abogados, entidades públicas como ayuntamientos o la Direcció General de Consum en las Illes Balears.
  • Foros gratuitos de expertos para orientarse antes de acudir a un profesional, como el foro hipotecario de FuturHipotecas.
  • La conflictividad judicial en materia hipotecaria, con temas tan de actualidad como las demandas por cláusula suelo, las hipotecas multidivisa o los préstamos hipotecarios con IRPH (este día 22 de noviembre está previsto que el Tribunal Supremo se manifieste sobre la abusividad de este cuestionado tipo de referencia hipotecario).

Por otro lado, si la semana que viene estáis por Mallorca, os invito al siguiente foro hipotecario organizado por ADICAE en el que participo el 23 de noviembre en Can Campaner. Programa:

Preguntarse si nuestros ahorros peligran por estar en bancos de una CC.AA. tan potente como Catalunya parece algo surrealista, pero los acontecimientos en Catalunya y la cada vez más cercana (al menos en el discurso oficial de la Generalitat) declaración unilateral de independencia ha llevado a muchos clientes de bancos como Banco Sabadell o Caixabank a cuestionarse la fortaleza de estas grandes entidades financieras si quedaran fuera del paraguas del Banco Central Europeo.

Dando por sentado que la Unión Europea no puede permitirse la quiebra de bancos tan grandes como Caixabank o Banco Sabadell, es lógico que clientes y accionistas vean con temor que estos bancos pudieran quedar fuera de la UE, si Catalunya se independizara. Los movimientos de la Bolsa y las fugas de depósitos de los clientes parece que han forzado ya a varios bancos a cambiar su sede social, a saber:
  • Banco Sabadell ya ha aprobado cambiar su sede social a Alicante.
  • Banco Mediolanum se va a Valencia.
  • Caixabank se va a Valencia, descartando la opción que se barajaba de trasladar el domicilio social a Palma de Mallorca.

¿Peligran los ahorros por Cataluña?

Entrevista en Capital Radio:

Entrevista en Ser Consumidor:

Preguntas y respuestas sobre economía y situación catalana