La respuesta que un autónomo sin empleados dé es la clave de los problemas de nuestro mercado laboral.

Para empezar a pensar, nada mejor que visionar un vídeo de un americano, alejado de ningún planteamiento socialdemócrata, en el que nos da su opinión sobre nuestro mercado laboral. Peter Schiff es agente de bolsa, escritor, comentarista económico y “austriaco”.

Evidentemente, se equivoca en muchas cosas y acierta en otras más, pero como comentan en El Blog Salmón:
“Sí, Schiff se equivoca en algunas apreciaciones, en algunas interpretaciones que hace de la legislación, pero nos tiene calados, ha captado perfectamente cómo funciona nuestro modelo laboral y la burbuja de emprendimiento sobrevenida que se nos viene encima.”

En economía cualquier cambio aparentemente bueno, puede acabar produciendo efectos perversos que no se reveían. Proclamar lo justo de un salario mínimo suficiente para vivir de forma digna parece más que defendible.
Y sin embargo, si marcamos un salario mínimo “alto”, acabamos desincentivado el trabajo. Peor aún, al pagar más de lo que el mercado puede o quiere asumir (y depende de lo que producen las empresas y al precio que lo venden), acabamos generando paro al no contratar las empresas a estos empleados.
Y los empresarios patrios, con una cultura económica muchas veces lamentable, si necesitan trabajadores, o bien los convierten en falsos autónomos, o bien hacen contratos a tiempo parcial que realmente no lo son, o les hacen trabajar horas extras en negro (o sin remuneración alguna).

Nos podemos perder en disquisiciones económicas, éticas, sociales o de muchos otros tipos. Podemos escuchar proclamas de los sindicatos o necedades de la patronal. Sin embargo, como muy bien dice este señor (que me cae muy mal, pero dice cosas muy ciertas), la clave está en la respuesta a esta pregunta:
Si eres autónomo y tu negocio va algo mejor, necesitando manos que te ayuden, ¿contratarías a un empleado?
Hagamos una encuesta a todos los autónomos con cero o un empleado. Si, como yo, una mayoría les contesta que ante una mejora de su actividad se asociarían con otro autónomo, en lugar de asumir el riesgo económico de contratar un empleado, quedará más que claro el problema del mercado laboral en España:
Los pequeños empresarios, los que generan la gran mayoría de empleo en España, no pueden asumir el riesgo de contratar empleados. La reforma laboral ayudará a las grandes empresas a despedir gente y contratarla más barata, lo cual podemos criticar (yo lo critico). Pero os aseguro que no generará empleo, ya que en nada beneficia al empresario forzoso de hoy en día (ni al emprendedor de éxito).
Tanto en el Gobierno, oposición, sindicatos y organizaciones patronales, deberían contar con el asesoramiento de economistas independientes (y hacerles caso). No ocurrirá hasta que tengamos gestores inteligentes y economistas independientes, cosa que, por desgracia, no tendremos en un futuro cercano.
En economía, las cosas no son como parecen
(Visited 5 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *