Gastos más comunes del hogar

El llevar a cabo un control de los gastos más comunes del hogar es una labor de verdadera importancia a la hora de ahorrar dinero. Para poder ejercer una correcta organización de ingresos y gastos existen una serie de consejos o técnicas que ayudan a las familias a poder administrarse el dinero de una manera mejor, que te explicamos en este artículo.

¿Cuáles son los gastos más comunes del hogar? 

El gasto entre las familias puede variar enormemente en cuanto a la procedencia se refiere. Por no hablar de las diferencias a nivel adquisitivo que podemos encontrar entre unas familias u otras. Sin embargo, a la hora de elaborar un listado de aquellos gastos más comunes del hogar en el día a día de las familias españolas, podemos encontrar muchos que son coincidentes, independientemente de los factores diferenciales que distinguen varios tipos de familias o viviendas. A continuación se pueden observar los gastos más comunes que tienen lugar en el hogar:

  • Costes de servicios: En esta categoría incluiríamos todos aquellos servicios que son, en mayor o menor medida, necesarios para el día a día de las personas. Por ejemplo, servicios de alta de luz, gas, agua o la contratación de Internet y teléfono.
  • Gastos en educación: Las matrículas en colegios, institutos, universidades o academias suponen un gasto importante, pero necesario en la mayoría de las familias
  • Gastos bancarios: Aquí podemos encontrar el gasto de alquiler o de hipoteca. Evidentemente es el más común y el más importante de todos, además del más caro de todos ellos.
  • Alimentación: Los gastos en comida y bebida.
  • Pólizas de seguros: Las más comunes son las de hogar y auto. Básicamente, porque pueden ser obligatorias.
  • Gasolina: El coste de mantenimiento de los vehículos si los hubiere suele ser uno de los más comunes entre las familias y parejas españolas.
  • Tareas de entretenimiento: En esta categoría encontramos aquellas actividades, normalmente de los hijos. Por ejemplo, el equipo de fútbol, clases de tenis, natación o las cuotas de gimnasio de los más mayores. También incluiríamos en este apartado el dinero que empleamos en tiempo libre, como ir al cine, cenar o, los viajes y vacaciones.

¿Cómo controlar los gastos en casa?

  • Comparar y atender a los diferentes descuentos y ofertas. Es importante realizar una buena comparativa de precios en servicios antes citados como agua, luz, gas o Internet. Las empresas comercializadoras energéticas y teleoperadores ofrecen tarifas con importantes descuentos que permiten al cliente contratar aquella que más puede ajustarse a sus gustos y necesidades, ahorrando más dinero en la contratación de este tipo de servicios.
  • Llevar un control de los gastos y los ingresos. Existen para ello plantillas de gastos e ingresos, con el fin de que los usuarios lleven a cabo un control diario del dinero del hogar. También hay apps muy interesantes para controlar el presupuesto doméstico y los movimientos bancarios. Conociendo lo que entra y lo que sale en cada momento, y pudiendo saber diariamente cuánto dinero podrá o no invertir en cualquier caso.
  • Prestar atención a promociones y descuentos en el momento de compra de otros productos o servicios
  • Llevar a cabo políticas de consumo de energía responsables. Esto, además de ahorrar dinero, permitirá también el fomentar un uso sostenible de los recursos para con el medio ambiente. El poder consumir de forma responsable permite múltiples beneficios sin realizar mucho sacrificio, siendo una práctica altamente rentable. Algunas de las medidas más comunes a realizar son: apagar los electrodomésticos en el momento de no utilización, utilización del modo ahorro, usar bombillas de bajo consumo, decantarse por energías más limpias como el gas natural o aislar correctamente el domicilio al usar calefacción o aire acondicionado.
  • La opción del mini préstamo. Si en algún momento existe un gasto superior al deseado, con el fin de evitar un desembolso repentino, el mini préstamos permite administrar mejor la cantidad a la hora de devolver un dinero, siendo más fácil de recuperar.
(Visited 24 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *