El indicador al que se referencian la mayoría de hipotecas sigue en un descenso continuado.

Son buenas noticias para los hipotecados que revisen su deuda el mes que viene (se suele coger el euribor del mes anterior a la revisión). Este afortunado colectivo se va a ahorra unos 2.400 € durante los próximos 12 meses (dos pagas extras más para un sueldo normal al año, sin tener que cambiar de empleo).

Desde octubre del año pasado el BCE ha rebajado sus tipos del 4,25 % al 2 % (ver posts anteriores para ver la relación entre estos tipos y el euribor). La próxima reunión de la entidad el 5 de octubre puede depararnos una nueva bajada de tipos, al 1,50 % según muchos analistas. De ser así, es previsible que para marzo el euribor siga su senda bajista.

Lo único que hay que lamentar en cuanto a esta buena noticia es que los tipos bajo no se reflejen en una mayor concesión de hipotecas y otros créditos, ya que la banca prefiere guardarse la liquidez a dejar dinero, en gran parte por su desconfianza hacia la capacidad de devolución del dinero prestado a los clientes, sean personas físicas sean empresas.

Sigo reiterando que el miedo no es un buen consejero, al igual que no lo era en su momento la alegría crediticia. La economía necesita que el crédito fluya por sus venas, de forma sana pero continua. Y de momento se está secando el sistema circulatorio, con los graves problemas que ello conlleva.

(Visited 7 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *