La normativa que regula las franquicias (RD 201/1020) las define como:

aquella que se realiza en virtud del contrato por el cual una empresa, el franquiciador, cede a otra, el franquiciado, en un mercado determinado, a cambio de una contraprestación financiera directa, indirecta o ambas, el derecho a la explotación de una franquicia, sobre un negocio o actividad mercantil que el primero venga desarrollando anteriormente con suficiente experiencia y éxito, para comercializar determinados tipos de productos o servicios

Se supone que una franquicia debe ser uniforme en su imagen y en su producto. No basta con tener un manual de imagen corporativa y decorar los locales de la misma forma. ¿Acaso el servicio de intermediación inmobiliaria o financiera no requiere que en cada zona haya profesionales formados que tramiten las operaciones? Se han abierto franquicias para vender la propia franquicia, no por tener una línea de negocio propia. Y eso ha provocado que cierren cuando el negocio empieza a complicarse.

Las franquicias del sector inmobiliario y la crisis

(Visited 5 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *