El futuro de las pensiones públicas está de moda. Basta ojear las portadas online y en papel de los medios de comunicación generalistas, sea El País con ‘Llega la gran factura del baby boom‘, El Confidencial con ‘Menos populismo y más negociar‘ o El Mundo que en su portada recoge que ‘Empleo avisa: subir la pensión con el IPC requiere incrementos del IRPF del 20%’.

Qué el público se preocupe por los ingresos que tendrá cuando se jubile es una buena noticia. Lo malo es que lo que nos preocupa es si cobraremos una pensión, no cómo mejorarla.

De la lectura de estos tres artículos de portada de hoy podemos ya adelantar unas cuantas cuestiones para el análisis del futuro de las pensiones:
  • El peligro que supone para el futuro de las pensiones públicas la próxima jubilación de los nacidos en los años 60 y 70, el conocido “baby boom“, a partir del 2022:
  • La pirámide poblacional invertida, que implica que cada vez hay menos trabajadores para pagar los nuevos jubilados.
  • La posibilidad de financiar las pensiones con más impuestos y subiendo las cotizaciones sociales.
  • Que las pensiones suban en función del IPC.
  • Los bajos sueldos tras la crisis.
  • Las consecuencias posibles de la llegada de los robots a los diferentes sectores productivos.
Trataremos en próximos artículos cada uno de los puntos de debate fijados sobre el futuro de las pensiones públicas.
(Visited 1 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *