Y con ricos no me refiero a los autónomos, pequeños emprendedores y demás gente que elige arriesgar lo poco que tiene para empezar un proyecto empresarial en que se hace dueño de su tiempo y capacidades, sino de los nuevos ricos, los directivos de empresas inmobiliarias y demás “mimados” de los diversos sectores económicos. Éstos señores que cobran mucho más de lo que se merecen, porque digan lo que digan, cobran demasiado. Y muchos están dónde están por sus papis y otros padrinos, no por su capacidad.

Trabajando en un banco, hace de eso muchos años, nos visitó el Jefe de Inversiones del Banco. Un jovenzuelo agresivo. Entró en la sucursal y nos dio 4 “lecciones magistrales”, entre ellas que no regábamos las plantas lo suficiente(verídico); yo era un recién licenciado con muchas ganas y pocas ostias laborales aún. Pero sus consejos, a pesar de mi inexperiencia, me parecieron demasiado poco “sabios” para un directivo de su nivel. Pregunté al director sobre su curriculum; respuesta: es el hijo de un señor que tiene muchos millones en el banco. Y no creo que este niño sea una excepción, desgraciadamente.

Veamos este didáctico vídeo de mi ídolo mediático Juan Martín:

(Visited 6 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *