Consumo con la nueva factura de la luz

A partir del 1 de junio de 2021 entra en vigor una nueva factura de la luz, cuya normativa básica aplicable y toda la información práctica necesaria para entender el cambio la publica la CNMV en esta página. El cambio parte del cumplimiento de la normativa europea, tras la trasposición de varias directivas en el Real Decreto-ley 1/2019, de 11 de enero, de medidas urgentes para adecuar las competencias de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia a las exigencias derivadas del derecho comunitario en relación a las Directivas 2009/72/CE y 2009/73/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de julio de 2009, sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad y del gas natural.

En este artículo resumiremos los costes de la nueva factura de la luz y un ejemplo del impacto en el bolsillo de un consumidor doméstico.

Descifrando la factura de electricidad

Ni un economista es capaz de descifrar una factura de la luz sin un intenso trabajo previo. Simplemente voy a explicar las partidas que forman el coste final y su peso (para un consumidor . Así tenemos:

  1. Coste de la energía: 33%.
  2. Cargos: 27%. Precios regulados destinados a cubrir costes de financiación a las renovables, el sobrecoste de producción de energía en los territorios no peninsulares o las anualidades del déficit; determinados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.
  3. Peaje: 21%. Son precios regulados destinados a recuperar los costes de las redes de transporte y distribución, cuyo importe lo determina la CNMC.
  4. Impuestos: 19%.

También podemos separar las partidas que conforman la factura de la luz en:

  1. Coste de la energía: coste de la energía en el mercado diario, coste de los servicios de ajuste, pago por capacidad, operador del sistema y operador del mercado.
  2. Costes regulados: cargos y peajes.
  3. Margen de comercialización.
  4. Alquiler del equipo de medida.
  5. Impuestos.

Tengamos en cuanta que sumando los costes regulados y los impuestos, tenemos un 67% del coste de la luz que no depende en absoluto de nuestras pautas de consumo eléctrico.

¿Qué se modifica en la nueva factura de la luz?

Todos los consumidores pasamos a tener un peaje con discriminación horaria, en términos de potencia y energía. El precio del consumo de energía variará en función del horario.

Se agrupan todos los peajes actuales en un solo (peaje 2.0 TD) y todos los consumidores pagarán un precio diferenciado por tramos horarios.

Potencia:

Se diferencian 2 periodos horarios, (i) una potencia punta de 8 de la mañana a 12 de la noche (más cara) y (ii) una potencia valle a partir de las 12:00 de la noche hasta las 8 de la mañana (y todos los sábados, domingos y festivos).

Consumo:

Se divide en 3 tramos: (i) periodo punta, el más caro; (ii) periodo de llano; (iii) periodo de valle, con el precio más reducido de 00:00 AM a 08:00 AM, además de los sábados, domingos y festivos:

Nueva factura de la luz: consumo

Antes y después:

Comparativa Antes y después de la nueva factura de la luz

¿Para qué se modifica la factura de consumo energético?

  1. Desplazar el consumo eléctrico a periodos de menor demanda, para reducir las inversiones en la red eléctrica.
  2. Facilitar la carga de vehículos eléctricos.
  3. Reducir consumo de energía procedente de combustibles fósiles.
  4. Avanzar en la transición a una economía baja en emisiones.

¿Voy a pagar más o menos por la energía de mi hogar?

Según la CNMC:

  • Los aproximadamente 19 millones de consumidores que no tenían discriminación horaria, pagarán menos en los apartados de peaje y cargos. Para una potencia contratada por debajo de 10 kW el ahorro aproximado anual sería de 17€, antes de impuestos.
  • Los 10 millones que ya estaban acogidos a discriminación horaria, pagarán más por peajes y cargos. El coste aumentará en unos 24€ al año para un consumidor con potencia contratada inferior a 10 kW (DHA) y en 46€ para DHS.

En definitiva, mínimo ahorro o mayor coste de la luz, según consumidor. Toca optimizar aún más, si cabe, el consumo energético. No tanto para ahorrar dinero, que también, sino para dejar un medio ambiente mejor a nuestros descendientes.

(Visited 57 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *