Hipoteca de Caixabank a tipo variable

Hoy toca echar un vistazo a la hipoteca de Caixabank a tipo variable. Lo primero que sorprende al entrar en su página web y buscar las condiciones de esta hipoteca es que no están anunciadas en ninguna parte. Para encontrar dichas condiciones tenemos que ir a «enlaces de interés-documentación precontractual y condiciones generales de contratación de hipotecas», donde sí encontraremos la FIPRE (Ficha de Información Precontractual) de su hipoteca a tipo variable.

Visto esto, queda claro que ahora mismo CaixaBank tiene poco o nulo interés en suscribir hipotecas a tipo variable, dando absoluta prioridad a sus hipotecas CasaFácil Fijo que ya hemos analizado en este blog hipotecario.

¿Por qué se ofrecen tantas hipotecas a tipo fijo?

El motivo parece obvio: ya que el Euríbor está en negativo y las hipotecas a tipo fijo más económicas que nunca, esta entidad prefiere una clientela cuya cuota hipotecaria no dependa de futuros vaivenes al alza del Euríbor que puedan poner en jaque la capacidad de pago de las mensualidades de las hipotecas de sus clientes.

Eso pensando bien; otra posibilidad sería que Caixabank prevea que durante muchos años el Euribor estará en cotas negativas y quiera asegurarse una rentabilidad de sus hipotecas adecuada, a costa de sus clientes.

En todo caso, nos alegramos de que, por una vez, sean los bancos los que asuman el riesgo de la evolución del Euribor, aunque sea a cambio de cobrar intereses más altos.

La hipoteca de Caixabank a tipo variable

La hipoteca a tipo variable de CaixaBank alcanza hasta el 80% del valor de compra o tasación, tomando como referencia la entidad el más bajo de los dos. El plazo máximo es de 30 años siempre que el titular no supere los 75 años de edad a la fecha de finalización de la hipoteca. Estas condiciones son para la adquisición de vivienda habitual, parking o reforma. También es posible establecer hasta 2 años de periodos de carencia de amortización de capital durante los cuales sólo se pagarían intereses.

No menciona en la FIPRE si en el caso de ser 2ª vivienda siguen los mismos patrones de financiación o si al igual que su hipoteca a tipo variable, establece un máximo del 70% del valor de compra o tasación. De momento, nos quedamos con la duda.

Según indican en la ficha precontractual que hemos consultado, el tipo de interés a tipo variable que ofrece CaixaBank es de Euribor + 2,5% (sin bonificar) ó Euribor +1,5%, si nos acogemos al 1% máximo de bonificación que se permite.

Vinculaciones de la hipoteca de Caixabank

¿Qué hemos de hacer para conseguir ese 1% de bonificación? Pues siguiendo la línea de otras entidades bancarias, CaixaBank establece una serie de requisitos (4) para pasar de ese Euribor +2,5% al Euribor + 1,5%%:

  1. Contratar y mantener vigente y al corriente de pago un seguro de Vida con VidaCaixa, S.A., o un seguro de Salud con SegurCaixa, S.A: – 0,25%
  2. Contratar y mantener vigente y al corriente de pago un seguro de hogar del inmueble hipotecado en garantía de la operación con SegurCaixa, S.A., y comercializados por CaixaBank, S.A: – 0,25%
  3. Contratar y mantener vigente y al corriente de pago una alarma o un Servicio Protección Senior con Securitas Direct financiados por CaixaBank, S.A. y comercializados por CompraEstrella mediante préstamo de CaixaBank o mediante pago fraccionado realizado por el titular de una tarjeta de crédito de CaixaBank Payments que admita fraccionamiento: – 0,25%
  4. Cumplir los siguientes 3 requisitos de manera simultánea: – 0,25%
    1. Que al menos uno de los titulares de la operación tenga domiciliada durante los últimos 6 meses en CaixaBank su nómina o su pensión, siempre y cuando el importe de ésta sea superior a 600 euros al mes.
    2. Tener domiciliado en CaixaBank un mínimo de tres recibos que supongan tres cargos en cuenta.
    3. Contratar una tarjeta de crédito, débito o prepago comercializada por CaixaBank cuyas liquidaciones estén domiciliadas en una cuenta abierta en CaixaBank por el titular con las que se realicen al menos tres compras durante los últimos tres meses.

Como podemos observar, algunas de estas vinculaciones (requisitos) no nos cuestan dinero, como el hecho de domiciliar los recibos de los suministros de agua, luz, internet, etc. Otros requisitos, como el de contratar un seguro de hogar, o incluso una alarma o un servicio de asistencia a personas mayores deben ser analizados por cada persona en base a su perfil económico y a sus necesidades.

Obviamente, podemos no cumplir todas las bonificaciones y aspirar al descuento del 0,25% de las que sí nos interesan. Y muy importante: señalar que si dejamos de cumplir alguna de las bonificaciones a las que nos hemos acogido en el momento de la contratación de la hipoteca, el tipo de interés nos subirá al perder el porcentaje de bonificación, y con él, la cuota mensual de la hipoteca.

También perderíamos la bonificación si dejamos de pagar la cuota de la hipoteca 3 meses, así que ojo con esto si vamos muy apurados.

En definitiva, y viendo otras hipotecas a tipo variable que hay en el mercado, la de CaixaBank no es la hipoteca más competitiva, y para conseguir que sea un poco más competitiva nos tenemos que «atar» a una serie de vinculaciones y requisitos durante toda la vida de la hipoteca. Sin entrar en más valoraciones, y siguiendo la máxima de realizar una búsqueda lo más amplia posible, la hipoteca a tipo variable de CaixaBank, en caso de poder conseguirse, no puede considerarse de las favoritas en estos momentos.

(Visited 48 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *