Hipoteca para casa prefabricada

Las casas prefabricadas están de moda. Las hay de todo tipo, tamaño y precios, y en el resto de Europa o en Estados Unidos llevan años dentro del circuito de la vivienda con total normalidad y plena aceptación. Veamos cómo pedir una hipoteca para casa prefabricada y sus requisitos.

En España la moda ha llegado un poco más tarde, pero ha llegado con ganas. Es cierto que España es el país del ladrillo por excelencia, pero no es menos cierto que las nuevas tecnologías permiten construir casas prefabricadas realmente asombrosas y a unos precios bastante por debajo que su versión en ladrillo.

Además, el tiempo de instalación o ensamblaje es ínfimo si lo comparamos con una construcción al uso. Si a eso le añadimos que reconocidas marcas de prestigio como IKEA, Amazon o la española Liten, -nacida de la startup Onarc, avalada por Joan Roig, dueño de Mercadona-, ya se han adentrado en este mundo al comercializar sus propias casas prefabricadas, queda claro que el caldo de cultivo para que este tipo de vivienda encuentre su nicho de mercado en España está servido.

Cinco requisitos para conseguir una hipoteca para casa prefabricada

Veamos de una manera muy resumida qué mínimos debemos cumplir para que nos aprueben la hipoteca para una casa prefabricada:

El terreno en el que se instalará debe ser de nuestra propiedad y estar debidamente inscrito en el correspondiente Registro. No sirven los contratos de alquiler o usufructo.

2º La casa deberá contar con un anclaje fijo sobre el terreno. A partir de ahí, deberá cumplir los requisitos para obtener una cédula de habitabilidad (electricidad, acometida de agua, etc). Cuando estamos pensando en comprar una casa prefabricada debemos tener claro que si no cumple estos requisitos, no puede considerarse un bien inmueble, sino un bien mueble. En este caso deberíamos buscar un préstamo personal de una manera parecida que si lo hiciéramos para comprar una auto caravana. Mucho ojo con esta importantísima diferencia.

3º El terreno deberá ser edificable y deberemos contar con todos los permisos de obra y autorizaciones correspondientes del Ayuntamiento y del Colegio de Arquitectos. Sólo en este caso tendrá la consideración de vivienda y la podremos hipotecar como tal.

Disponer de ahorros: Los bancos no suelen ofrecer hipotecas por más allá del 80% del valor de tasación. Hay que añadir también otro 10% (aproximadamente) para hacer frente a los gastos inherentes a la compraventa.

5º Disponer de una situación laboral solvente: Los bancos son muy reticentes a dar hipotecas cuyo importe mensual supere el 35% de los ingresos que tengamos. Si ganamos 2.000 euros al mes, nuestra cuota de la hipoteca no puede superar los 700 €. Se entiende, ¿verdad? Estos límites están para evitar un sobre endeudamiento por parte del cliente.

La hipoteca autopromotor

Si cumplimos estos requisitos, sí que podemos acceder a hipotecas específicas para estos casos, las denominadas hipoteca autopromotor.

Las hipotecas autopromotor, tal y cómo su nombre indica, son las destinadas a aquellas personas que quieren construir o instalar una vivienda en un terreno de su propiedad. La principal diferencia con las hipotecas «normales» es que en este caso, el banco no entrega al cliente todo el dinero de golpe, sino que lo va aportando a medida que la obra o instalación avanza en base a unas fechas ya pactadas y a medida que se obtienen las respectivas certificaciones. Hay entidades bancarias, como el BBVA, que ofrecen una carencia de 36 meses para dar tiempo a que las obras avancen sin asfixiarnos económicamente.

En definitiva, sí se puede conseguir una hipoteca para casa prefabricada siempre que cumplamos una serie de requisitos ya comentados. Los bancos están relativamente acostumbrados a estas operaciones, y si cumplimos el perfil financiero y los requisitos urbanísticos, es posible conseguir a una hipoteca autopromotor en buenas condiciones.

Eso sí, que no nos dé pereza realizar una buena búsqueda y un estudio sospesado antes de firmar nada. Recordemos que no se trata de conseguir la hipoteca a cualquier precio (nunca mejor dicho), sino que debemos investigar y asesorarnos para intentar conseguir la que tenga las mejores condiciones en cuanto a tipos de interés, exigencias, etc. En definitiva, la que mejor se adapte a nuestras posibilidades. Si quieres información sobre las hipotecas para financiar la adquisición de una casa prefabricada y los servicios que te ofrece un intermediario de crédito inmobiliario, puedes rellenar este formulario, sin compromiso.

(Visited 16 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *