Hipoteca para funcionarios BBVA

Los funcionarios son un atractivo colectivo para las entidades bancarias debido a su estabilidad laboral. Lógicamente y después de la pasada crisis de 2008, los bancos ya no quieren asumir excesivos riesgos, así que intentan asegurar al máximo la solvencia de aquellos que solicitan una hipoteca. En este aspecto, los funcionarios gozan de la gran ventaja de poder asegurar una continuidad laboral de por vida. En este artículo analizaremos la hipoteca para funcionarios BBVA que el banco ofrece en estos momentos.

Aquellos tiempos en los que se financiaba el 100% de la operación (o incluso más) ya pasaron de largo, y ahora estamos viviendo unos momentos en los que el criterio mayoritario de los bancos es el de otorgar hipotecas por un máximo del 80% del valor de tasación o de compra (normalmente el menor de los dos si no coinciden) en el caso de trabajadores laborales indefinidos. Con esta información, queda claro que además de ser solventes debemos contar con ahorros para la adquisición de una vivienda. No olvidemos que además del 20 % que el banco no nos financiará, deberemos añadir otro 10 %, aproximadamente, en concepto de gastos de compraventa, incluido el famoso Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Es decir, debemos contar con unos ahorros de un 30 % aproximadamente del coste de la vivienda que queramos adquirir. Todo esto no quiere decir que sea imposible alcanzar una financiación del 90 ó el 100 %, pero normalmente deberá acreditarse una solvencia muy elevada o aportar avales y dobles garantías adicionales.

Los funcionarios, además de poder contratar las hipotecas a tipo fijo o variable más baratas del mercado, consiguen financiación hasta el 100% del precio de compraventa (con tipos del Euribor + 0,75% y fijos al 1,00% nominal a octubre de 2020). Si quieres descubrir la mejor hipoteca siendo funcionario, rellena nuestro formulario de contacto, sin compromiso:

Broker hipotecario para funcionarios

También existe la posibilidad, si no contamos con ahorros suficientes, de solicitar un préstamo personal para cubrir esa cantidad que nos falta, pero debemos hacer muy bien los cálculos, ya que en el caso de que nos aprobaran ambas operaciones, podríamos ir muy al límite durante la vigencia del préstamo personal más la hipoteca. Es importante recordar que el sobre endeudamiento es una de las peores situaciones ante las que nos podemos encontrar financieramente hablando. Debemos acostumbrarnos a controlar nuestras finanzas y conocer nuestras limitaciones. En el caso de un crédito hipotecario, los bancos exigen que el solicitante tenga unos ingresos mensuales tres veces superior a la cuota mensual de su hipoteca. O dicho de otro modo, no podemos pagar cada mes de hipoteca más del 30-35 % de nuestros ingresos. Veamos ahora las condiciones de la hipoteca para funcionarios BBVA a tipo fijo y a tipo variable.

Hipoteca para funcionarios BBVA de MUFACE

El BBVA ofrece unas condiciones especiales para los funcionarios mutualistas de MUFACE, tanto para hipotecas como para préstamos personales, ambos en condiciones ventajosas.

En cuanto a la hipoteca a para funcionarios BBVA para los funcionarios mutualistas, nos encontramos con las siguientes condiciones:

Hipoteca para funcionarios MUFACE a tipo variable

  • Desde Euríbor 12 meses + 0,99% (interés bonificado) y tomando como referencia el último Euríbor publicado en el BOE a la fecha de la grabación de la operación. En el caso de que el cliente no cumpla la condición de nómina domiciliada para que se aplique la bonificación, el tipo de interés sería el resultado de Euríbor +1,24% (TAE variable de 1,31%).
  • Plazo de hasta 30 años
  • Hasta el 80% del valor de compra o tasación (el menor de los dos).
  • Bonificación de 860 € una única vez a la formalización del crédito hipotecario.
  • Sólo para vivienda habitual

Requisitos para obtener un tipo bonificado del Euribor + 0,99%: Al menos, uno de los titulares tiene que ser mutualista. Titular de una cuenta a la vista en BBVA y contratación de un seguro de daños, sobre el inmueble hipotecado, que cubra los daños por incendio, explosión y por causas naturales, con cualquier aseguradora. La suma asegurada deberá coincidir con el valor de tasación excluyendo el valor del suelo. Deberá designarse como beneficiario al Banco por el importe del préstamo que esté pendiente de reembolsar, debiendo notificar al asegurador la existencia del préstamo hipotecario.

Hipoteca a tipo fijo MUFACE

  • Tipo Fijo 2,70% TIN / 3,18% TAE (bonificado); en caso contrario, 2,95% TIN / 3,40% TAE.
  • Hasta 30 años
  • Hasta el 80 % del valor de compra o tasación (el menor de los dos)
  • Bonificación de 860 € una única vez a la formalización del crédito hipotecario.
  • Sólo para vivienda habitual.

Mismos requisitos para la bonificación.

Seguro de hogar: ¿beneficiario BBVA?

En cuanto a la designación «como beneficiario al Banco» que exige BBVA para bonificar el tipo de interés, hemos acudido Carlos Lluch, experto en seguros de este portal y Director Técnico de LLUCH & JUELICH BROKERS. Nos llama la atención sobre el criterio de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) en relación a los seguros de daños sobre inmuebles vinculados a préstamos hipotecarios (leer aquí). Entre otros aspectos del seguro vinculado a un bien inmueble hipotecado, nos dice la DGSFP:

«Los seguros de daños sobre inmuebles y, en general, los seguros multirriesgos del hogar tienen un carácter plenamente indemnizatorio, es decir, solamente tiene derecho a percibir la indemnización el propietario del bien asegurado, como titular del interés, debido a que si la entidad aseguradora pagase la indemnización a cualquier otra persona se produciría un enriquecimiento injusto puesto que dicha persona no ha sufrido menoscabo o quebranto económico. En un seguro de daños no se puede decir estrictamente que exista la figura del beneficiario como elemento personal totalmente independiente del asegurado; no obstante, se puede admitir que en un seguro de daños aparezca la figura del beneficiario, siempre y cuando coincida con el asegurado, en el sentido de que es la persona a la que se abonaría la indemnización en caso de siniestro.»

Y añade:

«Por tanto, de estas previsiones legales se deduce que el acreedor hipotecario no tiene la condición de un “beneficiario” con derecho propio a cobrar la indemnización correspondiente al siniestro del bien inmueble. Lo que le reconoce la Ley es el derecho a que la garantía real que pesa sobre el inmueble se extienda a la indemnización, pero dicha indemnización únicamente debe ser entregada al titular del bien asegurado, es decir, a su propietario.»

Concluyendo:

«No obstante lo anterior, en la práctica hay contratos de seguro de daños en los que se estipula que el acreedor hipotecario es beneficiario del seguro o que el propietario del bien cede sus derechos sobre la indemnización a la entidad de crédito, o cualquier otra cláusula que implique la concesión de derechos al acreedor hipotecario superiores a los que les atribuye la Ley de Contrato de Seguro. El Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones considera que este tipo de cláusulas son contrarias a los artículos 40 y 42 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de contrato de seguro; en consecuencia las citadas cláusulas se consideran nulas y se tendrán por no puestas

Préstamos en condiciones especiales

Actualmente, y con vigencia hasta el 31/12/2020, el BBVA ofrece las siguientes condiciones en préstamos personales para funcionarios mutualistas de MUFACE:

  • Con nómina de 600 € o superior domiciliada en el BBVA: 4,25% TIN / 4,48% TAE.
  • Sin nómina domiciliada: 5,25% TIN / 5,53% TAE.
  • Importe: desde 3.000 € hasta 75.000 €.
  • Plazo de devolución: desde 12 meses hasta 96 meses.
  • Gasto mensual correo 0,65 €.
  • Comisión de mantenimiento de cuenta corriente en caso de no estar exenta de la comisión: 120 € anuales.

Por otra parte, los funcionarios de MUFACE también pueden beneficiarse de un anticipo de hasta 3 nóminas, con un tope de 3.000 € a un interés TAE del 4,19% . El plazo de devolución es de hasta 1 año y la comisión de apertura es de un 1,5 %, con un mínimo de 30 €.

Esta opción puede ser realmente interesante para salir de un pequeño apuro sin embarcarnos en un préstamo a largo plazo.

En definitiva, el hecho de ser funcionario no nos garantiza siempre que nos vayan a conceder cualquier hipoteca, ya que depende también de otros factores: si tenemos otros préstamos en vigor, o nuestro historial financiero, por poner algunos ejemplos. Eso sí, es innegable que se trata de un colectivo muy goloso para las entidades financieras, que se esfuerzan en captar clientes con una solvencia asegurada, y mucho más en estos convulsos tiempos azotados por la pandemia del Covid, en el que hasta los puestos de trabajo más consolidados ven peligrar su continuidad. De momento, y con los tipos de interés en mínimos históricos, es un excelente momento para que un funcionario (o incluso un interino) busque una hipoteca con las mejores condiciones posibles. La hipoteca para funcionarios de BBVA no es, de momento, la mejor opción para los funcionarios de carrera en España.

(Visited 97 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *