Hipotecas al 100% ¿una quimera?

Uno de los principales escollos que se encuentran aquellos que están buscando una vivienda para comprar y, por ende una hipoteca, es el hecho de que en los últimos años se ha impuesto la política en prácticamente todos los bancos de nos dar más allá del 80% del valor de compra o de tasación (el menor de los dos) y es muy difícil encontrar hipotecas al 100% (de compraventa o de tasación). Normalmente el potencial comprador debe aportar el 20% restante más otro 10%, aproximadamente, para hacer frente a los gastos de compraventa. Vamos, que nos ponemos en un 30% de ahorros a aportar, que si estamos hablando de una vivienda promedio de 175.000 son 52.500 euros, una gran cantidad que no todo el mundo tiene ahorrada, ¿verdad?

Parece como si estuviéramos viviendo el otro extremo de aquella moneda de la crisis de 2008, donde los bancos daban hipotecas por el 120% tan alegremente y con los resultados que todos conocemos. Ni tanto ni tan poco, un 100% sería lo razonable, pero, ¿es posible a día de hoy? Te lo explicamos en este artículo y te adelantamos que el 100% de compraventa sí está al alcance de funcionarios y otros perfils solventes. Rellena el siguiente formulario si quieres contactar con intermediarios de crédito inmobiliario expertos en este tipo de hipotecas al 100%:

Hipotecas al 100%: sí, pero no para todos

A fecha de hoy, los bancos están ofreciendo hipotecas al 100% de compraventa (de momento no hay bancos que financien los gastos, salvo aportando dobles garantías) siempre que se cumpla al menos uno de los siguientes supuestos:

  1. Que la tasación no supere el 80% y el solicitante o los solicitantes tengan un contrato indefinido (dependiendo del perfil del indefinido, es posible que no financien más allá del 90% de compraventa). Es decir, aquí es muy importante que la tasación sea alta o el precio de compra, bajo. O ambas cosas. La edad de los titulares no puede ser superior a los 75 años a la finalización de la hipoteca. En caso de que haya un único titular con un hijo a su cargo, se supondrá, a efectos de scoring bancario, que éste tiene un coste de 250 euros al mes. Contando todo esto, el importe mensual de la cuota hipotecaria no podrá superar, como mucho, el 40% de los ingresos mensuales.
  2. Aportando una segunda garantía, como una vivienda libre de cargas.
  3. Aportando un avalista con un perfil financiero sólido, aunque esta es una opción que hay que estudiar con mucho cuidado antes de meter en un lío a algún familiar. Conviene en estos casos consultar a un profesional como pueda ser un abogado experto en derecho bancario.

Eso sí, aún en en el caso de conseguir una hipoteca al 100%, no nos debemos olvidar de ese 10% aproximado que todavía necesitaremos para hacer frente a los gastos de compraventa de la vivienda.

¿Y qué hay de las hipotecas 100% más gastos?

Si lo que buscamos es una hipoteca que nos cubra el 100% del precio de compraventa, además de ese 10% aproximado para los gastos, aquí ya se complica bastante más la cosa, aunque sí se están concediendo hipotecas de este tipo en la actualidad. Eso sí, lo más normal es que sea a funcionarios de carrera, ya que es un perfil muy solvente de cara al banco, que lo que quiere, obviamente, es asegurarse el cobro de las mensualidades pactadas. Más allá de los funcionarios, lo más normal es que sea imprescindible aportar una doble garantía (vivienda libre de cargas), además de tener, por supuesto, un buen perfil laboral con años de antigüedad y a poder ser, en un sector que no sea de los más afectados por la crisis, como el turismo o la hostelería.

En otras palabras, sí que parece que la banca española está relajando un poco sus exigencias para acceder a una hipoteca, pero también es cierto que, lógicamente, buscan las máximas garantías de cobro. Al final, lo que cuenta es nuestro perfil financiero, pero sobre todo, nuestro presente laboral, ya que nos encontramos en una anómala situación en la que la persona que el año pasado era perfectamente solvente hoy se encuentra, por desgracia, sin trabajo y además, con un futuro incierto.

La buena noticia es que con el Euríbor en negativo, podemos acceder a unas hipotecas con unas condiciones inimaginables y nunca vistas hasta la fecha. Con un poco de suerte y mucha ciencia, el proceso de vacunación avanzará con éxito y si se logra la ansiada inmunidad de rebaño y se abren las fronteras en la eurozona, se podría ir restableciendo el turismo y las otras actividades que a día de hoy permanecen cerradas. Con ello, la creación de puestos de trabajo y tal vez, un poco más de manga ancha por parte de la banca.

(Visited 35 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *