Abanca es una entidad bancaria surgida en 2014 como nuevo nombre para Novagalicia Banco y que ha ido creciendo de manera progresiva. De hecho, el 28 de enero de 2021 se firmó la adquisición de Bankoa por parte de Abanca, sumando ahora más de 92.000 millones de euros de volumen de negocio.

En cuanto a las hipotecas de Abanca, esta entidad ofrece (al menos en su web) dos productos: una hipoteca fija y otra a tipo variable, ambas denominadas Mari Carmen, curioso nombre comercial para un producto financiero. Lo primero, señalar que el plazo de estas hipotecas se puede elegir entre 15, 20, 25 o 30 años, siempre que el solicitante no tenga más de 75 años al finalizar la misma. En cuanto al porcentaje, el máximo en caso de vivienda actual es del 80% del valor de compra o de tasación, tomando la entidad el menor de los dos importes. En el caso de tratarse de 2º residencia, el importe máximo de financiación es del 60%.

En su página web, Abanca indica que disponen de otras hipotecas, pero nos invita a concertar una cita presencial para estudiar nuestro caso. Desconocemos qué tipos de condiciones pueden llegar a ofrecer para esas «otras hipotecas».

Hipotecas de Abanca fijas Mari Carmen

En cuanto al tipo de interés de su hipoteca a tipo fijo Mari Carmen, tomaremos como referencia una hipoteca de 150.000 euros a 25 años, siendo el TIN que ofrece Abanca de un 2,85% (3,41% TAE), pudiendo llegar a aminorarse hasta un máximo de un 1% (1,85% TIN, 3,54% TAE) en el caso de cumplir con una serie de requisitos (vinculaciones).

La cuota mensual a pagar en este ejemplo concreto sin bonificar sería de 699,67 € y si nos acogemos al tope del 1% de bonificación sobre el tipo de interés, dicha cuota mensual descendería hasta los 624,88 €. El tipo de interés varía según el plazo solicitado, siendo menos cuanto menor también sea el plazo de la hipoteca.

Los requisitos y sus porcentajes de bonificación (máxima del 1%) son los siguientes:

  1. Ingresos mensuales de 600 € a 2.500 €: -0,20%
  2. Ingresos mensuales de más de 2.500 € ó domiciliando los seguros sociales y manteniendo un saldo medio de 2000 €: -0,40%
  3. Contratando un seguro de vida por el 100% del saldo pendiente de la hipoteca: -0,25%
  4. Contratando un seguro de hogar vinculado a la hipoteca y que tenga una cobertura igual o superior al valor de tasación: -0,20%
  5. Realizando 24 compras al año con la tarjeta de crédito Abanca o gastando con ella al menos 2.500 € al año: -0,15%

 

Hipotecas de Abanca

Visto esto, queda claro que Abanca sigue la estela de casi todas las entidades bancarias, esto es, hacer que una hipoteca sea competitiva en su tipo de interés a cambio de atarnos a una serie de requisitos. Esta hipoteca fija Mari Carmen en concreto no pide unas vinculaciones excesivas, pero tampoco ofrece un tipo de interés de los más baratos si la comparamos con los de otras entidades bancarias. No olvidemos que dado lo bajo de los tipos de interés en la actualidad, los bancos intentan obtener rentabilidad con estos productos vinculados que deberemos analizar con mucho ojo ya que si dejamos de cumplirlos durante la vida de la hipoteca, el tipo de interés nos subirá en la siguiente revisión que nos toque y con él, la cuota mensual de la hipoteca. Toca tirar de calculadora o acudir a un experto hipotecario independiente para que nos asesore.

Hipoteca a tipo variable Mari Carmen

Ya sabemos que el Euribor está por los suelos, en negativo y habiendo pasado la barrera psicológica del -0,5%, lo que se traduce en las hipotecas a tipo variable más baratas de la historia moderna. Con esta tesitura y a pesar de que los adeptos a la seguridad de una hipoteca a tipo fijo están subiendo sin cesar, también es cierto que aquel que necesita ajustar mucho la cuota mensual puede mirar con buenos ojos una buena hipoteca a tipo variable.

No se espera, por el momento, que el Euríbor suba, no al menos a corto ni a medio plazo. Veamos entonces qué condiciones nos ofrece Abanca en su hipoteca a tipo variable llamada Mari Carmen:

Sin contratar bonificaciones y a un plazo de 25 años el tipo de interés sería de Euribor + 1,99% (TAE variable 2,55%), pudiendo alcanzar el Euribor + 0,99% (TAE variable 2,74%) si al igual que pasa con la hipoteca a tipo fijo Mari Carmen, contratamos una serie de productos y cumplimos una serie de requisitos que no repetiremos pues son los mismos, con las mismas condiciones y bonificando en los mismos porcentajes que en el caso anterior.

Condiciones hipotecas a tipo variable de Abanca

Teniendo en cuenta que el Euríbor cerró el pasado mes de junio en -0,484%, queda claro que la hipoteca variable de Abanca es más barata que la de tipo fijo, pero ojo, que en cuanto el Euríbor comience a subir, también lo harán con él las cuotas de aquellas hipotecas firmadas a tipo variable. La tranquilidad también tiene un precio y hoy en día, es perfectamente asumible, así que conviene hacer muchos y buenos números antes de decantarnos por una u otra.

Si tomamos el mismo ejemplo que en la hipoteca fija, es decir, un importe de 150.000 € a un plazo de 25 años, la cuota mensual sin bonificar sería de 635,05€, y en el caso de rebajar un 1% el tipo de interés a base de cumplir vinculaciones, la cuota descendería a 564,63€. Para realizar este ejemplo, Abanca ha tomado el valor del Euríbor a fecha de junio, es decir, -0,484%. No olvidemos que este valor irá cambiando, así que el ejemplo anteriormente expuesto es a a título orientativo y con el Euríbor inamovible, cosa que no sucederá en la realidad.

En conclusión, las hipotecas de Abanca con relativamente competitivas si nos atamos a las vinculaciones, pero podemos conseguir mejores condiciones en otras entidades, especialmente si somos funcionarios y nos ponemos en manos de un bróker hipotecario independiente.

(Visited 12 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *