Hipotecas ING

Las políticas hipotecarias de los bancos están sufriendo cambios de manera constante. El banco que hace unos meses no era competitivo de repente empieza a abrir el grifo de buenas hipotecas. Y también al contrario, bancos que estaban siendo punteros en sus condiciones hipotecarias, han dado un giro a las mismas, normalmente con el fin de auto regular sus activos. Veamos cómo están evolucionando las hipotecas ING.

ING, una de las entidades que ofrecía algunas de las mejores hipotecas para sus clientes, a día de hoy está ofreciendo, para perfiles muy estables, Euribor + 0,99% (contratando productos) y Euribor + 1,79% (sin productos vinculados). Si en su momento ING ofrecía hipotecas al 100% más gastos (al 80% de tasación), hoy apenas financia el 100% de compra a sus clientes (algo que no está tampoco mal).

En cuanto a su hipoteca a tipo fijo, a día de hoy podemos optar por un interés del 1,60% al 2,40% nominal dependiendo de si contratamos vinculaciones o no.

La hipoteca mixta de ING no tiene sentido, ya que los primeros años no vale la pena un tipo fijo para después asumir un variable, si tenemos en cuenta los escenarios previstos de tipos de interés.

Hipoteca para funcionarios ING

Si somos funcionarios ya sabemos de sobra que somos un tipo de clientela muy atractiva para las entidades bancarias. Además, con la destrucción de empleo provocada por la pandemia, sólo aquellos perfiles laborales muy estables son capaces de conseguir una hipoteca, no hablemos ya de una buena hipoteca.

Precisamente es a este tipo de colectivo como los funcionarios a los que ING está ofreciendo estas hipotecas con condiciones realmente buenas. Si no somos funcionarios, nos puede salvar el hecho de llevar bastantes años con contrato indefinido en alguna empresa de alguno de los sectores menos tocados por la pandemia: sanidad, atención social, supermercados, logística y transporte, etc. Por el contrario, aquellos trabajadores que dependan del turismo o la restauración, por ejemplo, son los que van a tener más difícil el acceso a un crédito hipotecario, dada la gran destrucción de empleo que están viviendo los sectores más dependientes del turismo y del sector servicios.

Ante la duda, un bróker hipotecario independiente

Sea como fuere, si hemos llegado hasta aquí lo más lógico es que seamos funcionarios y estemos buscando la hipoteca más barata según nuestro perfil financiero.

Con los tipos de interés en negativo y las hipotecas más económicas que nunca, la búsqueda de la mejor no es tarea fácil. Además, la competencia entre entidades es alta, con lo que nos encontramos con que un mismo banco ofrece varias hipotecas a tipo fijo y otras tantas a tipo variable, cada una con sus particularidades y sus vinculaciones (mucho ojo con esto).

Si tiramos de comparadores online, nos podremos hacer una cierta idea de cómo está el mercado hipotecario en general, pero la condiciones que salen reflejadas en las búsquedas son muy genéricas y no vinculantes. Si queremos una oferta vinculante debemos remitir una serie de documentación y esperar respuesta. Por ello, no debemos tomarnos los resultados genéricos como algo firme, que luego vienen las sorpresas.

Si queremos maximizar las posibilidades de acabar firmando la mejor hipoteca posible según nuestro scoring bancario sin volvernos locos en el intento, la opción más inteligente es la de acudir a un bróker hipotecario independiente. Estos profesionales regulados se dedican a buscar a mejor hipoteca para cada cliente en concreto, con un trato totalmente personalizado. Además, los brókeres seleccionados por Futur Finances sólo cobran honorarios si el cliente decide, libremente y sin compromiso, firmar la hipoteca que le haya conseguido su bróker:

Ya que vamos a arrastrar las consecuencias de lo que firmemos entre 20 y 30 años, debemos estar seguros de firmar la mejor hipoteca a nuestro alcance en este momento. Hay mucha diferencia entre unas y otras, tanto en el tipo de interés, como en el número e importe de sus vinculaciones. Con la ayuda de un bróker hipotecario experto podemos acceder a la mejor hipoteca posible y además, con la ventaja de que recibiremos asesoramiento independiente sobre las condiciones de dicha hipoteca y cómo nos afecta.

En definitiva, no caigamos en el error de firmar la primera hipoteca que nos planten por delante sin antes consultar con un experto independiente, es decir, alguien que no trabaje para el banco que nos quiere vender dicha hipoteca.

(Visited 42 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *