El mundo del posicionamiento en Google está revuelto y no es para menos: investigadores del gigante norteamericano han dado a conocer sus planes para que el buscador de Google comience a trabajar usando la inteligencia artificial (IA) en lugar del actual sistema de indexado.

De momento, Google funciona con varios algoritmos, aunque el principal y más importante de ellos es el llamado algoritmo PageRank, que Larry Page y Sergey Brin desarrollaron mientras estudiaban en la Universidad de Stanford y que fue desarrollado y registrada por Google el 9 de enero de 1999. ¿Qué nos depara la IA de Google?

El sistema de búsqueda de Google actual ordena los resultados según la relevancia que el algoritmo le ha dado a cada página web. Básicamente, podríamos decir que lo que hace el buscador de Google es categorizar las páginas por el número de visitas y la calidad de los enlaces.

Un nuevo modelo de búsqueda: IA de Google

Con este nuevo plan para desarrollar un buscador basado en IA, se presenta un cambio de paradigma en los resultados que obtendremos. Ya no se tratará de que el buscador de Google categorice las páginas con más precisión debido a la inteligencia artificial, no. Lo que se pretende, que no es baladí, es que el propio «buscador» sea el que escriba la respuesta, una vez que haya recabado los datos y la información de las páginas mejores y más fiables que hayan en internet.

El lenguaje de algoritmo empleado ya existe y se conoce como GPT-3 (Generative Pre-trained Transformer) y se trata de una tecnología que emplea el lenguaje auto regresivo, dotado de aprendizaje profundo, que incluye algoritmo de aprendizaje automático para poder crear textos simulando la redacción humana con una precisión asombrosa.

Esta última generación de sistema de búsqueda empleando IA no sólo revoluciona las capacidades de la misma sino que introduce, por primera vez de una manera tangible y 100% real, la posibilidad de que sea el buscador el que decida ya no sólo qué páginas merecen estar en los primeros puestos, sino que recopilando la información de estas páginas, nos ofrezca un texto redactado ad hoc por el sistema para nuestra búsqueda.

Muy cerca, pero lejos

Aunque el GPT-3 es un sistema testado y realmente avanzado, todavía quedan bastantes lagunas por resolver antes de que se pueda implementar de una manera absoluta. De momento, el sistema no está tan perfeccionado como para que pueda leer todos los textos, evaluarlos y enlazarlos o ponerlo en contexto con otros. De hecho, de momento el GP-3 no es capaz de distinguir si la fuente original de un texto es fiable o no por criterios humanos, entre otras muchas limitaciones.

Los algoritmos necesarios para ello todavía no existen, aunque lo más lógico es pensar que en un plazo no muy largo se irán resolviendo este tipo de escollo. Eso sí, todo parece indicar que la implantación total de la IA de Google no es algo que vaya a pasar este año ni el que viene, y tampoco es probable que se incorpore de golpe sino que al menos al principio y a modo de prueba, sea una opción más de búsqueda.

Lo que está bastante claro es que Google no sólo se ha quedado con prácticamente todo el pastel de la búsqueda por Internet sino que ahora promete revolucionarla con su buscador basado en la inteligencia artificial,, esta herramienta que todavía no tenemos muy claro hasta dónde es capaz de llegar y hasta dónde podrá sustituir al humano.

Por otro lado y a título ético, esta tecnología cuenta con bastantes detractores, que no saben muy bien cómo podrá Google desarrollador su nuevo navegador con inteligencia artificial sin que se desatiendan aspectos como la ética y la responsabilidad social, Por no hablar de los creadores de contenidos y editores, auténticos pilares de a lo que ha llegado Internet y que podrían ver comprometidas sus funciones.

¿Google decide mi hipoteca?

Un aspecto tan importante como otros es el del famoso auge de la contratación de hipotecas de manera online. La digitalización y automatización de los procesos ha hecho posible que de cada vez sean más personas las que se asesoran y/o buscan y tramitan su hipoteca de manera online.

Las páginas webs y blogs especializados en temas hipotecarios suelen ser una gran herramienta que muchos de los usuarios de internet emplean si deciden buscar una hipoteca. De hecho, poca o muy poca gente de menos de 40 años inicia su búsqueda de una hipoteca de manera presencial. Las generaciones más nuevas están más que acostumbrados a realizar búsquedas y contrataciones de manera online y las hipoteca no están siendo una excepción en absoluto, pudiendo solicitar y firmar hoy en día una hipoteca con la única obligación de estar físicamente ante notario en el momento de la firma.

¿Decidirá en unos pocos años el sistema de IA de Google cuál es la hipoteca que más nos conviene si se lo preguntamos?

Pues en unos pocos, imposible, y a medio plazo tampoco parece algo tangible, y no sólo porque la implantación de la IA vaya a ser gradual, sino porque ciertos temas que requieren de las valoraciones subjetivas y objetivas de un verdadero experto hipotecario, se escapan, de mucho, de las capacidades que ahora se vislumbran de esta nueva tecnología.

(Visited 25 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *