La ansiedad no es una enfermedad que deba trivializarse. Es un sufrimiento mental que tiene bases químicas, físicas y ambientales. No es un síntoma de debilidad o tibieza de carácter, como muchos creen, es un desequilibrio físico y mental que debe tratarse, o se corre en riesgo de que desemboque en enfermedades más graves, como podría ser la depresión mayor.

Os invito a visitar el post en Actibva si os interesa el tema o alguna persona afín sufre de esta dolencia, ya que lo más importante en este tipo de enfermedades es que tanto el paciente como los que lo cuidan conozcan de que se trata, ya que lo peor es el miedo, innecesario si se trata adecuadamente al enfermo y su enfermedad:

La ansiedad y la crisis económica: qué es la ansiedad y qué hacer ante ella

El poder no es bueno ni malo; es su ejercicio lo que hace que sea moral o inmoral. El poder es simplemente la capacidad de hacer que los demás actúen en una dirección u otra.

La influencia que tenemos en un colectivo determinado. El poder siempre se ha rodeado de símbolos que pretenden influenciar de forma disimulada en los demás, trasmitiendo mensajes cuasi subconscientes a las masas.

La símbología del poder

Imagen | Charly NZ (Heavenly Sword), Flickr

(Visited 11 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *