Esta mañana he opinado sobre el fenómeno migratorio de españoles hacia otros países para trabajar.

Con tasas de desempleo de más del 40% entre los jóvenes, emigrar para trabajar es una necesidad. A diferencia de otras olas migratorias, estamos enviando cerebros más que manos.

Para nuestra economía no tiene porque verse como es un fenómeno negativo, mucho peor es tener una bolsa de desempleados indignados que gente produciendo en el mundo.

El desafío es ser capaces de dar trabajo a los expatriados para que deseen volver a España.

Os dejo una entrevista sobre el tema en Ona Mallorca (en catalán):

Emigració d’españols al món per treballar by pau-monserrat

(Visited 5 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *