Hace apenas unos años defender que la educación que adquiere una persona en su juventud y la formación continua durante toda la vida laboral es el pilar para conseguir una vida prospera ponía al orador en una posición más de iluminado que de persona realista. Lo inteligente era ganar dinero rápido, no estudiar. ¿Para qué estudiar tantos años si gano más de camarero o en la obra? o peor aún, se promocionaba el enriquecimiento rápido a cualquier precio.

La formación es la base de una economía con futuro. Simple. Formación en escuelas, en institutos, en universidades, en centros de formación profesional, en la empresa, la autodidacta y cualquier otra que pueda uno imaginar. Esperemos que está crisis deje bien claro que sin el esfuerzo de aprender no hay empleo que cien años dure.

La formación o la capacidad de diferir la gratificación

Por otra parte hemos comentado en Actibva que la reforma de las pensiones en España es inminente, no por capricho del gobierno, más bien por la necesidad imperativa de cambiar el sistema y adaptarlo a la realidad de una población cada vez más envejecida y con una esperanza de vida más alta.

Nuestro sistema de pensiones es obligatorio, contributivo y de reparto, lo que en palabras menos técnicas significa que nos queramos jubilar o no debemos aportar parte de nuestro sueldo para este fin y que lo que nos retienen en este concepto de la nómina se utiliza para pagar las pensiones de los jubilados actuales.

Si cada vez hay más pensionistas con una mayor esperanza de vida y menos jóvenes que se incorporan al mercado laboral, los costes del sistema aumentan y los ingresos se resienten. No hace falta ser economista para prever problemas en el sistema si no se hace nada.

¿Estamos pensando en nuestra jubilación?

(Visited 7 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *