Me vais a permitir unas palabras que nada tienen que ver con la teoría económica, pero me encantaría llegaran a todas las mentes y almas que caigan por aquí.
No me hace falta ser Doctor en biología o cualquiera de las demás ciencias que estudian los animales, su naturaleza y su comportamiento (y su alma, que algún día la podremos detectar) para afirmar rotundamente que los animales tienen sentimientos, mucho más desarrollados a medida que subimos en la escala evolutiva (lo cual no significa más o menos importantes, que el afecto de mis tortugas y lo que me hacen sentir para mi tiene gran valor).
Tengo o he tenido perros, gatos, tortugas, conejos, cobayas, gallinas, cerdos, he tratado algunos caballos y mulas, además de comunicarme con los Guanacos en la Patagonia. Y los animales sienten, sentimientos humanos y otros diferentes que apenas somos capaces ni de percibir.

Es suficiente con observar el comportamiento de alguna de tus mascotas para llegar a la conclusión que aún muchos ignorantes discuten:

Matamos animales para comer, como ellos mismos muchas veces hacen. Pero los hombres que maltratan o matan a los animales sin necesidad son malas personas, candidatos a visitar su propio Infierno en vida o más allá.
En mi devenir he encontrado gente que, pese a tener animales en su hogar, perros concretamente, afirman sin rubor que los animales no quieren, solo lo imitan para poder comer y demás. Tontos de capirote algunos, malas personas, otros.
Ten por seguro que tu mascota siente y no desperdicies el Don que te está dando; pocas veces en tu vida recibirás un amor tan desinteresado.
Si eres de los que no sienten nada al recibir el afecto de un animal, preocúpate; investiga, ves al psicólogo, al psiquiatra, desconecta, busca en tu interior. Haz lo que sea necesario para percibir los sentimientos de los animales o, probablemente, jamás sientas en su plenitud el de las personas que te rodean o tus propios sentimientos.
Noali acurrucada en mi regazo no opina sobre el post, pero lo siente.
(Visited 6 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *