Esta mañana me he pasado por mi banco (digo mi banco por que trabajé en él, bueno, en un banco que compró); un buen amigo y gestor comercial de la oficina que he visitado me ha preguntado por como llevamos la crisis (pregunta que ya parece ser más típica que hablar del tiempo).

La respuesta es la misma que la que gran mayoría de empresas de España darían.

Me comenta a continuación que está asustado, que en su trayectoria profesional en el banco ha vivido varias crisis, pero que esta es la peor con diferencia; le digo que no es para menos. El tejido empresarial se está derrumbado como un castillo de naipes.

El empleado de banca en cuestión ataca a continuación a la postura tomada por la Banca y el Gobierno:

– La crisis no es culpa solo de nosotros dice,

– Pero si somos parte del problema; al igual que el Gobierno falseando la crudeza de la crisis; los clientes sobreendeudados también tiene parte de responsabilidad, claro, pero hemos sido nosotros (los bancos) los que para ganar más dinero en poco tiempo hemos dado demasiado dinero a demasiada gente.

La conversación ha continuado un poco más, pero en términos generales queda clara su postura (y la mía).

Nadie tiene la varita mágica para salir lo antes posibles (y antes posible quiere decir antes del 2010 o 2011) de esta gran depresión. Pero la Banca tiene tanta responsabilidad como el Gobierno para arrimar el hombro.

¿Señores banqueros, creen realmente que dejando morir de falta de liquidez a las empresas, por el miedo atávico a que puedan no devolverles el dinero, van a sobrevivir a la crisis?

Si no nos ayudan, a empresas y a trabajadores, si no nos dan facilidades de pago y líneas de financiación extraordinarias, decididas y rápidas, van a conseguir lo contrario que pretenden: Van a cerrar.

Por que desde luego la ciudadanía no va a soportar mucho tiempo esta falta de crédito y de flexibilidad para poder pagar sus hipotecas, y cuándo pidan dinero al Gobierno (a todos nosotros) para sobrevivir, que lo harán, les aseguro que las voces en contra van a sonar como el estruendo de los truenos de la tormenta.

Es hora de arrimar el hombro; todos. La Banca debe ser la primera que quiera acordar planes de emergencia con el Gobierno. Apoyar a sus clientes (hay que refinanciar los impagos de la gente digna que ha perdido temporalmente su capacidad de obtener ingresos).

Empieza ya a ser un clamor popular: Banca, Gobierno, empresarios y trabajadores debemos actuar coordinadamente para sortear la crisis.

La Banca no ha de querer morir matando, sino todo lo contrario.

Leo en La Gaceta de hoy que Javier Gómez Navarro, presidente de las Cámaras de Comercio, critica que la Banca haya reducido indiscriminadamente la concesión del crédito sin entrar a valorar el riego. Contundente, no?

El 80% de las Pymes que han acudido en los últimos 3 meses a solicitar financiación han tenido problemas. A un 17% no se les ha concedido el crédito y al 83% restante se les ha endurecido considerablemente las condiciones.

Este 17% son 200.000 empresas; y seguramente solicitaban financiación para obtener la liquidez que les permita sobrevivir. Unas 200.000 empresa más que podrían cerrar en breve. Alarmante.

Otros datos que da son:

Para el 59% de las pymes el volumen de financiación se ha reducido.

El 76% dice que han aumentado los gastos y comisiones (cuando debería ser lo contrario, si la banca apoyase a los empresarios).

El 71% que han aumentado las exigencias de avales y garantías y el 25% que se le han exigido garantías de tipo personal (así si cierra la empresa, aparte de quedarse con el sustento necesario, el empresario deberá todo el dinero al banco que le ha ayudado a cavarse su propia tumba).

Noticia en el País
Tiempos duros a los que TODOS debemos hacer frente.

(Visited 3 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *