Este pasado viernes he participado nuevamente en la tertulia de economía del programa “El Faristol”, en la que hemos debatido sobre la injusticia social que representa el proceso de ejecución hipotecaria en España.
Una familia que ha cumplido escrupulosamente sus obligaciones con el banco, pagando la hipoteca de su única vivienda habitual, que en un momento dado se encuentra sin trabajo o ingresos suficientes para hacer frente a la deuda, se enfrenta a un desahucio cuyo proceso es extremadamente beneficioso para los intereses de la entidad financiera, que se queda el bien inmueble por un 60% de su valor y, encima, puede seguir reclamando el resto de la supuesta deuda a la familia sin hogar.
La solución pasa por obligar a los bancos a contabilizar la vivienda al 100% de su valor de tasación, reducir en este importe la deuda de la familia y, además, ofrecerle las mismas facilidades que da el Código de Buenas prácticas a los pocos clientes que ahora pueden acogerse a él:

  1. Intereses bonificados, a un Euribor + 0,25, por ejemplo, durante unos cuantos años.
  2. Carencia de capital, periodo durante el cual no se amortiza deuda (la cuota se reduce a la mitad, en muchos casos).
  3. Una quita o espera de la deuda hipotecaria, si ello ayuda a reconducir la situación.
  4. En último extremo, que la propiedad de la vivienda habitual pase al banco pero la familia tenga derecho a un alquiler social y a una opción de recompra a un precio determinado durante un tiempo determinado.

En definitiva, los cambios no tienen porque pasar por la dación en pago generalizada (que también podría estudiarse en el caso de la vivienda habitual), sino en aumentar del 60 al 100% el valor de adjudicación del bine inmueble y en instrumentar medidas similares a la del Código de Buenas prácticas, obligatorias para el banco y a las que se pueda acoger cualquier deudor hipotecario de buena fe en el caso de su único hogar.
Os dejo la tertulia, parte en catalán y parte en castellano, que espero sea de vuestro interés:
(Visited 3 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *