Este año 2013 ha empezado muy bien en el plano laboral, con un proyecto muy ilusionante y de futuro, como es iAhorro y su nuevo portal, un libro que si todo va bien verá la luz pronto e incluso unas charlas para alcaldes organizada por la Diputació de Barcelona. De salud, de momento, tampoco ha ido mal el inicio de año. La tercera para de los deseos que solemos formular si que ha empezado mal, me temo. Siempre digo que si algo te va muy bien, preocúpate de lo que te va a ir muy mal. En todo caso esto es un blog sobre hipotecas y economía para todos, no un consultorio sentimental.
La situación de los jóvenes españoles en materia de emancipación de sus padres se está volviendo muy preocupante, tanto por el cerrajón de la financiación hipotecaria, como las ineficiencias del mercado del alquiler, a lo que sumar un paro juvenil en cotas impensables para un país moderno.
Tenemos unas nuevas generaciones con un potencial enorme, en un país que no les ofrece empleo de calidad en absoluto. Es obligación de todos conseguir que España fabrique productos y servicios de valor añadido y que requieran puestos de trabajo cualificados, ya que competir en base a salarios bajos y poco cualificados me parece un suicidio económico en toda regla. En todo caso, me temo que no debemos esperar a las políticas económicas de nuestros Gobiernos, que no veo que vayan en la buena dirección; tendrán que ser los agentes económicos, los serios y responsables, los que cambien un modelo productivo caduco.
En cuanto a la juventud y el mercado inmobiliario, me han preguntado mi opinión como director editorial de iAhorro en el portal inmobiliario de Vocento pisos.com, en un artículo titulado “Acudir al banco de ‘papá y mamá’ para comprar una casa“, que recomiendo leer. Estas son las opiniones que han publicado:
“Los jóvenes españoles ahora mismo lo tienen muy complicado para comprar vivienda y yo me atrevería a decir que si quieren comprar una casa ellos solos, la única opción que tienen es acudir a los pisos de los bancos”, señala Pau A. Monserrat, economista y director editorial de iAhorro. “Es el único segmento que da facilidades para la compra a los colectivos jóvenes sin una vida laboral larga”, añade.
“En la mayoría de los casos, para conceder la hipoteca el banco siempre solicita el aval de los padres, ahorros previos y dobles garantías, esto es, en ocasiones, exige a papá y mamá que hipotequen su propia casa”, afirma Monserrat y añade que “sin todo esto, a día de hoy es casi imposible que una pareja joven se hipoteque”.
La preferencia de comprar una casa a la hora de emanciparse antes que alquilar sigue siendo mayoritaria en nuestro país, pues casi un 60% de los encuestados prefiere ser propietario. “En España, tanto la cultura autóctona influye, así como el propio mercado del alquiler que es muy ineficaz y poco flexible”, asevera el economista de iAhorro. “Además, ahora te pueden rescindir el contrato antes de los cinco años, los precios están altos, y te piden para los gastos de contribución, basuras… No tenemos un mercado de alquiler muy competitivo”, afirma Monserrat. Y más si lo comparamos con los países nórdicos, donde es normal emanciparse a una edad mucho más temprana, gracias a las ayudas estatales para vivir de alquiler y además, tienen un mercado muy distinto.

Imagen | Moyan_Brenn

(Visited 4 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *