La lucha contra la lacra que drena recursos de los ciudadanos y empresas productivas, vía impuestos, para después acabar en las cuentas en paraísos fiscales de unos pocos, es muy mala para una economía.
Anunciar una batería de medidas para luchar contra ella está muy bien, pero aplicarlas es lo que acaba con la corrupción. Y el que las tiene que aplicar, además, no tiene que ser parta afectada por esta lucha, claro.
Os dejo una breve entrevista en el canal internacional RT:
(Visited 1 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *