Una nueva estrategia de la casta política que nos ha tocado sufrir para no hacer lo que tienen que hacer, que es legislar para el bien de los ciudadanos, es culpabilizar a los afectados por las hipotecas, a las víctimas  en definitiva.
Está claro que hay que defender siempre que las manifestaciones sean pacíficas, que la indignación se canalice de forma serena e inteligente. Sin embargo,  no me extraña que los cientos de miles de personas desahuciados sin piedad quieran que su voz se oiga clara y fuerte. Y los políticos, nuestros servidores públicos, han de escuchar al pueblo, no a los banqueros. Y si les gritan demasiado, que procuren entender lo que les vociferan. Que el que grita es el que decide con su voto. Tomen nota, por el bien de todos.
Del drama de los desahucios, de las participaciones preferentes, de la austeridad en España (y de los 150.000 millones de euros que Daniel Lacalle dice que podemos ahorrarnos recortando en políticos y administraciones), del turismo en Baleares y de la imputación hoy de la Infanta Cristina, hemos hablado hoy en la tertulia de Es Radio Mallorca, en catalán:
(Visited 3 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *