Muchos son los motivos por los que en algún momento de nuestra vida, necesitamos pedir dinero para hacer frente a un gasto, sea la adquisición de un vehículo, de una herramienta, para pagar estudios o para hacer una reforma en nuestra vivienda.

El problema de pedir dinero no viene dado del hecho de adquirir una deuda en sí sino de sobre endeudarnos, ahí radica el verdadero peligro de cualquier persona, sea física o jurídica. Por ello debemos ser responsables a la hora de solicitar crédito, sea del tipo que sea, ya que si en algún momento dado no podemos hacer frente a las cuotas, entraremos en un bucle de morosidad, intentos de recobro y gastos generados que nos nos interesa en absoluto, es más, debemos huir de estas situaciones como alma que lleva el diablo. ¿El mejor antídoto? Saber lo que firmamos y estar razonablemente seguros de poder hacer frente al compromiso que vamos a adquirir.


Préstamo de 10.000 euros

Como muestra de la disparidad a la hora de buscar un préstamos, hemos hecho una búsqueda para un préstamo de 10.000 euros para una reforma en nuestra vivienda habitual, a un plazo de 4 años. En un banco «tradicional», en un establecimiento financiero de crédito y en un «banco fintech» como Younited Credit.

El perfil del solicitante que hemos empleado es el siguiente.

  • Edad: 40 años
  • Pago mensual de la hipoteca en vigor: 500 €/mes
  • Situación laboral: contrato indefinido
  • Salario neto mensual: 3.000 € x 12 pagas

Pedir dinero a BBVA

Si entramos en el apartado de simuladores de préstamo del BBVA, los resultados que nos arroja, sin ser clientes de la entidad, son los siguientes:

  • TIN: 8,2 %
  • TAE: 8,66 %
  • Comisión de apertura: 0 % ( sólo para nuevos clientes que contraten antes del 31/12/2020). En caso contrario, la comisión apertura aplicable sería del 2,3 %
  • Gastos de correo: 0,65 € mensuales.
  • Cuota resultante a pagar mensualmente: 245,07 € / mes
  • Importe total adeudado 11.833,36 €.

En el caso de que ya tuviéramos cuenta corriente en el BBVA y una nómina domiciliada, el simulador baja 1 punto el TIN hasta el 7,2 %, con una TAE de 7,59 %. En este caso la cuota mensual resultante es de 240,39 € / mes, y el importe total adeudado sería de 11.60417, €. Se mantienen los gastos de correo a razón de 0,65 € mensuales.

Cetelem

Ahora realizamos la misma simulación en Cetelem y el resultado que nos arroja es el siguiente:

  • TIN: 9,95 %
  • TAE: 10,42 %
  • Comisión de apertura: 3,2 %
  • Cuota resultante a pagar mensualmente: 253,39 € / mes
  • Importe total adeudado: 12.162,72 €

Pedir dinero a Younited

Esta entidad financiera francesa publicita condiciones para proyectos como la reforma «El TIN y TAE podrán variar en función de la duración del préstamo y el proyecto, siendo la TAE máxima 19,957%. Los préstamos Younited tienen una duración mínima de 6 meses y máxima de 84 meses.» Si queremos conocer los tipos de interés que comunica al Banco de España tenemos:

  • Préstamos en euros a tipo fijo, de importe no inferior a 3.000 euros, destinados a la adquisición de vehículos, y cuyo plazo sea igual o superior a 2 años: 14,90% TAE.
  • Préstamos en euros a tipo fijo, de importe igual o inferior a 3.000 euros destinados a la adquisición de bienes de consumo distintos de vehículos y cuyo plazo sea inferior a 4 años: 17,36% TAE.

En principio ofrece peores condiciones que BBVA o Cetelem, si bien tenemos la posibilidad de solicitar financiación online de Younited y saber si nos aprueban o deniegan el préstamo rápidamente y comprobar si nos conviene el préstamo o seguimos buscando.

Responsabilidad al pedir dinero

Visto que las condiciones de un préstamo varían bastante de una entidad a otra, cabe reflexionar sobre la importancia de analizar bien nuestra situación antes de endeudarnos. Lo primero, debemos ser críticos y prudentes con nuestra situación financiera: ¿vamos apurados o somos solventes? ¿peligra nuestro puesto de trabajo por el Covid? ¿es realmente necesario pedir este dinero? Si somos solventes, tenemos una cauta previsión de seguir siéndolo y realmente necesitamos una inyección de liquidez, no cabe duda que debemos buscar un préstamo, pero ojo, no busquemos ni firmemos cualquier préstamo.

Hay que tener en cuenta que las simulaciones que hemos realizado son siempre genéricas, no vinculantes y sujetas a estudio y aprobación por parte de la entidad financiera. Así pues, no debemos tomarnos al pie de la letra ningún comparador, aunque nos puede ayudar a saber a qué precio se presta el dinero y las exigencias de las entidades.

Si decidimos intentar formalizar un crédito y una vez pre aprobado, nos conviene informarnos o consultar con algún experto en la materia antes de firmar dejándonos llevar por la emoción o por la necesidad. Es cierto que muchas veces es complicado para un no experto entender todas las condiciones de un crédito, y es precisamente por ello por lo que debemos adquirir un poco de formación financiera, como mínimo, conociendo al detalle el producto que queremos contratar y todas sus condiciones. Todo sea por evitarnos sustos y disgustos.

(Visited 17 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *