La llave para pedir una hipoteca

La principal premisa a la que nos tenemos que enfrentar a la hora de adquirir una vivienda es saber si el banco nos concederá o no una hipoteca. Así pues, de poco o nada sirve ilusionarse buscando y mirando casas si no sabemos si nuestra operación cuenta con garantías de ser aprobada, o dicho de otro modos, si no sabemos si nos van a conceder la hipoteca. Pedir hipoteca con garantías de éxito es el tema ‘Cómo saber si me concederán una hipoteca‘ que publican en 20 Minutos con referencias a información publicada en Futur Finances.

Si te planteas pedir hipoteca para financiar la compra de tu casa, solicita información sin compromiso a los intermediarios hipotecarios seleccionados por este portal:

Contactar con Broker hipotecario

¿Y cómo saber si nos van a conceder una hipoteca?

Para pedir una hipoteca evitando perder el tiempo en gestiones y trámites, lo primero que debemos hacer es saber qué requisitos mínimos están exigiendo los bancos para conceder hipotecas en pleno 2020 y dentro de este atípico escenario Covid-19:

  1. Lo primero de todo es saber si tenemos estabilidad económica ,y por tanto, si somos solventes y capaces de hacer frente a los pagos de la hipoteca. Los funcionarios, por supuesto, tienen mucha más facilidad para conseguir una hipoteca que los trabajadores por cuenta ajena, dado lo seguro de su capacidad de pago. Para los que no somos funcionarios, es conveniente gozar de un contrato de trabajo indefinido (fijo) con una antigüedad de al menos un año y medio o dos años. Si somos autónomos, también es recomendable poder mostrar al menos un par de años de cuentas «saludables» desde el puesto de vista económico. Vamos, que ganamos dinero. También es muy importante saber si contamos con avales y su peso específico.
  2. Que la cantidad a pagar mensualmente no supere el 35% de los ingresos netos mensuales. Es decir, si la cuota de la hipoteca fuera de 600 € al mes, deberíamos ganar unos 1.700 € al mes cómo mínimo para entrar dentro de los parámetros de un «endeudamiento razonable».
  3. No tener deudas impagadas ni figurar en registros de morosos. Tal y como explica Pau A. Monserrat, CEO de Futur Finances y experto en finanzas personales, «Una deuda en un registro de impagos, sea de telefonía o de préstamos, nos bloquea automáticamente el acceso a una hipoteca». En el caso de estar en alguno de estos ficheros, deberemos estudiar las posibilidades para liquidar dichas deudas ya que de lo contrario, el banco nos denegará sistemáticamente la solicitud de hipoteca. En casos como este, y si somos medianamente solventes, es muy recomendable asesorarse con un bróker hipotecario para intentar reunificar o renegociar las deudas que podamos tener y así desaparecer de dichos ficheros de morosidad. Si nos han dado de alta en un registro de morosos indebidamente, acudamos a abogados especializados en el tema (ver cómo salir de un fichero de morosos).
  4. Disponer de ahorros: en la actualidad, la gran mayoría de las hipotecas se están concediendo por un 80% del valor de compra o tasación (el menor de los dos), así que deberemos contar con el restante 20 % para poder solicitar la hipoteca. Además, deberemos añadir otro 10%, aproximadamente en gastos de compraventa. Con esto, queda claro que para acceder a una vivienda deberemos contar con unos ahorros de aproximadamente un 30% del valor de la operación. También es cierto que acudiendo a un bróker hipotecario experto, se puede estudiar un préstamo por el 30% restante, pero ya dependerá mucho del perfil de solvencia y capacidad de pago de cada persona. Hay que estudiar caso por caso de manera personalizada. Las hipotecas para funcionarios en estos momentos financian hasta el 100% del valor de compraventa.

Crisis Covid-19: dificultades al pedir una hipoteca

Por si no fuera poco, la pandemia del Covid-19 ha propiciado que ciertos sectores laborales sean más seguros que otros a la hora de conceder un crédito. Por ejemplo, es complicado que a un sanitario le falte trabajo hoy en día, mientras que por otro lado estamos viendo como el sector turístico en España está pasando por una recesión sin precedentes con la consecuente pérdida de miles de puestos de trabajo es ese sector.

Así pues, y dado que los bancos y entidades financieras hacen un análisis de riesgos mucho más restrictivo que hace unos años, debemos estar seguros de cumplir las cuatro premisas básicas para solicitar una hipoteca con un mínimo de garantías de éxito, ya que lo contrario es, literalmente, perder el tiempo.

Y ojo, que luego todavía quedaría por ver y estudiar si la hipoteca que nos aprueban es un producto bueno, malo o regular, tema muy delicado si hablamos de un crédito a 30 años que puede ser una bendición o un lastre de por vida.

(Visited 14 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *