PIB Illes Balears 2020

Una caída del 23,7% del PIB Illes Balears 2020 representa un daño a la generación de riqueza económica de cerca de 8.000 millones en solo un año. Un ataque bélico en forma de virus letal que nada tiene que envidiar a otros acontecimientos violentos motivados por el Homos Sapiens.

Un golpe repentino e imprevisible acaecido en un momento de máximos en la economía balear, que cerraba 2019 con 13,7 millones de visitantes; la relativa euforia que se vivía justo antes de la llegada del virus propició que tanto empresas como familias estuvieran tomando más decisiones de inversión y consumo que de ahorro, lo que supuso enfrentar un ataque sin las debidas reservas de campaña.

Por otro lado, lo que en sus inicios parecía un parón temporal de la actividad, con el paso de los meses se ha evidenciado más bien estructural, incluso con potencial para cambiar los hábitos turísticos ¿Viajaremos con la misma frecuencia en los próximos años? ¿Premiaremos la seguridad sanitaria demostrada? ¿Se encarecerá el coste de viajar en avión o barco? Y muchas más incógnitas que ponen, cuanto menos, en revisión el modelo de turismo de masas iniciado en los años 60.

En cuanto a la solidez de nuestras defensas y poderío económico, desplegado en los años pasados, las limitaciones de movilidad forzadas por el Covid-19 han dejado en evidencia algunas de las debilidades de nuestro modelo. Una combinación de talento, activos y fuerza laboral que parecía no tener rival, pero tal vez demasiado ensimismada en su éxito.

De todos es sabido que los grandes líderes se gestan en los tiempos difíciles y su declive se inicia en la complacencia. Una economía escasamente diversificada, con unas exigencias de personal de baja cualificación y dependiente de un modelo de negocio basado en la llegada masiva de personas por mar o aire. ¿Cuántas empresas se han preparado para los tiempos de vacas flacas? ¿Quién ha invertido en digitalización mientras los clientes extranjeros brotaban como maná caído del cielo? ¿Verdaderamente hemos trabajado, como colectivo, para hacer de las Illes Balears un destino turístico diferente, capaz de captar la crema del mercado? Tengo mis dudas.

Nuestra ciudadela de maravillosas islas era percibida por el mando único madrileño como un rico vergel, obligado a contribuir a sufragar los gastos de otras plazas sin apenas contraprestaciones. Sin embargo, ya antes de la guerra vírica, el reparto de la riqueza del modelo económico insular dejaba mucho que desear. Ciertamente, los grandes hoteleros mostraban cifras de bienestar envidiables, pero no así sus compañeros más modestos, ni mucho menos buena parte de la oferta complementaria, por no hablar de la fuerza laboral y los autónomos, cuyos sueldos, estabilidad y capacidad de generar rentas para la jubilación no eran ni mucho menos de potencia mundial.

Los costes de insularidad han sido admitidos por un sucedáneo de REIB que, sin embargo, no ha aceptado los 400 millones de euros anuales reclamados por el fondo de insularidad y, ni siquiera, ha sido capaz aún de desplegar su eficacia fiscal o, cuanto menos, estimular el cumplimiento de lo ya establecido en nuestro Estatuto de Autonomía, que no es más que recibir inversiones del mismo nivel que la media del resto de comunidades autónomas.

Según el Estado, las ayudas movilizadas para hacer frente al Covid-19 han sido, en 2020, del 20% del PIB español, entre moratorias bancarias, fiscales y de Seguridad Social, líneas de avales públicos, subvenciones directas o ERTEs. Sin embargo, muchas llegan tarde, son insuficientes y, además, exigen requisitos que muchas empresas y autónomos no van a cumplir.

En lugar de bajar impuestos, estamos asistiendo a un discurso de que «los ricos» han de ayudar a enfrentar los costes de la crisis. Lamentablemente, cuando en el discurso político se habla de ricos, no se llega a los poderosos del IBEX, sino al contribuyente del IRPF que no puede beneficiarse de estrategias fiscales complejas.

Enfrentemos la batalla con una inquebrantable voluntad de vencer. Falta nos hará.

Artículo de opinión económica sobre el PIB Illes Balears 2020 publicado en El Anuario 2020 de El Económico de Ultima Hora.

(Visited 6 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *