Posiciones cortas en Bolsa

Las posiciones cortas en Bolsa y su posible prohibición de la CNMV para determinadas empresas cotizadas es una cuestión que vale la pena comprender. En este artículo trataremos de explicar qué son las posiciones cortas y cuando pueden prohibirse.

Posiciones cortas en Bolsa y su prohibición

Como habréis podido leer y escuchar en los medios de comunicación, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (la entidad que regula las operaciones en Bolsa en España) en ocasiones prohíbe las posiciones cortas en algunas empresas españolas.

Para poder analizar esta actuación, hay que saber primero a qué son las acciones y a qué se llama en este mundillo «posición corta»:

Se trata de hacer una operación de venta antes de la compra, por lo tanto si baja el precio de la acción que he vendido y la compro más tarde (segundos, horas, meses…) gano la diferencia.

La pregunta que se plantea mucha gente ante esta explicación, es ¿cómo puedo vender algo que no tengo?

La explicación es sencilla: un inversor/especulador (concepto nada despectivo, y sobre el que podemos profundizar en otro momento) detecta que una acción puede bajar, ya sea porque tiene gráficos que así lo indican o porque haya subido más de lo que considera. No se conforma con no tener esta acción y no sufrir pérdidas, sino que se quiere beneficiar de la bajada; contacta con algún inversor que tenga en poder esos títulos, se los alquila y los vende en el mercado.

Cuando considera oportuno los compra y le devuelve esos títulos a su propietario (perdiendo si el valor ha subido y ganando si ha bajado). Evidentemente, los mercados son mucho más ágiles y existen productos a través de los cuales esta operativa se hace instantáneamente desde el ordenador o el móvil (CFD’s, futuros…).

Esto que parece tan complicado es algo realmente cotidiano en nuestro día a día, ya que mucha gente vende antes de comprar:

Pongamos por ejemplo el propietario de la carnicería de vuestro barrio, le compra la carne al proveedor pero no le paga hasta que pasen 90 días (la compra efectiva no se ha producido, simplemente le ha dejado la carne a condición que en unos días le pague), pero el mismo día a nosotros nos la vende más cara de lo que la va a pagar él cuando el proveedor se lo exija y, por lo tanto, se ha beneficiado de la diferencia entre el precio de venta y el de la posterior compra efectiva…

¿Qué pretende la CNMV con una limitación a las posiciones cortas? 

Al no haber nadie beneficiado directamente con la bajada de los mercados, consideran que habrá menos movimientos masivos de ventas y posteriores compras que desvirtúen la realidad de los mercados.  Sobre si es una decisión correcta, hay opiniones para todos los gustos: unos dicen que el mercado es libre y no se puede limitar, otros que no se puede permitir que haya grandes corporaciones que hundan los mercados y otros que lo que se debería prohibir son movimientos alcistas en bienes de primera necesidad.

Mi opinión personal es que tanto con intervención como sin ella, los mercados finalmente ganarán a estos movimientos «extraordinarios» y las cotizaciones volverán a su cauce y a reflejar la realidad (presente y futura) de las empresas.

(Visited 10 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *