Las cuentas nómina no son más que cuentas corrientes en las que el titular domicilia la nómina a cambio de determinadas ventajas que le ofrece el banco. La razón de que las entidades financieras premien la domiciliación de nuestra nómina (o ingresos del autónomo o de la jubilación, en ocasiones) es clara: un cliente que tiene su nómina en el banco suele ser mucho más fiel que uno que no, y acaba adquiriendo otros productos del banco, sea una tarjeta de crédito o un depósito a plazo fijo.

Entre las ventajas que ofrecen a los clientes que domicilian su nómina en el banco, podemos citar:

  1. Remuneración en especie o regalos. Es el gancho más usual y menos rentable, normalmente. A cambio de una permanencia que suele superar el año, nos frecen televisiones, consolas o baterías de cocina.
  2. Remuneración en efectivo, normalmente dando un interés por el dinero en cuenta.
  3. Sin comisiones de servicios.
  4. Cuota anual de las tarjetas de débito y crédito gratuitas.
  5. Posibilidad de un descubierto pre-concedido, por si tenemos problemas puntuales de pago.
  6. Facilidades para que se nos conceda una hipoteca o un crédito personal en la entidad.
  7. Depósitos a plazo fijo u otro tipo de productos de ahorro con condiciones más ventajosas que el resto de clientes.

Nuestra nómina tiene valor para el banco y tenemos que negociar por ella las mejores condiciones de la cuenta corriente posibles. Te invitamos a comparar las mejores cuentas nóminas del mercado en nuestro comparador amigo iAhorro.com:

Icon

Comparador de cuentas nómina

Compara las mejores cuentas nómina del mercado.

Cuentas nómina ›

(Visited 4 times, 1 visits today)