Un tipo de cuenta bancaria que ofrece rentabilidad por los saldos positivos que mantenemos en cuenta son las cuentas remuneradas.

Las cuentas remuneradas premian a los clientes fieles que mantienen posiciones de liquidez constantes en la entidad financiera. Además de ofrecer una rentabilidad, que varía bastante según las entidades que ofrezcan la cuenta rentable, es importante que no nos cobren comisiones por servicios, ya que en caso contrario estas comisiones se comerían la rentabilidad ofrecida.

Hay cuentas remuneradas plenamente operativas, siendo en realidad cuentas corrientes con interés, que nos permiten domiciliar recibos, hacer y recibir transferencias o solicitar talonarios de cheques y pagares, y otras cuyo funcionamiento es limitado. Las que limitan la operativa no suelen permitir domiciliar ingresos ni recibos, funcionando como una especie de depósitos a plazo fijo pero sin vencimiento alguno, con disponibilidad total de nuestro dinero.

El Fondo de Garantía de Depósitos nos asegura que en caso de liquidación del banco, nos devolverá hasta 100.000 euros por titular, sean cuentas normales, nómina o cuentas remuneradas.

Este tipo de cuentas rentables no suelen permitir descubiertos, por su propia naturaleza de vehículo de ahorro. Si en nuestra cuenta hay siempre un importe medio positivo de dinero, es importante que negociemos con nuestra entidad una rentabilidad por ello. Y si no nos ofrecen nada, comparemos con otros bancos y cambiemos de entidad. Nuestro dinero cuesta mucho ganarlo y nos merecemos que se nos pague por ello.

Icon

Comparador de cuentas remuneradas

Compara las mejores cuentas remuneradas.

Cuentas remuneradas ›

(Visited 19 times, 1 visits today)