Hoy en la tertulia de economía de “El Faristol” hemos hablado del rescate a España, total, virtual o como se le acabe llamando.

Para que nos entendamos, que la prima de riesgo baje a los 370 puntos básicos significa que la fiebre no está tan alta y el enfermo, España, puede descansar un poco. Sin embargo la enfermedad, la generación de déficit día a día, sigue drenando las energías de España. Ni los países más fuertes ni la periferia de Europa confían unos de otros; el enfermo y los cirujanos no confían en la operación ni en los que la han de llevar a cabo.
La economía no mejora si todos los agentes no confían en ello. Esperemos que nuestros políticos sepan generarla, que de crear desconfianza ya sabemos que son unos expertos.
(Visited 9 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *