A partir de finales de abril de 2012 los índices hipotecarios aplicables a los préstamos hipotecarios a tipo variable han cambiado de forma importante. Aparecen  nuevos índices, como el IRS (Interest Rate Swap) o permuta de tipos de interés a 5 años y desaparecen otros, como el IRPH de bancos y el de cajas (queda vigente solamente el IRPH de conjunto de entidades).

Los hipotecados que tengan su hipoteca indexada a un referencial que desaparece, lo que tienen que hacer es:

  1. Mirar en la escritura de préstamo hipotecario que índice sustitutivo les toca. Muchas veces será el euribor; sin embargo, algunas veces la escritura no dirá nada y habrá que negociar con el banco.
  2. Negociar tranquilamente con su entidad financiera el nuevo índice que se aplicará, ya que durante un año sigue vigente el antiguo.

Los índices hipotecarios aplicables actualmente son:

  1. Tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las entidades de crédito en España (IRPH).
  2. Tipo medio de los préstamos hipotecarios entre uno y cinco años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las entidades de crédito en la zona euro.
  3. Tipo de rendimiento interno en el mercado secundario de la deuda pública de plazo entre dos y seis años.
  4. Euribor a un año.
  5. Permuta de tipo de interés o Interest Rate Swap (IRS) a cinco años.
  6. El Mibor sigue vigente para las hipotecas contratadas antes de enero de 2000.

En el caso del IRS queda la duda de cómo se aplicará para la nueva oferta de préstamos hipotecarios, ya que al ser a 5 años lo lógico sería que las hipotecas se revisaran cada 5 años y no anualmente, como es habitual en el caso de las hipotecas a euribor. En todo caso estaremos atentos a la evolución de la oferta del mercado.

Es muy importante que el cliente no se fije sólo en la cuota mensual del primer año a la hora de seleccionar una hipoteca. Las cuotas de las hipotecas a tipo variable cambian en cada periodo de revisión. Por tanto, es vital saber el tipo de referencia y el diferencial aplicable. Un euribor +1 o un IRPH +1, por ejemplo, no son comparables. Hay que ver la gráfica de evolución de los índices de referencia antes de tomar una decisión.

Es imprescindible que nos asesoremos con expertos independientes, ya que el banco mira por sus intereses, no por los del cliente.