Si antes de la pandemia la digitalización de muchos procesos bancarios ya era una realidad, las medidas sanitarias adoptadas para frenar la Covid-19 han obligado a acelerar e implementar nuevos sistemas para evitar el contacto físico y facilitar una distancia sanitaria prudente. Todos estos cambios y la inmersión en la era digital no es algo que vaya a desaparecer con la pandemia sino que es el camino inexorable por el que ya estamos transitando hace tiempo.

Además, el propio proceso de reducción drástica de sucursales y su correspondiente destrucción de empleo, ya venía marcando el futuro de la banca: robots en los bancos o bancos sin personas atendiendo a la gente.

En medio de todo este trasiego tecnológico, Samsung ha presentado una nueva aplicación para su tecnología de Inteligencia Artificial denominado Neon. Esta aplicación consiste en la creación de asistentes virtuales con rostros reales, con la finalidad de dar una apariencia lo más humana posible a esta nueva tecnología de IA.

La presentación oficial ha tenido lugar durante la inauguración de un centro de innovación tecnológica del Shinhan Bank, uno de los bancos más grandes de Corea del Sur. Para la demostración, Neon ha simulado ser un empleado bancario, lo que no deja de ser una ironía en un momento en el que la banca española está prejubilando a muchos de sus empleados.

¿El fin de los empleados de banca?

El Neon Frame, que consiste básicamente en una enorme pantalla llena de sensores, será capaz de conectarse a nuestra cuenta corriente y ofrecernos la misma ayuda, teóricamente, que un empleado de carne y hueso. Con su cámara de 4K dispone de reconocimiento facial para los clientes. Su enorme tamaño hace que las imágenes que veamos, es decir, al empleado virtual, sea del mismo tamaño que en la vida real con la finalidad de darle el mayor realismo posible.

Aunque esta ha sido sólo una demostración, no cabe duda de que la IA, que ya se asoma en otros sectores, también nos acompañará en nuestras gestiones bancarias en un futuro. De momento no es más que un guiño tecnológico para demostrar que se puede, al menos en parte, sustituir al humano por la máquina en una entidad bancaria. Todavía es muy pronto para deshumanizar los bancos, la incorporación de estos sistemas genera cierta desconfianza y tal vez no estemos todavía preparados, pero parece claro que si intentamos adivinar un futuro no muy lejano, es difícil no hacerlo pensado en la Inteligencia Artificial.

Robots «complementando» la labor humana

Neon "robots"

Y no sólo en el ámbito bancario, ya que una vez perfeccionada y aceptada esta nueva tecnología, sus ámbitos de aplicación son casi infinitos. ¿Profesores virtuales? ¿Consultas médicas virtuales?

Quizá las nuevas generaciones, las que están ahora en la adolescencia, vean lo más normal del mundo realizar las gestiones con un empleado virtual. De momento. estamos en el vertiginoso camino de la digitalización en todos los ámbitos, incluido el bancario, en el que pagar en un supermercado a través del teléfono móvil ya es lo más habitual o buscar una hipoteca a través de internet no extraña a (casi) nadie. Sólo el tiempo nos dirá donde están los límites de la Inteligencia Artificial y cuál será su papel en nuestras vidas.

¿Robots en los bancos? Seguramente, en los bancos que queden ofreciendo algo físico en la gestión de nuestras finanzas, claro está.

(Visited 79 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *