Diferencias entre un seguro de decesos y un seguro de vida

¿Cuáles son las diferencias entre un seguro de decesos y un seguro de vida?

Siempre ha existido un dilema entre contratar un seguro de decesos o no hacerlo porque voy a contratar un seguro de vida que me cubre un capital de sepelio en caso de fallecimiento. Veamos en este artículo las diferencias entre estos dos seguros.

Cobertura de los seguros

Primero de todo, hay que destacar la misión de cada tipo de seguro. Si nos centramos en el seguro de vida, fundamentalmente garantiza un capital que en el caso de muerte o invalidez del asegurado cubra, cómo mínimo, el conjunto de las deudas de la unidad familiar (préstamos hipotecarios y préstamos personales entre otros). Asimismo, el seguro de vida no tiene ningún servicio asociado durante la vigencia de la póliza y, si se produce el siniestro, con la presentación de la documentación requerida se les indemniza a los herederos y ahí acabo su función.

Sí que es cierto que se ha introducido la cobertura de anticipación de capital de sepelio por muerte, y por eso tanta confusión, pero esta garantía no ha calado en los clientes potenciales debido a que no le solucionan el principal problema que es la gestión inmediata del servicio fúnebre. Es decir, llegado el momento de la muerte de un familiar, y queremos hacer uso de la cobertura de anticipo de capital del seguro de vida, llamamos nos requieren una serie de documentación que en ese momento nos invade la pesadumbre y los nervios, y yendo todo bien nos hacen finalmente el ingreso en cuenta.

Lo siguiente, es llamar a diferentes funerarias para pedir presupuesto para la gestión del entierro completo y en ese momento todavía con el cuerpo presente, siendo objetivos estaríamos en un momento de negociación con bastante desventaja y sin ninguna motivación. Asimismo, cómo pasa en todas las familias debemos poner en conocimiento al resto de herederos de las ofertas de las funerarias y poner de acuerdo a todos en la elección del mejor presupuesto. Este trámite nos desgasta muchísimo anímicamente y nos hace desentendernos de lo principal que es velar el cuerpo, darle el último adiós y atender a los familiares y allegados. Por consiguiente, esta garantía en el seguro de vida es un añadido, pero culturalmente en España no se percibe cómo una solución en un momento tan tortuoso y delicado.

Por otro lado, el seguro de decesos es el producto que nos garantiza la gestión del servicio funerario completo, activándose con tan sólo una llamada de un familiar al teléfono de asistencia de la aseguradora y liberando de cualquier negociación, gestión y organización de cualquier servicio u elemento que compone el deceso. Además, es un seguro muy asequible en cuanto al precio y que se puede pagar de forma fraccionada hasta los 80 años, existen aseguradoras accediendo a un comparador de seguro de decesos que lo ofrecen. También el seguro de decesos tiene la diferencia que se ha convertido en una póliza de protección familiar, y que la conforma una serie de garantías que le dan una utilidad a lo largo de la vigencia de la póliza muy elevada.

Es decir, la mayoría de las aseguradoras de decesos te ofrecen en sus productos descuentos preferentes médicos en una red de miles de centros a lo largo de todo el territorio nacional, la asistencia en viaje que es muy valorada dado el aumento de desplazamientos que realizamos por la enorme conectividad y bajada de precios de alojamientos y vuelos. Así como, en varias compañías nos regalan una consulta gratuita al pediatra, ginecólogo, veterinario y demás especialidades, además nos regalan una limpieza bucal gratuita por asegurado y si hacemos la cuenta por lo que pagamos de recibo y el coste de una limpieza bucal nos sale el seguro casi gratis. Así como, para hacer más ágil e innovador toda la preparación de nuestro legado, ofrecen servicio de testamento online, borrado de huella digital, una consulta de asistencia legal gratuita y si queremos seguir utilizando el servicio del abogado tenemos un descuento especial, también si nos afecta mucho en el momento de la pérdida podemos disponer de un psicólogo para el duelo que nos ayude a superar la muerte de nuestro querido familiar o allegado. Todas estas coberturas nos dan un confort de que vamos a estar totalmente atendidos llegada la muerte del asegurado y nos permite utilizar los servicios de la póliza para su disfrute, sin tener que esperar durante años a verle su utilidad.

Tranquilidad en un momento delicado

En conclusión, si buscamos dejar todo previsto en el supuesto de la pérdida de un familiar y que nuestros familiares no se preocupen de nada, la diferencia entre un seguro de vida y un seguro de decesos es que este último te resuelve la papeleta y con una inmediatez que el seguro de vida no te la ofrece.

Asimismo, si seguimos pensando que con el seguro de vida ya no me hace falta contratar un seguro de decesos, y que son muchos seguros y tenemos dinero en la cuenta corriente para abonar el servicio, debemos hacer la reflexión de que si poseemos un seguro de decesos les libera a nuestros seres querido de tener que gestionar nada.

(Visited 140 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *