Entradas

El índice de referencia más utilizado para los préstamos con garantía hipotecaria (hipotecas) en España es el Euribor (Euro Interbank Offered Rate), es decir, el tipo de interés por el cual las principales entidades bancarias europeas están dispuestas a prestarse dinero. Existen diversos tipos de Euribor según el plazo que se utiliza para calcularlo: Euribor diario, a una semana, a dos semanas, a un mes etc.
El Euribor más famoso es el Euribor a un año puesto que es el que se utiliza como referencia en las hipotecas. Por otro lado, el Euribor diario nos puede ayudar a ver cómo es la evolución de nuestra hipoteca y de la cuota que estamos pagando cada mes. 
Hipotecas con interés variable
En base a los datos provisionales publicados a finales del mes de abril de 2016 por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad en febrero es de 24.887, lo que representa un 15% más que en el mismo mes del año 2015. 
El 89% de las hipotecas constituidas en febrero utiliza un tipo de interés variable, frente al 10,8% que utiliza un interés fijo. El Euribor es el tipo de referencia más utilizado en la constitución de hipotecas a interés variable, en concreto se utiliza en el 93% de los nuevos contratos. El tipo de interés medio para las hipotecas constituidas sobre viviendas es de un 3,31%, es decir, un 1,2% inferior al registrado en febrero de 2015. 
El Euribor es el índice que se suele utilizar como referencia para calcular el tipo de interés de la mayoría de hipotecas en España. En las escrituras de hipoteca se incluyen cláusulas que regulan la aplicación del interés pactado por las partes, y cuando se pacta un interés variable, por lo general suele consistir en Euribor más “x” puntos. Este es el motivo por el que hay que tener en cuenta el euríbor a la hora de calcular los gastos de hipoteca
Cómo se calcula el Euribor diario
El Euribor diario se calcula todos los días a las 11 de la mañana utilizando los datos de los 44 principales bancos que operan en Europa. Por lo tanto, es importante tener en cuenta que es un tipo de interés de mercado y no un tipo de interés que fije una entidad como el Banco Central Europeo. 
Evolución del Euribor diario
La evolución del Euribor diario en los últimos días de abril y primeros de mayo de 2016 ha sido la siguiente: 

La evolución de los últimos días pone de manifiesto que el Euribor diario en general está descendiendo, con algunos días de ligeras subidas, lo que significa que el precio del dinero se está reduciendo. De esta forma se facilita la concesión de préstamos con garantía hipotecaria y la agilización del mercado inmobiliario y de la economía. 
La bajada del Euribor no solo es una buena noticia para las familias, que verán reducirse la cuota de la hipoteca, sino también para las empresas que podrán solicitar financiación con tipos de interés favorables. 
Para valorar si comprar o alquilar una vivienda, y antes de suscribir una compraventa y solicitar un crédito con garantía hipotecaria, te recomendamos la lectura de la guía “Comprar o alquilar: esa es la cuestión” publicada por el portal yaencontre.com. 

Escenarios impensables hace poco son realidades inminentes a día de hoy: el Euribor a varios plazos ya cotiza en negativo. Como explico en los medios online de Editorial Prensa Ibérica, a 6 meses el referencial ya se sitúa en valores negativos, del -0,102% (último dato a día 4 de febrero de 2016). Incluso a 9 meses los bancos se dejan dinero a tipos negativos (-0,054%), lo que supone que se paga por prestar dinero, en lugar de cobrar. El Euribor a un año, utilizado en más del 90% de las hipotecas que se conceden actualmente es España, cotiza al 0,002%; oficialmente el último dato del Banco de España se refiere a la media del Euribor de enero, que cerró al 0,042%. La tendencia, por tanto, indica que el referencial hipotecario está en caída libre.

En este artículo en En País titulado ¿Es posible que el banco me llegue a pagar por mi hipoteca? comento que hay profesionales del sector muy reputados, como Fernando Zunzunegui, cuya posición es que si el Euríbor más el diferencial diera un tipo de interés negativo la entidad prestamista no podría negarse a pagar al cliente: “Sería un incumplimiento del contrato [si no lo hiciera]. En caso de intereses negativos, el banco debe asumir el riesgo de bajadas de los tipos de interés de acuerdo con el diferencial pactado”. El abogado explica que un contrato a interés variable es un producto complejo que comprende un préstamo y una cláusula de fijación de intereses a través de un diferencial. “No es lícito amputar del contrato la fórmula diferencial cuando la evolución del mercado determina la obligación de pagar intereses negativos a los clientes, como pretende el Banco de España para justificar que las entidades no tengan que pagarlos”, zanja. En su portal el experto analiza la base jurídica de su opinión técnica.
Finalmente, os dejo otra noticia, de hoy, en la que se transcriben algunas declaraciones mías en el periódico Información de Alicante:

Los profesionales de El Confidencial me han pedido mi opinión sobre un tema relacionado con determinadas “ofertas” que hacen los bancos para que cambiemos el referencial de nuestra hipoteca. El artículo publicado, con varias fuentes expertas, se titula ‘Quédate con el Euribor de tu hipoteca si el banco te ofrece cambiarlo por el IRPH‘.
Os dejo una serie de información muy útiles sobre el tema:
En caso de que la entidad te ofrezca un cambio de tipo de interés debes informarte debidamente del tipo de interés alternativo, siempre y cuando no estés de acuerdo con el que tengas vigente. Para ello, es bueno visitar el portal del propio Banco de España o buscar asesoramiento independiente en la materia, como podría ser mediante el portal iAhorro.com, donde podrás recibir un asesoramiento gratuito con la mayor independencia por expertos en la materia o a través de los expertos jurídicos y económicos de Futur Finances.
Debes partir de la idea base de que el banco no te va a ofrecer un tipo de interés que te beneficie, sino al contrario, por lo que debes estudiar la operación minuciosamente en caso de que te interese.
Hay que tener en cuenta actualmente dos aspectos:
  1. La baja cotización del Euribor en el mercado, cosa que debe beneficiarte en tu cuota mensual de cada mes (a no ser que tengas alguna cláusula suelo en tu hipoteca que te lo impida).
  2. La desaparición legal y automática que ha sufrido el IRPH Cajas y el tipo CECA a través de la Disposición adicional decimoquinta de la Ley de Emprendedores 14/2013, de 27 de septiembre de Apoyo a los Emprendedores y a su internacionalización, de forma que a partir del 1 de noviembre han dejado de actualizarse y publicarse y han desaparecido oficial y completamente. 
Los índices de tipo de interés que quedaran vigentes en España serán:
  1. Tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las entidades de crédito en España (IRPH).
  2. Tipo medio de los préstamos hipotecarios entre uno y cinco años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las entidades de crédito en la zona euro.
  3. 3Tipo de rendimiento interno en el mercado secundario de la deuda pública de plazo entre dos y seis años.
  4. Euribor a un año.
  5. Permuta de tipo de interés o Interest Rate Swap a cinco años.
  6. El Mibor sigue vigente para las hipotecas contratadas antes de enero de 2000.
También es aconsejable que en el momento de la suscripción del préstamo hipotecario, contemples no solo la cuota a asumir al principio, sino la importancia del diferencial que te vayan a aplicar durante toda la vigencia del mismo.

No es lo mismo tener IRPH que Euribor


Euribor y IRPH son tipos de interés diferentes. El tipo de interés más común es el Euribor, sin embargo, el 11% aproximadamente de hipotecas en España iban referenciadas al IRPH. Ambos han sido durante su vigencia tipos de interés completamente legales y reconocidos por el Banco de España.
Como norma general el IRPH ha tenido un valor superior al Euribor, y la gran diferencia entre ambos tipos de interés ha girado en torno a que los movimientos que ha realizado el IRPH han sido más pausados y constantes, sus oscilaciones han sido más naturales en el mercado.
Las entidades bancarias se han mostrado más predispuestas a utilizar el Euribor como índice de referencia, ya que las fluctuaciones que registra durante la duración del préstamo son menores.
Asimismo, y a diferencia del Euribor, al IRPH no se le suele aplicar ningún tipo de diferencial o margen, y en el caso de que si se le aplique este suele ser muy bajo.
Actualmente y tras el cambio normativo anteriormente señalado, el IRPH Cajas y el tipo CECA han desaparecido legalmente, por lo que ya no serán aplicable.

¿Es una práctica habitual de la banca?


Ha sido una práctica habitual entre aquellos clientes que tenían en su escritura hipotecaria referenciada al Euribor y que tenían como sustitutivo el  índice IRPH. No al contrario, debido a la baja cotización del Euribor de los últimos años. Con el cambio normativo, se limitara esta practica (algo abusiva a mi modo de ver) enormemente.
Si necesitas mas información al respecto, no dudes en dejarte aconsejar por expertos en la materia.

¿Es necesaria siempre la autorización del cliente?


Obviamente, en estos casos en que el tipo de interés es legal y esta vigente, publicado regularmente en el BOE y en el Banco de España, como es el Euribor, la Entidad no puede unilateralmente aplicarte otro tipo de interés según sus intereses y en su propio beneficio. En caso de que así lo hiciera, seria una actuación completamente ilegal.
Sin embargo, todos aquellos titulares de prestamos hipotecarios referenciados al antiguo IRPH cajas o CECA han visto como automáticamente y sin posibilidad legal de reclamación se les ha empezado a aplicar el IRPH del conjunto de Entidades, según la previsión legal recogida en la mencionada ley, la cual ha señalado en los puntos 3 y 4 de la Disposición que la sustitución de los tipos implicará la novación automática del contrato, sin suponer una alteración o pérdida del rango de la hipoteca inscrita y que las partes carecerán de acción para reclamar la modificación, alteración unilateral o extinción del préstamo o crédito como contrapartida de la aplicación de lo previsto en la ley.

La Voz de Galicia me ha entrevistado para su versión en papel, opinando sobre los problemas que el Euribor está dando en cuanto a referencial hipotecario.

Bajo un titular más que contundente, “El euribor es hoy un indicador muerto para banca y clientes“, respondo a preguntas tales como

  • ¿Por qué sigue cayendo el euribor?
  • ¿Hasta cuándo podrán los hipotecados seguir beneficiándose de un euribor bajo?
  • ¿Ha conseguido la presión de los consumidores reducir el uso de las cláusulas de suelo?

Y otras cuestiones que podéis leer en la entrevista completa:

Señores banqueros, espero y deseo que hayan aprendido algo de esta crisis financiera que, sin duda, han ayudado a crear. Si aún están discutiendo qué hacer, al menos sepan que no hacer. No vuelvan a ofrecer préstamos hipotecarios a tipo variable calculando el ratio de endeudamiento con un euribor bajo.
Lo que está pasando ahora con la oferta de hipotecas a tipo variable es crear una bomba de relojería e introducirla en el corazón de las familias que contraten financiación con estas condiciones.
Me refiero a comercializar préstamos hipotecarios a Euribor + 3 o incluso más 4 puntos porcentuales a familias con un nivel de riesgo normal. Argumentará el banquero que hoy en día las cosas no son como antes, cuando el Deutsche Bank llegó a ofrecer una hipoteca rompedora a Euribor + 0,17. Nos dirá:
  1. El coste de obtener financiación actualmente es mucho mayor, tanto si lo solicitamos al mercado mayorista como el dinero que nuestros clientes depositan en el banco, vía cuentas o depósitos. Si les tenemos que ofrecer depósitos que superan el 4%, es necesario que el crédito que el banco da sea más caro.
  2. Por otra parte, con una morosidad por encima del 10%, dejar dinero es mucho más arriesgado. Por tanto, si he de ofrecer una hipoteca, cobraré más intereses para compensar la mayor probabilidad de que no me devuelvan el dinero prestado.
Suena razonable, ¿verdad?
Pues no lo es si se pretende trasladar esta realidad a los préstamos hipotecarios a tipo variable, que duran 30 o 40 años. Qué hoy la situación sea la que es para la banca, no implica que dentro de 5 o 20 años lo sea, pese a que se nos ha encasquetado unos diferenciales desorbitados. Nos podrían argumentar que si la cosa mejora, o bien podemos optar a una mejora del tipo de interés en la propia entidad, mediante una novación hipotecaria, o cambiar de banco mediante una subrogación de parte acreedora. Suena razonable si la situación de la familia sigue siendo óptima.
Pero, ¿qué ocurriría si el Euribor empieza a subir de nuevo, que ocurrirá antes o después, la familia no puede, no quiere o no sabe solicitar una subrogación y la cuota se va incrementando revisión tras revisión?
Veamos un ejemplo con una hipoteca a Euribor + 4,05 hoy, a 30 años y para un importe de 200.000 euros. La cuota resultante, tomando un tipo inicial de 4,85% como hace el Banco Sabadell con su “Hipoteca Bonificada” (menos mal que es bonificada, que si no…).
Resulta que la cuota hoy, calculándola con nuestra calculadora hipotecaria online, es de 1.055 euros.
Si el Euribor pasa a estar al 5%, la misma hipoteca tendría una mensualidad de 1.616 euros, un incremento de un 53%.
Para que la familia pueda pagar una cuota de 1.616 euros, tendría que cobrar unos 4.040 euros netos al mes. Si el banco hace estos números, y concede hoy esta hipoteca a familias cuyos ingresos superan los 4.000 euros, no hay un problema en este sentido.
El problema es si vuelve a cometer el mismo error de siempre, calcular el 40% de endeudamiento en base a la cuota actual, de 1.055 euros. Eso implicaría que una familia con unos ingresos de 2.635 euros podría obtener financiación.
Pero ¿qué ocurre si suben los intereses y la cuota pasa a ser de 1.1616 euros?, que el ratio de endeudamiento pasa a ser del 61%, no del 40%. Y la familia endeudada tendrá serios problemas para hacer frente a sus deudas.
Si quieren cobrar más intereses, señores banqueros, háganlo con este cálculo de endeudamiento propuesto o bine, mucho mejor, con préstamos hipotecarios a tipo fijo. Por favor, no vuelvan a cocinar una nueva burbuja hipotecaria.
Os dejo la tertulia económica del viernes pasado en IB3 Ràdio, programa “El Faristol”, hablando de esta situación:

Aprovecho también para dejaros un fragmento de mi charla en el Institut Ramón Llull, en catalán, sobre la importancia de asumir riesgos:

  

Actualmente la gran mayoría de hipotecas a tipo variable se referencian al Euribor, indicador hipotecario al que las entidades financieras añaden un diferencial, que de media ya supera los dos puntos, como queda evidenciado en el último informe trimestral de Observatorio de Finanzas Personales de iAhorro.
Hay otros tipos de referencia del mercado hipotecario, como el IRPH de conjunto de entidades o el IRS hipotecario o permuta financiera de tipos de interés a 5 años, que aún no se utiliza pero se supone empezará en breve a ofertarse.
De todo ello trata la revista Inversión&Finanzas en su número 869, que recomiendo leer al visitante interesado en el tema:

La política del BCE de mantener tipos de interés bajos, actualmente al 0,75% y podría seguir bajándolos, combinado con un mercado interbancario seco (los bancos privados apenas se dejan dinero entre sí) ha provocado que la media mensual del euribor anual de lo que llevamos de agosto se haya situado por debajo del 1%.
Ayer cerró al 0,887% y la media del mes de agosto se sitúa en los 0,914%, a la espera de lo que ocurra hasta fin de mes.
Los que hace tiempo que no se benefician de tener su hipoteca referenciada al euribor son los clientes cuya hipoteca tiene una cláusula de suelo, que limita la baja del tipo de interés (entre el 3 y el 4%, aproximadamente y según entidad).
Las ineficacias del euribor, puesto además en tela de juicio dada la opacidad y falta de independencia en su cálculo, probablemente haga que el nuevo referencial IRS (Interest Rate Swap) o permuta de tipos de interés a 5 años, acabe suplantando al euribor en cuanto a tipo de referencia general. El Banco de España empezará a publicar los valores del IRS a partir de Octubre, momento en que se supone se empezarán a ofertar hipotecas variables referenciadas a este nuevo índice.
En todo caso, buenas noticias para los que su préstamo hipotecario se revise con el euribor de agosto de 2012 y no tengan cláusulas de suelo o similares.
Os dejo una entrevista a un servidor en RNE, hablando del euribor por debajo del 1% y sus implicaciones prácticas:

Cuando trabajé en un banco, en esos remotos tiempos en que ni nos dejaban usar correo electrónico corporativo, recuerdo que ya se hablaba de un indicador del coste del dinero, de reciente creación y que tomó el lugar del MIBOR: el Euribor.
Al coste de financiación del propio banco, al pedir dinero a otros bancos en el mercado interbancario, se le sumaba un diferencial y éste era el “beneficio” del banco (al que restar otros costes como el de administración y demás). Por ello la mayoría de préstamos hipotecarios se referencian al Euribor + un diferencial.
Si en épocas de máximos históricos del Euribor los bancos se frotaban las manos (salvo en los casos en que se tenían que adjudicar las viviendas por no poder los hipotecados pagara tales cuotas), ahora se tiran de los pelos. ¿Cómo es posible que en un momento de máxima desconfianza entre entidades financieras, se presten el dinero a un año al 1,118% (dato de hoy)?
Salvo para los clientes a los que se encasquetó una cláusula de suelo del 3% o más, esta incongruencia financiera les beneficia: pagan sus hipotecas a un precio “artificialmente” bajo.
En Cotizalia, Enrique Utrera trata de averiguar la razón de esta disfunción en el Euribor en un interesante artículo titulado “El Euribor, una ficción todavía muy rentable para los hipotecados españoles“. Este periodista ha tenido la deferencia de recabar mis opiniones sobre el tema, reflejadas en algunos párrafos que transcribo:

A ver cómo se explica que el Euribor esté en mínimos históricos mientras la desconfianza entre los bancos europeos está en niveles máximos, sin precedentes”, asegura Pau Monserrat, de iAhorro.com, que explica que es imposible que el indicador del que dependen las hipotecas de miles de españoles refleje la realidad en un mercado “en el que el Banco Central Europeo (BCE) deja dinero a la banca, pero la banca no se lo presta a nadie”.

Interesante este comentario de un experto de la banca:

Cuando había liquidez y operaciones, el Euribor funcionaba como un préstamo entre bancos sin garantía de devolución. Es decir,  con riesgo de crédito. “La estructura es exactamente igual que la de un bono senior, una cesión de liquidez sin garantías de recuperación. Pues bien, un bono senior de un gran banco español como Santander con vencimiento en septiembre de 2013 se compra al 4,5%. ¿Cómo se come que entre los bancos se estén prestando entre ellos al 1,11%?”, explican en la mesa de tesorería de una gran caja española.

Más adelante doy mi opinión sobre el IRS hipotecario, un indicador más independiente que el Libor y el Euribor y que probablemente acabe siendo el actor principal del mercado hipotecario a tipo variable de un futuro reciente:

¿Cuánto puede durar este presunto chollo para los hipotecados españoles? Desde abril, hay una nueva referencia hipotecaria llamada IRS. Son las siglas de Interest Rate Swap o permuta de tipos de interés. Este indicador recoge el tipo de interés a cinco años esperado por los mercados de futuros y es más estable. “Como sí se realizan operaciones, el IRS sí recoge la realidad”, explica Pau Monserrat.
Un swap de tipos de interés es un instrumento derivado por el que dos contrapartidas acuerdan un intercambio de flujos consistente en el pago de intereses fijos periódicos por una de las partes a cambio de que la otra le pague intereses variables referenciados a un índice determinado. El nominal de referencia en ningún momento se intercambia, por lo que el riesgo de crédito es mínimo.

Este lunes entra en vigor un nuevo índice de referencia del mercado hipotecario, aplicable a las hipotecas a tipo variable. Este nuevo referencial es el Interest Rate Swap (IRS) o permuta de tipos de interés a 5 años.
No sustituye al euribor, sino que lo complementa. A partir de ahora los bancos y cajas podrán ofrecer hipotecas a tipo variable referenciadas a estos indicadores:
  1. Tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las entidades de crédito en España (IRPH).
  2. Tipo medio de los préstamos hipotecarios entre uno y cinco años, para adquisición de vivienda libre, concedidos por las entidades de crédito en la zona euro.
  3. Tipo de rendimiento interno en el mercado secundario de la deuda pública de plazo entre dos y seis años.
  4. Euribor a un año.
  5. Permuta de tipo de interés o Interest Rate Swap (IRS) a cinco años.
  6. El Mibor sigue vigente para las hipotecas contratadas antes de enero de 2000.

Desaparecen los IRPH sectoriales, de bancos y de cajas, quedando sólo el IRPH de conjunto de entidades. A los clientes que tengan estos IRPH que desaparecen, es importante que revisen la cláusula de su escritura de préstamo hipotecario dónde indica qué tipo de interés sustitutivo se aplicará, que muchas veces es el euribor. No os dejéis engañar por directores sin la necesaria ética, que por lo que comenta ADICAE intentan persuadir a los clientes de que se cambien al IRPH de entidades (peor que el euribor).

La mayoría de españoles tenemos referenciada nuestra hipoteca al Euribor. En este caso, no cambia nada para nosotros. Seguiremos con las mismas condiciones que firmamos en su momento en la escritura de préstamo hipotecario. Eso sí, podríamos estar tentados a subrogarnos a una nueva hipoteca a IRS. Si el que nos recomienda el cambio de tipo de referencia es el banco (por ejemplo nos invita a una novación de condiciones), hay desconfiar. Por desgracia, normalmente lo que nos quiere vender el banco no suele ser lo que más nos conviene a nosotros.

No podemos comparar el Euribor y el IRS en base a los diferenciales; un Euribor+1 puede ser mejor que un IRS+0,50 dependiendo de cómo evolucionen ambos índices. Hay que analizar adecuadamente las gráficas históricas y tener el conocimiento suficiente para hacer proyecciones.

Expansión ha realizado un excelente trabajo en la noticia “Adiós euribor, llega el IRS“, en la que nos compara en una gráfica la evolución de ambos referenciales (y se aprecia perfectamente que el IRS no es más estable que el euribor). Además han recogido algunas declaraciones mías, lo cual es un verdadero placer:

 “Al ser un índice a cinco años, lo lógico es que lo revisaran cada cinco años, pero probablemente lo hagan anualmente. El IRPH, por definición, es un índice que se calcula en función del tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres años y, sin embargo, los bancos y cajas los revisan cada año”, explica Pau Monserrat, economista del comparador de productos bancarios iAhorro.com.

Como en la vida de un préstamo hipotecario, a muy largo plazo, va a haber periodos de subidas y bajadas de tipos, el consejo general de los expertos es, independientemente de referenciarse al euribor o al IRS, no endeudarse por encima de las posibilidades. “La recomendación más sencilla es mirar cuál es el tipo de interés máximo al que ha cotizado el índice, sumarle el diferencial y ver si podemos pagar la cuota resultante. Si podemos pagarla, nos metemos en la hipoteca y si no, es mejor no contratarla”, explica el experto de iAhorro.com.

No se van a dejar de ofrecer hipotecas a euribor, si bien lo lógico sería pensar que la banca ofrecerá de forma más intensa las nuevas hipotecas a IRS:

Dependerá de la demanda, pero es posible que durante un periodo de transición las entidades ofrezcan las dos ofertas. Puede que con un mayor diferencial para el euribor y así, atraer a los clientes hacia el IRS”, adelanta Monserrat.

También el periódico 20 Minutos nos mencionó en su edición impresa y online. Entre otros comentarios:

El euríbor indica el precio al que se prestan diariamente el dinero las entidades en el mercado interbancario europeo. Sin embargo, como actualmente este mercado “está roto, porque las entidades no se prestan entre sí ya que ninguna se fía de las otras, este indicador ya no cumple su función de señalar el coste real del crédito“, opina Pau Monserrat, economista de iAhorro.com.

El IRS, por su parte, se publica diariamente en una agencia de noticias económicas (Bloomberg) y se calcula como “una media del mercado de futuros –un tipo de derivado financiero- sobre la evolución de los tipos de interés a cinco años“, señala Monserrat, para quien aún queda por resolver si la revisión de este índice será anual o quinquenal, y no está tan claro que este cambio vaya a suponer ninguna ventaja para los consumidores. “A los bancos no les salían las cuentas y se han inventado el IRS. Ellos quieren un tipo de interés cuanto más caro mejor“, recalca.

En cuanto a la supuesta “estabilidad de precios” que otorga el IRS, Monserrat se ciñe a los datos: “Viendo la gráfica histórica, casi siempre ha estado sensiblemente más caro que el euríbor, y para colmo su evolución no es más estable, fluctúa igual“, asegura. ¿Cómo evitar perder? Los expertos lo tienen claro: dejar de “aconsejarnos” por el director de nuestra oficina y buscar un experto externo.

Hacer predicciones, sean sobre la rentabilidad de los depósitos en 2012, sean sobre el euribor o el precio de la vivienda no es más que un ejercicio intelectual de deducción. Nadie puede predecir el futuro, pero podemos tratar de adelantarnos a lo que va a pasar; de hecho, para tomar decisiones financieras no nos queda otro remedio que hacer predicciones sobre el comportamiento futuro de las variables económicas implicadas.

En EsRadio he dado mi opinión como director editorial de iAhorro.com de cómo creo que evolucionará el precio de los inmuebles y el euribor en este año 2012:

ESRADIO 30122011 iAhorro.com by iAhorro.com