Entradas

futura regulación del crédito inmobiliario

Iniciamos con este artículo un viaje a lo que será la futura regulación del crédito inmobiliario en España, normativa que empieza a gestarse con la presentación en el Congreso de los Diputados del Proyecto de Ley reguladora de los contratos de crédito inmobiliario (ver en PDF), el 17 de noviembre de 2017, que sigue creciendo con las diferentes enmiendas presentadas por los distintos grupos parlamentarios, publicadas el 23 de marzo de 2018 y que acabará en una Ley, no sabemos muy bien cuándo, teniendo en cuenta las serias dudas de que la legislatura del actual gobierno del PSOE acabe en 2020. Trata de transponer la directiva europea 2014/17/UE y se supone amplia su alcance, por ejemplo aplicando la norma a los autónomos, cuando compran o hipotecan su casa.

Es importante analizar cómo se gesta una norma que acabará afectando a los clientes que vayan a pedir una hipoteca, si son personas físicas y la hipoteca recae sobre un inmueble de uso residencial, o bien la finalidad del préstamo hipotecario sea adquirir un terreno o inmueble construido o por construir.

Leer más

En el programa Material Sensible de Canal 4, medio de comunicación autonómico privado, he participado en una tertulia-debate sobre los préstamos hipotecarios y los créditos personales. Un programa en catalán que toca bastantes de los temas relevantes en materia hipotecaria, entre ellos:

  • La responsabilidad personal universal del titular hipotecario, que además de con el inmueble hipotecado, responde con todo su patrimonio presente y futuro.
  • El alto riesgo que asume una persona que avala un préstamo hipotecario, respondiendo con todo su patrimonio sin adquirir ningún derecho sobre el inmueble.
  • Las hipotecas 100% más gastos y su relativo mayor riesgo respecto a otro tipo de hipotecas en las que aportamos ahorros.
  • Las opciones que tiene un cliente que no puede pagar la hipoteca: asociaciones de consumidores como ASUFIN o ADICAE, el turno de oficio de abogados, entidades públicas como ayuntamientos o la Direcció General de Consum en las Illes Balears.
  • Foros gratuitos de expertos para orientarse antes de acudir a un profesional, como el foro hipotecario de FuturHipotecas.
  • La conflictividad judicial en materia hipotecaria, con temas tan de actualidad como las demandas por cláusula suelo, las hipotecas multidivisa o los préstamos hipotecarios con IRPH (este día 22 de noviembre está previsto que el Tribunal Supremo se manifieste sobre la abusividad de este cuestionado tipo de referencia hipotecario).

Por otro lado, si la semana que viene estáis por Mallorca, os invito al siguiente foro hipotecario organizado por ADICAE en el que participo el 23 de noviembre en Can Campaner. Programa:

En Ser Consumidor he opinado sobre el anunciado abaratamiento para pasar la hipoteca de tipo fijo a variable. ¿Va esta medida encaminada a mejorar la situación de los clientes?

En mi opinión no mejorará en casi nada la situación de los hipotecados. Solo vería abaratar el coste del cambio un hipotecado a tipo variable al que su banco le ofreciera una novación a tipo fijo competitiva. Pasar de Euribor + 1 a, posiblemente, un fijo del 3 o 4%, bajo el argumento comercial de que así “se asegura pagar la misma cuota cuando el Euribor vuelva a subir”, puede ser una opción, pero también una manzana envenenada. Para valorar si nos conviene el cambio deberíamos analizar diferentes variables, unas relacionadas con las condiciones financieras de las hipotecas y los posibles escenarios futuros de tipos de interés, y otras relacionadas con el perfil de los hipotecados, sus objetivos familiares y preferencias de riesgo. Un análisis que buena parte de los consumidores financieros no saben hacer. Podrían acudir a un asesor hipotecario independiente, pero la gran mayoría no sabe ni que existen este tipo de servicios, o bien creen que no necesitan pagar por un asesoramiento que el propio banco debería proporcionar.
Al final, esta medida parece destinada a beneficiar a los bancos, más que a los cientes. Os invito a oir la entrevista que me hizo Jesús Soria al respecto:
Os dejo mi última aparición en el suplemento Tu Economía de La Razón, en el que se analiza la burbuja del alquiler que parece se está produciendo en algunas zonas, predominantemente turísticas, y la posible creación de una nueva burbuja inmobiliaria de los precios de los inmuebles:
La semana pasada la revista Inversión & Finanzas publicó un artículo titulado ‘La banca encarece las hipotecas‘ en el que participo como experto hipotecario.
En el artículo se resuelven algunas de las siguientes preguntas sobre hipotecas que todos nos hacemos:

¿Por qué están subiendo los intereses de las nuevas hipotecas?

Varios son los factores que pueden influir en esta subida, más clara en los tipos fijos que en los variables. Entre ellos:
  1. Previsiones que manejan los bancos en relación a la evolución de los tipos de interés, que les indican una futura subida del mercado.
  2. Un cierto efecto frenada: dado que en 2016 iniciaron un crecimiento importante en la concesión de hipotecas, los primeros meses de 2017 empiezan a frenar un poco, lo que supone precios más altos entre otros resultados. A principios de año, tradicionalmente, se conceden menos hipotecas, aumentando a medida que pasan los meses. Igual reducción se produce al final del año.
  3. No descarto también que haya un cierto componente de “aviso a navegantes”, encareciendo tipos para enviar una señal al mercado: si aumenta la conflictividad judicial (cláusulas suelo, hipotecas multidivisa, IRPH…) y se legisla en contra de los intereses del sector, amenazan con hipotecas más caras. Un clásico del mensaje que los bancos trasmiten cuando ven peligrar sus privilegios.

Generalizando, la mayoría de hipotecas fijas a 20 y 30 años superan el 3% TAE, tocando algunas el 4%.  En tipos variables se mantienen las mejores ofertas, actualmente al Euribor + 0,99%, condiciones que no creo que empeoren a lo largo de 2017.

¿Subirán los intereses en 2017?

Señalar que pese a que 2017 registrará hipotecas más caras que 2016, es previsible que se aumente el ritmo de concesión (más gente podrá optar al crédito hipotecario), con un fenómeno histórico nunca visto en España: concesión de más hipotecas a tipo fijo que variables.
No es descabellado pensar que el Euribor ya ha tocado fondo y que a lo largo de 2017 es posible que el Euribor vuelva a terrenos positivo. La clave es cómo afectará la nueva fórmula de cálculo propuesta por el EMMI al valor del Euríbor.

¿Hipotecas fijas o variables?

Depende de las condiciones a tipo fijo y a tipo variable que nos hayan aprobado, por una parte, y del perfil de los hipotecados.

Una cuestión importante que no se suele tener en cuenta a la hora de solicitar y conceder una hipoteca es el tipo de cliente que la solicita. No hay una mejor hipoteca en general, hay una mejor hipoteca para cada cliente en particular. Hay que valorar la situación económica del cliente, su cultura financiera, su capacidad de ahorro y demás circunstancias para recomendar una hipoteca a tipo fijo o variable. A modo de ejemplo y generalizando, un funcionario sin costumbre de ahorro, sería un buen candidato para una hipoteca a tipo fijo. Por otro lado, un empresario con capacidad de ahorro y conocimientos en materia de inversiones, que ahorra cuando la hipoteca está baja y amortiza anticipadamente si suben los tipos, debería optar por una hipoteca a tipo variable.

¿Volverá a estancarse el precio de la vivienda?

Aún estamos ante un ritmo de compra relativamente bajo, que no frenará que los bancos aumenten los tipos de interés. A los bancos les interesa que los clientes pidan hipotecas y la clave es que sigan aprobando hipotecas; el encarecimiento no frenará la solicitud de hipotecas en estos momentos.
De hecho desde Futur Finances estamos notando un incremento en el interés por contratar hipotecas, si bien se compara y analiza mucho más que antes. Eso significa que los bancos que mejores condiciones ofrezcan, cada vez tendrán más clientes.

Artículo sobre las hipotecas en 2017

Os recomiendo leer el artículo completo:

Vivimos un momento histórico de tipos de interés muy bajos o en negativo, algo nunca visto en el mercado hipotecario español. Los vientos que llegan desde EE.UU. es que vuelven los tipos más altos. Veamos algunas cuestiones sobre el efecto de los tipos de interés a las hipotecas en España.

¿Cómo afectaría una subida de los tipos de interés a la inversión en vivienda?

Las subidas de tipo de los tipos de interés encarecen las cuotas mensuales de las hipotecas a tipo variable, en el momento de las revisiones periódicas, y de las nuevas hipotecas a tipo fijo que reflejan la subida. Es decir, en hipotecas a tipo variable hay un decalaje de entre seis meses y un año en la subida de las cuotas, y no afecta a las hipotecas fijas ya firmadas, sino a las de nueva creación. 
Teniendo en cuenta que el efecto no es inmediato, una subida de intereses aumentará a las cuotas que se pagan por una hipoteca, lo que sumado a la devaluación salarial ya experimentada por los potenciales hipotecados y a que las hipotecas, como norma general, no tienen plazos de más de 30 años, influirá en el precio máximo que un cliente medio puede pagar por una casa. En otras palabras, tipos de interés más altos acaban afectado al precio de las casas, si no aumentan los salarios a un ritmo proporcional. 

¿Qué porcentaje del ahorro de los españoles está invertido en vivienda? 

Aproximadamente un 27% de las inversiones de los españoles están en activos financieros, mientras que el 73% restante está en activos no financieros, primordialmente en ladrillo. Esto choca, con datos de Inverco a 2012, con el 70% de inversiones en activos financieros de EE.UU, país en que solo un 30% de las inversiones está en casas y activos no financieros. 

¿Qué porcentaje de las nuevas hipotecas corresponde al tipo fijo y al variable? 

Si tomamos los últimos datos publicados por el INE, en diciembre de 2016 se firmaron un 68,4% de hipotecas a tipo variable y un 31,6% a tipo fijo, fenómeno que no tiene parangón en las últimas décadas. De segur la tendencia, es posible que el porcentaje de hipotecas fijas acabe superando al de variables.

 ¿Hasta qué punto la subida de los tipos de interés afecta al tipo de hipotecas contratadas?

Un aumento de los tipos de interés, si la banca considera que va a ser un escenario sostenido en el tiempo, provocará que vuelvan a ofrecer solo hipotecas variables, para que el riesgo de subida de tipos lo vuelva a sumir su cliente.
Mientras veamos que los bancos ofrecen activamente tipos fijos, es que sus departamentos de análisis consideran que el escenario más probable es de estancamiento de tipos, no de subidas.
Para los ya hipotecados a tipo fijo, que haya un escenario de subidas de interés les “beneficia” desde el punto de vista de que pagarán durante décadas tipos estables y, en cambio, los hipotecados a tipo variable verán crecer sus cuotas tras cada revisión. O contrario si los tipos siguen bajos mucho tiempo.

¿Hipotecas fijas o variables (teniendo en cuenta las previsibles subidas de tipos que se producirán en el futuro)? 

Hay que estudiar el perfil de cada familia que solicita una hipoteca para poder recomendarle un tipo de financiación con garantía real. Para clientes que pagan bien sus deudas pero no tienen cultura del ahorro, una hipoteca a tipo fijo no muy por encima del 3% nominal es una magnífica decisión.
Os invito a leer el artículo de Raúl Salgado en el suplemento ‘Tu Economía’ de La Razón de hoy, sobre estas cuestiones:

Si te planteas pedir una hipoteca, te dejo 5 sencillas claves para firmar el préstamo hipotecario que acabe encajando con tus necesidades y posibilidades:

1.- Formarse

Antes de iniciar el proceso de búsqueda de hipoteca para financiar la compra de un inmueble o cualquier otra finalidad, es muy importante que el cliente que forme. Para ello hay guías gratuitas como la ‘Guía de acceso al préstamo hipotecario’ del Banco de España o la guía de hipotecas editada por iAhorro.com, entre otras fuentes. Sin formación existe alto riesgo de acabar firmando una hipoteca poco conveniente.

2.- Comparar y negociar

Acudir al banco en el que tenemos domiciliado la nómina y otros ingresos, para que nos ofrezcan las condiciones de sus hipotecas, pero jamás firmar sin comparar estas condiciones con los demás bancos. Cuando ya tengamos recopiladas las condiciones financieras de las mejores hipotecas a nuestro alcance, toca elegir las más baratas y con menos vinculaciones obligatorias e intentar negociar con la oficina, para bajar los intereses, quitar comisiones o eliminar productos adicionales “obligatorios”, como los seguros (más caros si los comercializa el banco). 

3.- Tasar con varios bancos, lo ideal

Lo ideal es que si varios bancos nos han aprobado la hipoteca, tasemos con al menos los dos mejores. La razón es que a veces los bancos aprovechan los últimos días antes de la firma para colocarnos más productos o empeorar determinadas condiciones de la hipoteca, ya que el cliente ya va con prisas. Si tenemos dos hipotecas aprobadas con tasación, nuestra fuerza de negociación aumenta exponencialmente.

4.- Asesoramiento hipotecario independiente


Para evitar firmar un préstamo hipotecario con cláusulas abusivas o condiciones que no conocíamos ni deseábamos, acudir a un abogado o economista experto es la mejor forma de aprovechar el asesoramiento de profesionales hipotecarios.

5.- Revisar el borrador

Siempre ejercer el derecho de a revisar el borrador del préstamo hipotecario 3 días antes de la firma ante notario. Siempre ejercer este derecho y preguntar al notario todas las dudas que nos surjan: nos asesorarán de forma gratuita.

En definitiva, formación, información y asesoramiento independiente para realmente firmar una buena hipoteca.





Pedir hipoteca en 2017 es algo más asequible para una persona o familia que el año pasado, si tenemos en cuenta que los requisitos de riesgo se han suavizado un poco. Para saber qué tienen en cuenta los bancos a la hora de aprobar o denegar una hipoteca, puedes consultar el artículo de requisitos para conseguir una hipoteca.

Cuando vale la pena pedir una hipoteca

Antes de acudir a los bancos a pedir si nos aprobarán una hipoteca o contratar los servicios de un intermediario hipotecario, es más que recomendable que nos formemos. La guía de hipotecas que edité para iAhorro.com y la guía del Banco de España son dos formas geniales de empezar a coste 0. Si quieres invertir algo más de dinero, busca libros sobre hipotecas. Mi primer libro “La banca culpable” te puede servir de ayuda.




La formación hipotecaria te enseñará que nunca hay que pedir una hipoteca cuya cuota mensual supere el 30-35% de tus ingresos netos. Además, si contratar una hipoteca a tipo variable o mixto, deberás utilizar un valor del Euríbor alto para hacer simulaciones de cuotas, ya que en materia hipotecaria la prudencia siempre tiene que prevalecer. Este simulador del Banco de España permite hacer este tipo de cálculos.

Si bien en ocasiones es posible conseguir una hipoteca al 100% de compraventa e incluso financiar los gastos, si lo permite el 80% de tasación, es muy recomendable tener ahorros. No solo para poder pagar en efectivo los gastos y parte del precio de compraventa, sino para quedarnos una parte de ellos guardados, por si en un futuro tenemos problemas puntuales de pago y poder tirar de ellos.

Si tenemos buena estabilidad laboral o somos autónomos capaces de rentabilizar nuestro negocio hace muchos años, tiene sentido pedir una hipoteca en 2017.

Cuando no pedir hipoteca en 2017

Tan importante es saber conseguir un préstamo hipotecario como saber cuando ni pedirlo.

Si no tenemos capacidad o costumbre de ahorrar (gastar menos de lo que ingreso), endeudarnos a décadas vista no es una buena idea. Si uno no llega en ocasiones a fin de mes, puede atrasarse unos días en pagar el alquiler. Pero las hipotecas son obligaciones mucho más duras, que pueden implicar la pérdida de nuestro hogar y una deuda de por vida, si nos las podemos pagar.

Si sabemos que no somos muy responsables a la hora de devolver deudas o cumplir nuestros compromisos, ni se nos ocurra pedir una hipoteca. Es algo muy serio.

Cuando el banco nos pide que avalen nuestros padres, es una mala señal, o de que no tenemos una estabilidad laboral adecuada, no aportamos ahorros o, simplemente, que el banco no se fía de nosotros o quiere garantías excesivas a la hora de dejarnos el dinero. No es que nunca debamos pedir una hipoteca con avalistas, pero desde luego solo si nuestros padres entienden perfectamente que se ponen en la misma posición que los hipotecados a cambio de nada. Y, además, tienen los ingresos disponibles suficientes para pagar un tiempo las cuotas de la hipoteca si nosotros no podemos.

Pedir hipoteca en 2017: formación, prudencia, capacidad de pago y estabilidad de nuestros ingresos. Nada más, nada menos.

Tras la sentencia del Tribunal Supremo que considera que determinados gastos que han pagado todos los hipotecados al constituir su hipoteca correspondían al banco, los clientes pueden reclamar al banco que les pague este dinero. La abogada de Futur Legal Cristina Borrallo nos explica en su blog que “Para una hipoteca de 150.000 euros hay unos 3.000 euros que puedes recuperar“.

Por otro lado, la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en materia de cláusulas suelo abusivas por falta de transparencia (más del 90% según los tribunales) abre la puerta a reclamar al banco todas las cantidades pagadas de más desde la firma de la hipoteca, no desde mayo de 2013 como pretendía nuestro Tribunal Supremo. Más de 20.000 euros a favor del cliente en una hipoteca de 180.000 euros con una cláusula suelo del 3,50%, con cálculos de este perito economista para Cinco Días.

Su despacho de abogados y economistas expertos en banca ofrece gratuitamente a los visitantes de Futur Finances revisar gratuitamente la escritura de su préstamo hipotecario vía email (pau.monserrat arroba futurlegal.com) para identificar si están afectados por una cláusula suelo o si pueden reclamar gastos. Tras esta primera revisión gratuita, el afectado puede concertar una cita para que estudien la demanda contra el banco o no, sin compromiso.

¿Devolverán los bancos las cantidades sin necesidad de demandarles?

Es muy poco probable.  Como explico en la siguiente entrevista de radio en Ser Consumidores, estoy convencido que no dejarán otra opción a los afectados que demandarles.
 
En todo caso, si el abogado considera que podemos ganar, será más rápido y rentable iniciar una demanda individual que esperar.

¿Cómo saber si tengo una cláusula suelo?

Si contratamos una hipoteca a tipo variable y durante varios años hemos pagado la misma cuota, seguramente tenemos una cláusula suelo. Para asegurarnos basta enviar un email a los profesionales de Futur Legal, gratuito y sin compromiso.

¿Cualquiera  puede reclamar gastos de la hipoteca?

. No hace falta que estemos también afectados por cláusula suelo, son gastos que hemos pagado nosotros y correspondían al banco.

¿Puedo reclamar si ya he cancelado la hipoteca?

Es posible. Los abogados de Futur Legal analizarán tu caso y te explicarán las posibilidades que tienes.

¿Y si el banco me quitó el suelo firmando un documento privado?

Es posible que hayas renunciado a tu derecho a reclamar judicialmente, pero no está todo perdido. Contacta con los abogados de Futur Legal.

¿Si tengo sentencia firme, puedo seguir reclamando?

Habría que estudiar la sentencia, pero en principio no: se considera cosa juzgada.


Si te colocaron una cláusula suelo en tu préstamo hipotecario y no te lo explicaron debidamente, estás de suerte: el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictaminado que los bancos deben devolver cantidades a los afectados por cláusula suelo desde la firma de la hipoteca. Si aún no has acudido a un abogado para que analice si procede demandar al banco por existencia de una cláusula suelo abusiva por falta de transparencia, te recomiendo solicites presupuesto a los abogados y economistas de Futur Legal, dejando tus datos de contacto aquí. En el vídeo del principio te explico, en catalán, la situación de los afectados por cláusula suelo abusiva en 2017.


No estamos hablando de una cantidad a reclamar pequeña. Una hipoteca de 180.000 euros contratada en 2007 podría suponer recuperar 20.000 euros en cantidades pagadas de más, como explican en este artículo los expertos en demandas contra bancos de Futur Legal.

Demanda al banco si tienes una cláusula suelo y no fuiste debidamente informado: no pides nada, reclamas lo que en derecho es tuyo.

Aprovecha además la sentencia del Tribunal Supremo que considera que determinados gastos que pagaste al contratar la hipoteca los habría tenido que pagar el banco y recuperarás otros miles de euros más.

Los años pasados han sido años de abusos bancarios generalizados, sean cláusulas suelo abusivas, IRPH más caros que el Euríbor, hipotecas multidivisa y una larga lista de productos mal comercializados contra el interés de los consumidores. Que 2017 sea el año de la ira del consumidor, ira pacífica, pero ira: el año de las demandas masivas contra los bancos que han hecho mal su trabajo y han perjudicado a sus clientes.

Demanda por cláusula suelo, 2017 es tu año. A continuación una entrevista en Ser Consumidor sobre cláusulas suelo en 2017 del pasado domingo: