Entradas

De productos financieros ha ido la semana en los portales de FinancialRed. También hemos tratado de aventurar que futuro laboral hay detrás del tele-trabajo.

Bankia y Banca Cívica: sin credibilidad nuestro sistema financiero ha perdido lo más importante de cara a los inversores extranjeros y nacionales.

Las participaciones preferentes son:

  1. Son un producto complejo de carácter perpetuo. Con esta primera frase bien leída, el ahorrador de perfil conservador no habría invertido en preferentes.
  2. Una participación preferente es un título de renta fija emitida por un banco o caja.
  3. No constituye un depósito bancario, por lo que no están garantizadas por el FGD.
  4. Preferente no significa que se sea acreedor privilegiado. El orden de prelación de los poseedores de participaciones preferentes está después de los acreedores comunes y subordinados. En román paladín, cobran de los últimos en caso de quiebra de la entidad.
  5. Si la entidad financiera no tiene beneficios, no se cobra.
  6. A los 5 años, con autorización del Banco de España, la entidad puede recomprar las participaciones preferentes por su valor nominal. En el caso de la CAM, representaría un regalo para sus tenedores, difícil de justificar dado que se haría por un precio muy por encima de su valor de mercado, con dinero de todos los contribuyentes.

Si tienes preferentes de la CAM o de cualquier entidad financiera o si tu director quiere encasquetartleas, no debde dejar de leer el post Participaciones preferentes: un producto de riesgo.

Trabajar desde casa para otra empresa puede implicar un cambio de paradigma laboral en un futuro no muy lejano.

Hay ventajas y desventajas para el trabajador y la empresa que afectarán, sin duda, al marco laboral venidero.

Esta semana hemos tenido el privilegio de colaborar en un post invitado con el blog corporativo de Sage. Se ha tratado el concepto de autónomo económicamente dependiente y la forma de diferenciarlo del “falso autónomo“, fórmula aplicada por algunas empresas en fraude de ley que utilizan el contrato con un autónomo para incorporar a sus filas trabajadores que en verdad prestan sus servicios por cuenta ajena.

Si os interesa el tema os invito a visitar el blog de Sage:

El autónomo económicamente dependiente y el falso autónomo

No el tradicional, ese de papel que se presenta en las entrevistas tradicionales de trabajo y que casi nunca dice nada ni sirve de mucho más que de formalidad laboral. La vitalidad es la del curriculum 2.0, una entelequia viva y en constante evolución.

El curriculum 2.0 es todo lo que consta en nuestro curriculum 1.0 (estudios, trabajos y demás) y lo que escribimos en el blog personal o profesional,  los comentarios que hacemos en otras webs o blogs, los vídeos que colgamos en Youtube, las diapositivas que compartimos en Slideshare,  nuestros perfiles  en redes profesionales y sociales y todo lo que hacemos en la Red.

Está tan vivo que a los estudiantes pre-universitarios ya les daría un consejo: No escribáis, no compartáis fotos, ni vídeos, ni ningún tipo de material que en un futuro os pueda perjudicar en vuestra carrera profesional.

En esta nueva era de las redes sociales lo que se publica en Internet permanece de por vida (la vida de la red, al menos). El empleo 2.0 es, y cada vez será más, como el Gran Hermano que todo lo sabe.

Este consejo, evidentemente, también va dirigido al resto de lectores y lectoras más madurit@as. El curriculum 2.0 se crea a medida que uno va haciendo y compartiendo cosas en Internet. Y cada cosa que uno haga, sea profesional o de ocio, debe hacerse pensando en que cualquier persona puede y podrá acceder a esta información y procesarla. Hemos dado a los reclutadores de personal, parejas y ex-parejas, jefes y servicios secretos unos medios jamás soñados. En Internet cada vez estamos más visibles y expuestos.

Tonterías como jugar a FarmVille de Facebook (le quemaré la granja al que me invitó impulsivamente al juego de las vacas estas), y publicar que se ha encontrado un cabestro rosa del vecino de la finca de al lado en el muro, informa de la hora en que dedicamos tiempo al ocio. Y podría ser que fuera en horario laboral, ¿verdad pillines?

Los grupos que seguimos en Facebook informan directa o indirectamente de nuestras creencias, ideología, forma de ser y de pensar. Una arma muy peligrosa en las manos inadecuadas.

Si estas dos banalidades informan de tantas cosas, imaginad lo que se puede sacar de nuestros comentarios en foros y participaciones en grupos y webs, de los blogs que escribimos, de nuestros perfiles en LinkedIn, Xing, Facebook o Twitter, de las fotos y vídeos que colgamos en Flickr o Youtube o cuelgan nuestros amigos o conocidos en Facebook, etc, etc.

El curriculum 2.0 se crea desde el primer momento en que se empieza a participar en la red, por lo que hay que tener muy en cuenta que todo lo que se comparte es susceptible de ser revisado y tratado por cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar del mundo.

No se trata de no hacer nada en la red y aislarse del nuevo mundo. Se trata de no hacer ni decir nada que no queramos que alguien pueda saber en algún momento de nuestra vida.

Imagen | JModus, Flickr

Leo en Meneame el supuesto caso (actualización 11/08/2010: acerté al sospechar, es un Hoax, si bien no desvirtúa el contendio de este post) de una empleada que abandona su trabajo harta de sentirse menospreciada por su jefe Spencer. Os recomiendo ver y leer las fotos por qué no tienen desperdicio. La traducción, si la necesitáis, está en el comentario 8 del enlace de Meneame.

Básicamente, se va al saber que su jefe, además de tratarla despóticamente y olerle mal el aliento (señores, pidan a su familia que le diga la verdad en pos de una saludable jornada laboral con los suyos), considera que una de sus mayores cualidades es estar buena. Daría risa si no fuera tan triste y tan común, me temo. No es que encontrar bonita a una compañera o empleada o jefa sea malo, lo malo es usar esta percepción para minusvalorar las cualidades de una profesional.

En la misma línea, no de belleza femenina, sino de un profesional que se ha marchado de una empresa por la incapacidad directiva de su responsable, leí un post explicando su vivencia de un buen amigo (está en catalán, aconsejo Google traslator en caso de no entenderlo, vale la pena).

No voy a polemizar por polemizar, yo soy un empresario humilde y tengo mis virtudes y defectos laborales como todo el mundo. No se trata de atacar al colectivo de directivos ni hacer populismo bloggero barato.

Lo que ocurre es que uno, si dirige personas y gestiona recursos, tiene una responsabilidad que no puede olvidar. De su capacidad de gestión, de coordinar equipos humanos, de su involucración en la empresa y en sus habitantes (socios, directivos, empleados, proveedores, clientes) depende no sólo su sueldo o beneficio, sino las personas y sus sueldos y bienestar.

Un directivo inútil puede llevar a la ruina una empresa y mandar a sus empleados a la calle, a los socios arrebatarles el valor de las acciones, a sus proveedores obligarles a ajustar sus plantillas y a los clientes dejarles sin servicio, entre otros damnificados.

No digo que para ser directivo haya que ser un genio, ni mucho menos. Ni que se haya que tener un carácter exquisito y una inteligencia emocional a prueba de bomba. Lo que si digo es que si uno tiene intención de dirigir personas y recursos, debe ser disciplinado, serio, voluntarioso, disfrutar de su trabajo y de trabajar con los demás, formarse cada día en las habilidades técnicas que requiere su puesto y en las emocionales que se necesitan para mandar. En pocas palabras, ser un jefe y no un gañán empresarial.

Los emprendedores arriesgan su dinero e invierten su tiempo para, si la cosa funciona, obtener un beneficio. No basta, para poder apropiarse del beneficio que genera su empresa. Hay que dar más, crear un ambiente de trabajo productivo y sano en que sus empleados se sientan bien. La responsabilidad social ya no debería ser un plus, en una sociedad interconectada y social como la que empezamos a vivir, crear empresas humanas será una condición necesaria para sobrevivir empresarialmente. O eso espero si queremos ser un país competitivo.

A los vagos, a los manipuladores, a los arrogantes, a los engreídos, a los aprovechados, a los déspotas, a los ignorantes, a los irresponsables y demás, les ruego no se dediquen al mundo de la dirección. Sobran.

Una gozada esta iniciativa. Os invito a participar mañana visionando en directo las ponencias y participando con preguntas a través de Twitter, Facebook, email o SMS:

Financial Congress en directo

¿Qué opina de la máxima “los bancos no tienen alma”? le pregunté al ponente, a lo que me contestó (creo que no entendió muy bien lo que le quería preguntar):

 
Esta nueva semana nos deja tres nuevos posts en Actibva: La razón de que los datos del paro que nos da la EPA y los del paro registrado en las oficinas del antiguo INEM no cuadren, comentamos la deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF que se presenta ahora y comentamos algunas personalidades disfuncionales y sus efectos en la toma de decisiones económicas.

Los datos de paro registrado, que son siempre menores que los de la EPA, son los utilizados por el Gobierno de turno; el truco es que no incluye las personas no inscritas (por no tener derecho a paro ni a ayudas y no verle utilidad a las oficinas de empleo como intermediarias en la búsqueda de empleo) ni el colectivo de los más jóvenes que tratan de compatibilizar estudios con trabajo.

Paro según la EPA y según el INEM: Los números no cuadran

La deducción se aplica a los contribuyentes que han vivido de alquiler en un inmueble considerado vivienda habitual a efectos del IRPF. Por tanto no cualquier alquiler es deducible. Tendremos que comprobar que la vivienda alquilada cumple con los requisitos para ser considerada vivienda habitual; en realidad, para que Hacienda no nos ponga problemas sería suficiente con tener un contrato de alquiler debidamente formalizado y que la vivienda arrendada sea la vivienda principal.

Deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2009

Tener una personalidad disfuncional no implica estar enfermo; hay muchos grados y casi todo el mundo tiene, en cierta medida, personalidades desequilibradas. Conocer nuestras debilidades es el primer paso para corregirlas. En esta entrada hemos visto diferentes tipos de trastornos de personalidad y su influencia en la toma de decisiones de carácter económico. Entre otras son:

  1. Personalidades excéntricas: Paranoide, esquizoide y esquizotípica.
  2. Personalidades inestables: Personalidad psicópata, límite o borderline, histriónica y narcisista.
  3. Personalidades ansiosas: Por evitación, por dependencia y obsesivo-compulsiva.
  4. Otras: Personalidad depresiva, pasiva agresiva, etc.

Personalidades disfuncionales y toma de decisiones 

Imagen | DerrickT

Esta semana que hemos dejado atrás ha visto alumbrar dos entradas en el blog de Actibva:

Comentarios sobre los empleos más demandados para salir de la crisis:

Empleos para salir de la crisis

y una aproximación a en que consiste la Central de Riesgos del Banco de España:

La CIRBE es una radiografía de nuestras deudas financieras

Con esta pregunta no me refiero a que los empleados que nos tratan el las sucursales bancarias sean mediocres, trato de hacer hincapié que, conscientemente y como una estrategia definida, muchas entidades financieras han puesto en marcha desde hace muchos años una selección de recursos humanos enfocada a elegir a los profesionales más grises.

Ni tontos ni demasiado listos, como me categorizó un mediocre responsable de recursos humanos de una entidad desaparecida ya.

En nuestra segunda colaboración con GurusBlog hemos tratado este tema:

Selección del personal bancario en GurusBlog

Quiero dedicar un comentario a esta interesante, profesional, completa y altruistas iniciativa 2.0 de profesionales de los Recursos Humanos, liderada por Pedro Rojas y con la participación de Alfonso Alcántara, Pilar Jericó, Mario Dehter, Encarna Batet, Sergio Ibáñez, Pedro Robledo, Andres Pérez, Gabriel Schwartz, Juan Martínez, Directivo Pyme, Carmen Jasanada, Felipe Rodríguez, José Luís del Campo, José Carlos Amo, Ana M. Diaz, María Jesús Salido, Beatriz García y Tomás Guajardo.

A todos ellos mi más sincera enhorabuena. Os prometo visitar vuestros blogs a medida que vaya sacando tiempo para ello.

A los lectores de Futur Finances os recomiendo leer con detenimiento este brillante trabajo, que os será de mucha utilidad para conservar, mejorar o conseguir un empleo:

Bloguí@ de E-mpleo