Juego de contrucciones

Es importante que en la comercialización de un préstamos hipotecario multidivisa el cliente estuviese informado de todos los riesgos de la operación y qué escenarios podrían darse en caso de cambios en el mercado de divisas. Si por el contrario el cliente únicamente fue informado de posibles beneficios y fue comercializado el préstamo como un préstamo hipotecario a un tipo de interés muy competitivo y con condiciones aparentemente ventajosas (eludiendo los riesgos) podríamos estar ante un supuesto de claro error a la hora de prestar el consentimiento.El éxito de una futura demanda (en este formulario puedes solicitar presupuesto sin compromiso) depende de varios factores, en aplicación de la reciente Sentencia del Tribunal Supremo en la materia.

Básicamente son tres los elementos a tener en consideración:

  • La condición de los clientes como consumidores: Personas que actúan fuera del ámbito mercantil o empresarial.
  • El perfil de los prestatarios: Personas con estudios en la materia, avezados en productos financieros.
  • Cambios de moneda efectuados: Si se han realizado algún cambio de divisa.

Asimismo, hay que tener en consideración toda la entrega documental que se hizo en la fase precontractual y contractual. La existencia de oferta vinculante, folleto informativo, advertencias escritas o simulaciones de escenarios diversos de apreciación/depreciación de las monedas son fundamentales para evaluar la viabilidad de una futura demanda judicial.

En aplicación del principio de conservación de los contratos y por ser lo más beneficioso para los afectados, debería declararse la nulidad parcial del préstamo hipotecario, en lo referido únicamente al clausulado multidivisa, esto es, la cláusula multidivisa propiamente y todas aquellas estipulaciones que se refieren a la misma (compensación por riesgo de divisa, etc).

Si usted está pensando en formalizar un préstamo de este tipo debe valorar los pros y contras de este tipo de operación, teniendo presente que puede tener algunos beneficios pero también puede suponer enormes pérdidas. Estos son nuestros consejos:

  1. Exija a la entidad toda la entrega documental previa y analice la misma, apoyándose en expertos en la materia.
  2. En el caso de préstamos hipotecarios para adquisición de vivienda habitual tenga presente que está hipotecando su domicilio y generalmente los vencimientos son muy amplios, por lo que los riesgos se agudizan.
  3. Procure endeudarse en la moneda donde obtiene sus ingresos.
  4. No se deje llevar por las bonanzas del producto, pues puede que un tipo de interés más bajo no compense el riesgo al que puede estar expuesto durante años.

Si ya está hipotecado en divisas o cree poder estarlo les recomendamos que acudan inmediatamente a servicios profesionales, pues un buen diagnóstico preventivo de su situación podrá rescatarle de un eventual sobreendeudamiento inesperado.

Cristina Borrallo, abogada especialista en Derecho Mercantil, en particular, en Derecho Societario, Concursal y Bancario.

 

(Visited 10 times, 1 visits today)