Entradas

Muchos son los motivos por los que en algún momento de nuestra vida, necesitamos pedir dinero para hacer frente a un gasto, sea la adquisición de un vehículo, de una herramienta, para pagar estudios o para hacer una reforma en nuestra vivienda.

El problema de pedir dinero no viene dado del hecho de adquirir una deuda en sí sino de sobre endeudarnos, ahí radica el verdadero peligro de cualquier persona, sea física o jurídica. Por ello debemos ser responsables a la hora de solicitar crédito, sea del tipo que sea, ya que si en algún momento dado no podemos hacer frente a las cuotas, entraremos en un bucle de morosidad, intentos de recobro y gastos generados que nos nos interesa en absoluto, es más, debemos huir de estas situaciones como alma que lleva el diablo. ¿El mejor antídoto? Saber lo que firmamos y estar razonablemente seguros de poder hacer frente al compromiso que vamos a adquirir.


Leer más