La agrupación de deudas y préstamos permite unificar tus deudas u obtener liquidez, en base a una nueva hipoteca sobre la vivienda habitual y otros bienes inmuebles que se puedan poner en garantía.  Es una solución financiera para familias con ingresos estables que, por falta de cultura financiera, pautas de consumo equivocadas (que han de solucionarse también) o bien situaciones puntuales de gastos extraordinarios o reducción de ingresos, se han sobreendeudado con préstamos personales, créditos rápidos o tarjetas de crédito.

Es importante tener claro que estamos hablando de personas que pueden hacer frente a la cuota de su hipoteca actual, una vez unificados los pagos del resto de deudas no hipotecarias. Si el problema es que no pueden pagar ni la deuda personal ni la hipotecaria, no hay solución reunificado deudas.

Solicita información sin compromiso sobre las posibilidades que tienes de reunificar tus deudas, si tienes una vivienda hipotecada o libre de cargas (en propiedad o de un familiar que esté dispuesto a que le hipotequen un inmueble y firmar como hipotecante no deudor).

Con un intermediario profesional

El CEO de Futur Finances es Pau A. Monserrat Valentí, economista experto en el mundo hipotecario, cuya labor en defensa de los derechos de los consumidores bancarios frente a la banca es muy intensa en los medios de comunicación y asesorando a los clientes.

Seleccionamos con criterios de profesionalidad y máximo cumplimiento de la legalidad vigente a los intermediarios hipotecarios que van a tratar los expedientes de nuestros usuarios. Nuestra función es poner vuestro caso en buenas manos, para que os ofrezcan la mejor solución hipotecaria y, de no existir solución, orientaros al respecto.

La reunificación de deudas en 2021: opciones

A octubre de 2020 y en base a un exhaustivo estudio de campo del economista Antonio Gallardo, sabemos que la oferta actual de reunificación se centra especialmente en conseguir ahorros significativos en la cuota, así el ahorro medio actual en la cuota reunificada se sitúa en una media del 76,9% con un ahorro máximo del 79,7%.

Este ahorro tan importante es producto fundamental de plazos elevados. En la mayoría de los casos se permite reunificar en hipoteca con hasta un máximo de 30 años, aunque hay productos de plazo superior de hasta 40 años.

En tipos de interés la hipoteca fija se impone a la variable y el tipo de interés que más se repite es del 2%, un tipo de interés de mercado para hipotecas con un plazo tan dilatado como las que se suelen ofrecer en las reunificaciones. Pero también, dentro de esta oferta las hay que superan el doble de esta cantidad llegando incluso al 4,5%.

Todo ello conlleva una gran diferencia en el coste si se reunifica al plazo máximo que se ofrece. Así para una hipoteca de 115.000 euros el coste medio en intereses alcanza los 59.700 euros.

Con respecto al uso de la reunificación actualmente casi un 4% de los españoles ha declarado hacer una reunificación de las cuales más de la mitad, un 57% lo ha hecho a través de una hipoteca.
Entre los productos que se incluyen en las reunificaciones, el mayoritario es la tarjeta de crédito, incluido en casi 9 de cada 10 operaciones de reunificación (88,9%) lo que denota un grave problema por deudas importantes acumuladas con este producto, le siguen prestamos personales (73,1%), hipoteca (59,1%) y ya a mayor distancia minicréditos (37,1% pero un porcentaje muy elevado si tenemos en cuenta que suelen ser préstamos de pequeños importes, lo que también indica acumulación de deudas o impagos).

En relación a con quien han reunificado, los canales formales siguen siendo mayoritarios ya que bancos (69,4%) y Establecimiento Financiero de Créditos (8%) suman un 77,4% del total, aunque ya casi una cuarta parte, un 22,6%, se realiza por prestatarios privados.

Con respecto al incremento de plazo lo más común es menos de 5 años (40,2%) muy relacionado con reunificaciones a través de préstamos personales, pero le sigue el contrario, el de más de 15 años, con un 30,3% y vinculado con reunificaciones a través de hipotecas, las que como hemos visto en nuestros supuestos suponen las más costosas.

Casi 3 de cada 10 personas que reunifican (29,4%) aprovechan para ampliar capital, pedir más dinero que el que necesitan para saldar las deudas.

Con respecto a los gastos añadidos de este tipo de operaciones casi 2 de cada 10 les cobran honorarios de gestión existiendo una gran correlación con las reunificaciones realizadas por empresas no financieras. No es el único coste, ya que en este caso relacionado con las reunificaciones bancarias un 23,3% declaran que les han vinculado otros productos, principalmente seguros de vida y/o protección de pagos.

Oferta actual

Agencia Negociadora: es condición obligatoria tener vivienda, hipotecada o no. Ofrece una hipoteca a 30 años con tipo fijo del 3,5% y una cuota mensual de 551,18 euros.

Inmofinan: ofrecen préstamos de hasta 90.000 euros con un tipo de interés del 3,5% y plazo máximo de 9 años.

Cuando la reunificación no es viable

Veamos algunos casos en que la agrupación hipotecaria de deudas no tiene sentido ni viabilidad:

Una familia que tiene varios préstamos personales y tarjetas y no puede pagarlo todo. La reunificación de préstamos sin una garantía real, sin la posibilidad de hipotecar una vivienda, no tiene sentido tramitarla con un intermediario. Reunificar préstamos sin hipoteca se ha de negociar directamente con alguno de los bancos que tenemos deudas. No es una tarea fácil y, si no llevamos al día todas las deudas, las posibilidades son muy bajas. Pero no hay soluciones mágicas. Tal vez lo más conveniente es contactar con un abogado especializado que negocie por nosotros y estudie si tiene sentido presentar un concurso de acreedores de persona física o segunda oportunidad. La pega es que hay que tener dinero para hacer frente al proceso, cosa improbable si estamos endeudados.

Una familia o empresa endeudada con un préstamo hipotecario y otras obligaciones personales, cuyos ingresos no bastan ni para pagar la cuota hipotecaria actual. En estos casos, ni el concurso de acreedores tiene sentido, ya que las garantías reales no pueden negociarse dentro del proceso. Si no podemos pagar la hipoteca debemos negociar con el banco una carencia y aumento del plazo de devolución, pero es muy complicado que además nos conceda un importe adicional para agrupar el resto de deudas. En este enlace hay algunas ideas cuando no puedes pagar la hipoteca.

Ventajas de una reunificación hipotecaria

Unificar todas las deudas en una sola hipoteca tiene una serie de ventajas a tener en cuenta, entre las que podemos mencionar:

  1. Reducir las cuotas mensuales que pagas de tus préstamos y tarjetas, pasando a pagar sólo una cuota de la hipoteca.
  2. Restaurar tu historial crediticio, solventando los problemas de impagos, Asnef, RAI o embargos. Tendrás una segunda oportunidad financiera.
  3. Disponer de liquidez para afrontar nuevos proyectos personales o profesionales con tipos de interés más reducidos como los que te proporciona una hipoteca.

Información básica sobre la reunificación de deudas

Es una unificación de todos los préstamos personales, deudas de tarjetas de crédito, la propia deuda pendiente de la hipoteca previa y otras posibles deudas (embargos, impagos a la Seguridad Social o Hacienda, entre otras) en un nuevo préstamo hipotecario sobre la vivienda habitual y otras garantías inmobiliarias.

Los agentes que intervienen en una reunificación de deudas son:

  1. La familia cliente.
  2. El intermediario financiero, mal llamado reunificadora de deudas (no concede la hipoteca, su función es negociar, tramitar y asesorar al cliente ante el banco).
  3. El banco que concede la reunificación de deudas, es decir, la nueva hipoteca.
  4. La tasadora.
  5. El notario que da fe.

El cliente tiene que saber que siempre firmará la hipoteca de reunificación de deudas ante notario y que la hipoteca se la concederá una entidad financiera debidamente inscrita en el Banco de España. El intermediario hipotecario te asesorará sobre cuál es la mejor opción, negociará con las diferentes entidades financieras y tramitará la operación. Pero no es quien concede la hipoteca.

Es un productos financiero útil para las familias que se han sobreendeudado y necesitan equilibrar sus finanzas agrupando todas sus deudas en una sola cuota hipotecaria, para poder pagar menos  al mes (si bien la deuda pendiente aumenta ya que hay que incluir los gastos de la reunificación y la cancelación de los préstamos).

Puntos clave a la hora de plantear una reunificación de deudas

Toda operación financiera siempre tiene un coste y en el caso de la reunificación además de los gastos iniciales está los intereses en una operación a largo plazo, por ello, es de suma importancia cumplir una serie de puntos para conseguir el equilibrio entre cuotas lo suficientemente bajas para que tengas libertad financiera y un coste económico desorbitado, para ello:

  1. Busca siempre la mejor oferta en tipos de interés, en una operación con plazos largos equivale a un ahorro económico importante.
  2. Marca siempre como objetivo una cuota que permita poder pagar todas tus deudas sin problema y ajusta el plazo a ese objetivo. Aunque mayores plazos pueda suponer una cuota inferior también un desembolso mayor en intereses.
  3. Busca aquellas hipotecas que no penalicen la amortización anticipada, total o parcial, así, si tu día a día te lo permite podrás recortar el plazo con pagos parciales.
  4. Si tienes la opción de conseguir liquidez procura que esta sea la estrictamente necesaria para no aumentar su coste.

Segunda oportunidad y reunificación

Si tienes una vivienda en propiedad la solución más factible a la hora de afrontar el sobreendeudamiento es la reunificación de deudas.

La Ley de Segunda Oportunidad supone intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con los acreedores (en particulares especialmente con entidades financieras) con un mediador concursal de por medio. Si tras tres meses sin llegar a un acuerdo solicitar al juez liquidar de forma ordenada el patrimonio del deudor y concederle la liberación de sus deudas. En la práctica genera distintos problemas como:

  1. Si se paralizan o no los intereses desde el momento del inicio de la negociación.
  2. Los costes del arbitraje.
  3. Principalmente que las entidades financieras están menos dispuestas a estos tipos de acuerdo, en especial si existe una vivienda con hipoteca.

Por el contrario, si tienes esa garantía, con la reunificación si tendrás la opción de presentar un plan viable a tu entidad financiera con la que conseguir hacer frente a las deudas sin perder tus bienes, principalmente la vivienda habitual.

Novación o subrogación

A la hora de reunificar también puedes aprovechar para cambiar las condiciones de tu hipoteca y si tu banco actual no acepta los cambios (novación) poder hacerlo en otro banco (subrogación):

Aunque existe una diferencia de costes, la novación es más barata, también existe diferencia en el objetivo final: la mejora de las condiciones. La novación es mucho más restrictiva. Puede servir para propósitos como eliminar alguna comisión o pequeños cambios en el interés. Y muchas veces para conseguirlo se obliga a que el cliente haga más cesiones al banco en otros productos.

Por esto, para una mejora radical, que en la mayoría de los casos no acepta la misma entidad, tienes la opción de cambiar de banco, de subrogar tu hipoteca a otra entidad y conseguir reunificar tu hipoteca en mejores condiciones.

Inconvenientes de reunificar

La reunificación de deudas con base hipotecaria implica unos gastos que hay que valorar antes de contratar este producto (tasación, cancelación de la hipoteca y préstamos a reunificar, gastos de gestoría, notaría y registro, comisión de apertura de la nueva hipoteca y honorarios de intermediación).

La reducción el pago mensual se consigue agrupando todas las deudas en una nueva hipoteca, lo que implica una deuda pendiente superior y puede que una ampliación del plazo. Es muy importante que el cliente entienda que es una solución financiera puntual y que no debería repetirse. Una segunda oportunidad que se ha de saber aprovechar, no una forma de seguir gastando más de lo que se ingresa.

 

(Visited 3.623 times, 1 visits today)
8 comentarios
  1. Jon moreno rodiño
    Jon moreno rodiño Dice:

    Me gustaría salir del asnef de unos mini creditos lo demas tengo todo al día y de paso tener un poco de.dinero en la cuenta gracias con 6000 euros

    Responder
    • Pau A. Monserrat
      Pau A. Monserrat Dice:

      Apreciado Jon,

      Si lo que precisas es un préstamo para salir del Asnef pagando lo que debes de minicréditos, veo varios problemas:

      No tiene sentido hipotecar una casa por poco importe, ya que los gastos son elevados en relación a los importes bajos.
      Tienes que tener una casa libre de cargas o on una hipoteca residual, que hipotecar.
      Te recomiendo acudas a un abogado, de oficio o vía una asociación de consumidores, para que valore si se puede negociar con las empresas de minicréditos o demandarlas por usura.

      saludos.

      Responder
  2. María del Carmen
    María del Carmen Dice:

    Yo necesito reunificar 65000, pero no tengo propiedades, ni avalista, sólo la nomina fija, se que es muy dificil, por no decir impisible, pero necesito una solución, he sido estafada y pir este motivo estoy en esta situacion

    Responder
    • Pau A. Monserrat
      Pau A. Monserrat Dice:

      Lamento tu situación económica, demasiado frecuente en este 2020 de pandemia y crisis económica. Nunca es buena solución pedir un préstamo para pagar facturas, ya que lo más frecuente es que no lo puedas devolver.

      Tu solución no pasa por pedir crédito, sino por buscar otras medidas, seguramente con el auxilio de un abogado (puedes acudir al Colegio de Abogados de tu localidad si precisas un abogado de oficio). En cuanto a la comida, acude al ayuntamiento y a algún servicio de comedor social.

      Ánimos Jose Miguel, estoy seguro que saldrás de esto.

      Responder
  3. Francisco Javier
    Francisco Javier Dice:

    Hola quisiera reunificar prestamos y tarjetas por valor de 50000 euros con dos de ellos con moratoria y un aval de mis padres en uno de ellos pero trabajo y vivo en Gibraltar y varios me han dicho que no es viable y me gustaría saber si es posible en algún lado gracias

    Responder
    • Pau A. Monserrat
      Pau A. Monserrat Dice:

      Apreciado Francisco, cuando uno llega a un endeudamiento de 50.000€ de préstamos personales y tarjetas, normalmente, es que ha tenido o tiene problemas de ingresos, o bien de gasto. En cualquier caso, este tipo de sobreendeudamiento no suele tener solución bancaria (ni tampoco de otros prestamistas privados que exigen una vivienda para hipotecar y tipos de interés muy altos, en el mejor de los casos). Más que intentar reunificar deudas, algo que se me antoja imposible, busca un abogado para que te oriente por si pueden negociar los pagos o bien plantear un concurso de acreedores.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *