La agrupación de deudas y préstamos permite unificar tus deudas u obtener liquidez, en base a una nueva hipoteca sobre la vivienda habitual y otros bienes inmuebles que se puedan poner en garantía.  Es una solución financiera para familias con ingresos estables que, por falta de cultura financiera, pautas de consumo equivocadas (que han de solucionarse también) o bien situaciones puntuales de gastos extraordinarios o reducción de ingresos, se han sobreendeudado con préstamos personales, créditos rápidos o tarjetas de crédito.

Es importante tener claro que estamos hablando de personas que pueden hacer frente a la cuota de su hipoteca actual, una vez unificados los pagos del resto de deudas no hipotecarias. Si el problema es que no pueden pagar ni la deuda personal ni la hipotecaria, no hay solución reunificado deudas. A julio de 2016 y gracias a la mejora en la concesión de préstamos hipotecarios y a los acuerdos que hemos cerrado con los mejores brokers del mercado, podemos conseguir reunificaciones de deuda al 80% de tasación (los préstamos y deudas han de estar al día de pago) con tipos variables de Euribor + 3%, en todo el territorio nacional. Consultar precios especiales para clientes de Futur Finances aquí.

Solicita información sin compromiso sobre las posibilidades que tienes de reunificar tus deudas, si tienes una vivienda hipotecada o libre de cargas (en propiedad o de un familiar que esté dispuesto a que le hipotequen un inmueble y firmar como hipotecante no deudor). También tenemos colaboradores capaces de  obtener préstamos y créditos personales para reunificar otras deudas, sin hipoteca, siempre que las deudas personales a unificar estén al día.

Clicka en el botón para solicitar online información sobre la viabilidad de la operación:

Con un intermediario profesional

El CEO de Futur Finances es Pau A. Monserrat Valentí, economista experto en el mundo hipotecario, cuya labor en defensa de los derechos de los consumidores bancarios frente a la banca es muy intensa en los medios de comunicación y asesorando a los clientes. Además, es director editorial de portal de ahorro financiero de referencia en España.

Seleccionamos con criterios de profesionalidad y máximo cumplimiento de la legalidad vigente a los intermediarios hipotecarios que van a tratar los expedientes de nuestros usuarios. Nuestra función es poner vuestro caso en buenas manos, para que os ofrezcan la mejor solución hipotecaria y, de no existir solución, orientaros al respecto. Las condiciones a julio de 2016 que nuestros colaboradores pueden ofrecer son:

  • Financiación hasta el 80% de tasación (primera vivienda).
  • Plazo hasta 30 años.
  • Tipo de interés variable a partir de Euribor + 3%.
  • Comisión de apertura: del 1,5% al 2,5%.
  • Vinculación: seguro de vida, hogar y protección de pagos. Domiciliación de al menos 3 recibos y nómina mínima de 1.500 euros.

Cuando la reunificación no es viable

Veamos algunos casos en que la agrupación hipotecaria de deudas no tiene sentido ni viabilidad:

Una familia que tiene varios préstamos personales y tarjetas y no puede pagarlo todo. La reunificación de préstamos sin una garantía real, sin la posibilidad de hipotecar una vivienda, no tiene sentido tramitarla con un intermediario. Reunificar préstamos sin hipoteca se ha de negociar directamente con alguno de los bancos que tenemos deudas. No es una tarea fácil y, si no llevamos al día todas las deudas, las posibilidades son muy bajas. Pero no hay soluciones mágicas. Tal vez lo más conveniente es contactar con un abogado especializado que negocie por nosotros y estudie si tiene sentido presentar un concurso de acreedores de persona física. Nuestro equipo jurídico puede orientarte. La pega es que hay que tener dinero para hacer frente al proceso, cosa improbable si estamos endeudados.

Una familia o empresa endeudada con un préstamo hipotecario y otras obligaciones personales, cuyos ingresos no bastan ni para pagar la cuota hipotecaria actual. En estos casos, ni el concurso de acreedores tiene sentido, ya que las garantías reales no pueden negociarse dentro del proceso. Si no podemos pagar la hipoteca debemos negociar con el banco una carencia y aumento del plazo de devolución, pero es muy complicado que además nos conceda un importe adicional para agrupar el resto de deudas. En este enlace hay algunas ideas cuando no puedes pagar la hipoteca.

Ventajas de una reunificación hipotecaria

Unificar todas las deudas en una sola hipoteca tiene una serie de ventajas a tener en cuenta, entre las que podemos mencionar:

  1. Reducir las cuotas mensuales que pagas de tus préstamos y tarjetas, pasando a pagar sólo una cuota de la hipoteca.
  2. Restaurar tu historial crediticio, solventando los problemas de impagos, Asnef, RAI o embargos. Tendrás una segunda oportunidad financiera.
  3. Disponer de liquidez para afrontar nuevos proyectos personales o profesionales.

Información básica sobre la agrupación de deudas

Es una unificación de todos los préstamos personales, deudas de tarjetas de crédito, la propia deuda pendiente de la hipoteca previa y otras posibles deudas (embargos, impagos a la Seguridad Social o Hacienda, entre otras) en un nuevo préstamo hipotecario sobre la vivienda habitual y otras garantías inmobiliarias.

Los agentes que intervienen en una reunificación de deudas son:

  1. La familia cliente.
  2. El intermediario financiero, mal llamado reunificadora de deudas (no concede la hipoteca, su función es negociar, tramitar y asesorar al cliente ante el banco).
  3. El banco que concede la reunificación de deudas, es decir, la nueva hipoteca.
  4. La tasadora.
  5. El notario que da fe.

El cliente tiene que saber que siempre firmará la hipoteca de reunificación de deudas ante notario y que la hipoteca se la concederá una entidad financiera debidamente inscrita en el Banco de España. El intermediario hipotecario te asesorará sobre cuál es la mejor opción, negociará con las diferentes entidades financieras y tramitará la operación. Pero no es quien concede la hipoteca.

Es un productos financiero útil para las familias que se han sobreendeudado y necesitan equilibrar sus finanzas agrupando todas sus deudas en una sola cuota hipotecaria, para poder pagar menos  al mes (si bien la deuda pendiente aumenta ya que hay que incluir los gastos de la reunificación y la cancelación de los préstamos).

Inconvenientes de reunificar

La reunificación de deudas con base hipotecaria implica unos gastos que hay que valorar antes de contratar este producto (tasación, cancelación de la hipoteca y préstamos a reunificar, gastos de gestoría, notaría y registro, comisión de apertura de la nueva hipoteca y honorarios de intermediación).

La reducción el pago mensual se consigue agrupando todas las deudas en una nueva hipoteca, lo que implica una deuda pendiente superior y puede que una ampliación del plazo. Es muy importante que el cliente entienda que es una solución financiera puntual y que no debería repetirse. Una segunda oportunidad que se ha de saber aprovechar, no una forma de seguir gastando más de lo que se ingresa.

 

(Visited 658 times, 7 visits today)