Cuando solicitamos la concesión de una hipoteca, es habitual que el banco nos pida si podemos aportar avalistas u otro tipo de garantía. Una reacción bastante frecuente de los solicitantes es negar esta posibilidad. Prefieren conseguir financiación hipotecaria sin tener que implicar a terceras personas, lo cual es lógico.

Sin embargo, en ocasiones no hay otra forma de conseguir una hipoteca que aportar avalistas. Llegado a este punto, surgen dos tipos de preguntas:

  1. ¿Sirve un avalista sin propiedades?
  2. ¿Existe el avalista de nómina?, aquel que avala sólo con sus ingresos mensuales, pero no quiere comprometer sus propiedades.

A ambas cuestiones vamos a dar respuesta a continuación. Si tienes más dudas sobre hipotecas y finanzas personales, no dudes en preguntar a nuestros expertos de forma gratuita en nuestro foro de hipotecas.

Avalista sin patrimonio

Avalar un préstamo hipotecario sin tener bienes inmuebles ni otro tipo de patrimonio es posible. A fin de cuentas, se avala con todos los bienes e ingresos presentes y futuros, independientemente de que los haya. Es relativamente habitual que nuestra familia o algún allegado esté dispuesto a firmar como aval para que nos concedan el préstamo, pero no disponga de patrimonio.

A las entidades financieras este tipo de avalistas sin fincabilidad (sin inmuebles) no les gustan demasiado. A fin de cuentas, el avalista lo que hace es dar más garantías de cobro al banco si los titulares no pagan y no hay mejor garantía que un bien inmueble que embargar. Sin embargo, algunos bancos puede aceptar como refuerzo de la operación la firma de un avalista sin casa, en determinadas circunstancias y según sea el que avala.

Si tiene ingresos estables cuantiosos, es un relativamente buen candidato. Un avalista en el paro o con contratos temporales (o un autónomo) es el peor de los candidatos y, con toda seguridad, no nos va a resultar de ninguna ayuda para que nos aprueben la hipoteca.

En todo caso, si el avalista en un futuro quiere adquirir una vivienda, tiene que saber que le será más difícil conseguir un préstamo por estar en el CIRBE como avalista, en el apartado de riesgo indirecto.

¿Avalista de nómina?

En ocasiones es posible que un amigo  familiar acepte avalarnos en la compra de una vivienda, pero pretenda que la garantía sea sólo su nómina o ingresos profesionales o empresariales. En base a esta pretensión, se niega a entregar copia de las escrituras de sus propiedades u otro tipo de información patrimonial.

No existe el avalista de nómina: se responde con todo el patrimonio, presente y futuro; sin limitación. Si uno quiere limitar su responsabilidad, la única posibilidad es que firme como hipotecante no deudor, aportando una parte de su vivienda en garantía.

Lo que no tiene sentido alguno es aceptar ser avalista pero no querer entregar toda la documentación que nos solicita la entidad financiera. Nuestras propiedades y cargas las averiguará solicitando una nota simple al Registro de la Propiedad y los préstamos con una petición al CIRBE del Banco de España.

 

(Visited 671 times, 12 visits today)