Universidad y Covid-19

El ‘Pla d’actuació de la Universitat de les Illes Balears per a la docència presencial adaptada. Any acadèmic 2020-21‘ es el documento base de la Universitat de les Illes Balears (UIB) que ha de guiar la actuación del personal y estudiantes del campus en estos momentos de convivencia forzosa de la Universidad y Covid-19. Como profesor asociado de Economía Financiera, su estudio merece todo el esfuerzo que precise. Aprovecharé el estudio para compartir los puntos positivos y negativos del plan que pretende combinar educación superior con la pandemia mundial.

Una web UIB-Coronavirus

La web que pretende centralizar toda la información sobre la docencia en tiempos de Covid-19 de la UIB es coronavirus.uib.cat.

Normativa relacionada con la Universidad y Covid-19

  • Ley Orgánica 6/2001, de 21 de diciembre, de Universidades.
  • Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
  • Recomendaciones del Ministerio de Universidades a la comunidad universitaria para adaptar el curso universitario 2020-2021 a una presencialidad adaptada y medidas de actuación de las universidades ante un caso sospechoso o uno positivo de covid-19.
  • Acuerdo del Consejo de Gobierno de 19 de junio de 2020 por el que se aprueba el Plan de Medidas Excepcionales de Prevención, Contención y Coordinación para Hacer frente a la Crisis Sanitaria Ocasionada por la COVID-19, una vez superada la fase 3 del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad.

Presencialidad

En las reuniones de equipos, se dará preferencia a las no presenciales. En caso de reunión presencial, es obligatorio llevar un registro de las personas, lugar y fecha.

Presencialidad adaptada

Se busca que los estudiantes de primer curso tengan la mayor parte de su docencia de forma presencial. Los demás cursos, un 50% presencial y el resto online.

Para los estudiantes que no puedan acudir al campus por motivos sanitarios, hay que facilitarles un itinerario de formación no presencial. Las tutorías, preferentemente en línea. Exámenes presenciales de forma preferente.

Los profesores no contamos ni con pizarras digitales, sino con un sistema de cámara del PC y proyector que veremos como van al inicio de curso. Todo muy vintage, me temo. La tecnología llega a cuenta gotas a la UIB, al menos en relación a la docencia que es lo que yo conozco. De hecho las clases grabadas a disposición del alumno, se empiezan a generalizar este curso…

Si se impone un nuevo aislamiento masivo, hay previsto un plan de contingencia que comentaré en un futuro indeseado en que nos tengamos que confinar.

Medidas sanitarias

Lo primero que hay que hacer en estos momentos es valorar los riesgos laborales de cada trabajador, empleado o estudiante. Se supone que esta primera criba la hace el Servicio de Prevención de la UIB. A fecha de hoy, aparte de un cuestionario autocumplimentado, nadie de este servicio se ha puesto en contacto conmigo. No saben si tengo alergias, tomo medicación o mis circunstancias personales que tengan incidencia en mi estado de salud. No por ser profesor asociado tengo menos riesgos laborales vinculados al riesgo por exposición al agente biológico SARS-CoV-2. O sí, que los autónomos nunca nos ponemos enfermos.

De vital importancia si se quiere conocer el estado general al comienzo de las clases es hacer PCR o tests, masivos o aleatorios. Esta medida no se ha tomado en la UIB, lo que implica que no sabremos si el primer día hay pocos o muchos afectados por la Covid-19. Mal inicio, en mi opinión.

Protección: la UIB proporcionará mascarillas al PDI (personal docente investigador). No se fija un tipo específico de nivel de protección. La mascarilla es obligatoria en toda la UIB, sean espacios interiores como exteriores.

La limpieza solo se realiza al inicio de la mañana y la tarde. Por tanto, los alumnos deberían desinfectar mesas y demás si cambian de aula. Lo ideal, evidentemente, sería una limpieza de aulas después de cada clase.

Actuación ante positivos por Covid-19

Como ya hemos comentado, sin una política activa de PCR a alumnos y personal de la UIB, los diagnósticos positivos vendrán solo «de fuera», lo que implica asumir que estaremos dando clase sin tener un mapa de Covid-19 real.

El alumno que tenga un positivo en Coronavirus lo ha de comunicar al jefe de estudios o a la dirección del master y seguir el protocolo establecido. Al igual que si están en cuarentena, la UIB debe proporcionarles formación en línea y una forma de examinarse. Si nota síntomas durante las clases, lo debe comunicar al profesor, que lo acompañará a la sala de aislamiento i avisará a la conserjería del edificio. Se llamará al 971 100 971 o 061 si es grave. El responsable COVID del edificio lo comunicará al coordinador COVID de la UIB y se valorarán las medidas a tomar.

El positivo de un profesor debe comunicarse a la dirección del departamento y al Vicerrector de Profesorado, siendo sustituido durante la baja laboral. El confinamiento parcial o de cuarentena de un profesor se comunicará igual, pero no se deja claro si debe seguir dando formación totalmente online o qué. Si presentamos síntomas compatibles con el SARS-CoV-2 hay que llamar al 900 100 971 o al 061 en casos graves; además, llamar a la unidad médica del servicio de prevención para el seguimiento pertinente (971 14 34 61).

Veremos si estos procedimientos son suficientes para trazar y eliminar los brotes que, me temo, aparecerán en la UIB.

Medios didácticos

En el Campus Digital se encuentran las herramientas para poder ofrecer una educación digital en condiciones.

Universidad y Covid-19: una oportunidad de mejora

La UIB está desfasada en cuanto a la docencia y el uso de las nuevas tecnologías. Que haya sido una pandemia la que haya generalizado la posibilidad de impartir clases en streaming, lo dice todo. Que haya aún aulas con pizarras tradicionales, también. Si queremos una Universidad de calidad, además de buenos profesionales, precisamos de buenas herramientas. El futuro de las próximas generaciones está en juego.

La pandemia debe ser el pistoletazo de salida de una UIB moderna, digital, transparente, abierta y verdaderamente útil a la sociedad.

(Visited 12 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *