Desde este blog, al igual que en muchos más como el de Gursublog, nos alegramos que la Justicia haya quitado la razón a la mal llamada Asociación de Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, Ausbanc, que no es tal, ya que es una empresa privada que cobra por sus servicios (lo cuál no es malo, pero a las cosas por su nombre).

Ya he expresado mi opinión personal sobre Ausbanc, no me agrada.

Por varios motivos, uno corporativo, que no escondo, ya que defienden que los asesores financieros independientes no servimos para nada. Ya me quedó bien claro en un programa de IB3 con el que coincidí con un ex representante de Ausbanc en Illes Balears. Otro por la opacidad de esta empresa, que ataca a los que la critican y tiene en su propio seno muchas incoherencias que medios de comunicación ya han publicado (poner Ausbanc en Google y veréis).

Transcribo parte de la sentencia que comenta perfectamente Rankia. Como dice, en el mundo de Internet cada uno es responsable de sus propios actos. Y yo añado, Ausbanc, mirad más hacia las malas prácticas de las entidades financieras y menos a los que os critican, muchas veces con toda la razón del mundo.

en el mundo de internet cada uno es responsable de sus propios actos: el autor de la expresión injuriosa seguirá siendo responsable de su ataque ilícito; lo mismo quien publique noticias difamatorias o que, siendo veraces, no tengan ningún interés público o cualquier otro elemento que afecte al honor o al ámbito de la privacidad de las personas sin una justificación adecuada (pensemos en el novio despechado que cuelga fotos de su ex-pareja para vengarse de que le haya dejado). Los prestadores de servicios sólo serán responsables cuando no informen a los usuarios y/o posibles afectados por ataques a sus derechos de cómo comunicarse con ellos, cuando no eliminen datos de los que tengan conocimiento fechaciente -en la forma expresada- de que son ilícitos o cuando no colaboren con la justicia para identificar a los autores de esos ataques.”

(Visited 2 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *