Entradas

PP y PSOE ahora nos dicen que este lunes se montará un grupo de seis miembros de ambos partidos con el fin de diseñar los detalles de la normativa de ejecución hipotecaria.
Coincido plenamente con lo que dice FACUA, en el sentido de que “resultaría inconcebible que las dos formaciones políticas que han permitido hasta este momento la creación de la burbuja inmobiliaria, la ejecución de 350.000 desahucios y los innumerables fraudes hipotecarios pretendan diseñar ahora esta ley sin contar con el resto de fuerzas políticas y organizaciones ciudadanas“.
Un sistema que permite que una entidad financiera pueda ejecutar la hipoteca de una familia que se hipotecó con buena fe para adquirir su único hogar, sin que los ejecutados pueda alegar nada en el proceso salvo pagar el total de la deuda más intereses y costas, arrojando la vivienda a una subasta que es todo menos competitiva, para que el banco o caja (que en muchas ocasiones dejó el dinero sin los mínimos criterios de riesgo que hay que exigir a un bonus argentarius) se pueda adjudicar la casa al 60%, es como mínimo cuestionable.
Las soluciones al drama económico y social de los desahucios son muchas, sencilla de aplicar y conocidas por los diferentes Gobiernos de turno, lo que no han querido o podido por la connivencia con el poder bancario. La hora de los timoratos ha terminado, demasiados arruinados y muertos por un tema que tiene solución.
Ha tenido que ser la abogada general del Tribunal de Justicia de la UE (TUE), Juliane Kokott, que respondiendo a una cuestión presentada por el juzgado mercantil de Barcelona (ver en PDF), que debe dirimir una denuncia presentada por un ciudadano contra CatalunyaCaixa, nos diga bien claro que la normativa española no se ajusta al derecho comunitario, en relación a que “No constituye una protección efectiva contra las cláusulas abusivas del contrato el que el consumidor, a raíz de dichas cláusulas, deba soportar indefenso la ejecución de la hipoteca con la consiguiente subasta forzosa de su vivienda, la pérdida de la propiedad que la acompaña y el desalojo, y que sólo con posterioridad esté legitimado para ejercitar la acción de daños y perjuicios“, en base a la Directiva 93/13 del Consejo de lasa Comunidades Europeas.
La hora de mirar hacia otra parte ha terminado: hay que cambiar ya el proceso de ejecución hipotecaria para proteger debidamente al deudor hipotecario de buena fe que adquiere una vivienda habitual.
De todo ello hemos hablado en “El Faristol”, que además han tenido la deferencia de mencionar a mi querido padre, Antoni Monserrat i Moll, que en paz descanse.
Hoy en la tertulia de economía de “El Faristol” hemos hablado del rescate a España, total, virtual o como se le acabe llamando.
Para que nos entendamos, que la prima de riesgo baje a los 370 puntos básicos significa que la fiebre no está tan alta y el enfermo, España, puede descansar un poco. Sin embargo la enfermedad, la generación de déficit día a día, sigue drenando las energías de España. Ni los países más fuertes ni la periferia de Europa confían unos de otros; el enfermo y los cirujanos no confían en la operación ni en los que la han de llevar a cabo.
La economía no mejora si todos los agentes no confían en ello. Esperemos que nuestros políticos sepan generarla, que de crear desconfianza ya sabemos que son unos expertos.

Hoy en “El Faristol” de IB3 Ràdio hemos vuelto a hablar de economía en la tertulia del viernes. Además de tratar el tema recurrente del próximo rescate y de los ajustes económicos, hemos tocado un tema delicado y muy relevante para el futuro económico de todos, el sentimiento nacionalista catalán y su idoneidad económica.

En la tertulia he citado la discusión económica sobre la independencia de Xavier Sala i Marti, Daniel Lacalle y Sintetia, que enlazo a continuación:

  • El rescate de Catalunya de Xavier Sala-i-Marti.
  • El rescate catalán por Daniel Lacalle.
  • Réplica a Daniel Lacalle de Xavier Sala.
  • El rescate de Cataluña por Andrés Alonso.
  • Réplica Sintetia de Xavier Sala.
  • Contraréplica de Sintetia.

Esta mañana he combinado mi intervención, como director editorial de iAhorro, en el encuentro virtual de Expansion.com con una participación en el programa de IB3 Ràdio “El Faristol”. En ambos casos se ha tratado el anuncio del BCE de compra ilimitada de deuda soberana a cambio de estrictas medidas de control y ajuste de los países que quieran beneficiarse de ello. En otras palabras, España tendrá que solicitar oficialmente el rescate del país.

Os invito a visitar y leer las preguntas y respuestas en Expansion y escuchar la entrevista (mitad en castellano y mitad en catalán):

Esta mañana he opinado, junto a Irene LLull (Joves Empresaris de Balears), Francisco Villalonga, J y Ángels Seguí en el programa “El Faristol” de IB3 Ràdio sobre determinadas medidas muy discutibles tomadas por el Gobierno en esta crisis.
Por una parte la subida del IVA que experimentaremos a partir de mañana, que desincentivará el consumo y propiciará un aumento de la economía sumergida. Irene Llull incide en la  surrealista situación de que se suba el IVA de las actividades culturales y se mantenga al 4% la de los toros. Como ya escribí en Actibva, el incremento del IVA es injusto y contraproducente.

 

En segundo lugar hemos tratado brevemente algunas medidas, a mi modo de ver muy desafortunadas, como la retirada de la sanidad pública a los inmigrantes sin papeles, en muchas de las situaciones de deterioro de la salud. Me hago una pregunta:
¿Queremos vivir en una sociedad que no asegura unos mínimos de protección de la salud a sus ciudadanos, tengan o no papeles?
Yo, desde luego, no. Me parece muy bien que no paguemos entre todos determinados servicios como la cirugía estética (no necesaria), pero no que una persona con fiebre se deje sin tratamiento si no tiene dinero para pagarlo. Y después anunciamos rescates financieros a los bancos, ¿a qué grado de iniquidad llegaremos?
Os dejo la tertulia, parte en catalán y parte en castellano.

Hoy he podido hablar con Antonio Alcover y Francisco Villalonga de economía enIB3 Ràdio, en el programa “El Faristol”, dirigido por Àngela Seguí.

Hemos tocado muchos temas, combinando el castellano y el catalán. Tengo que admitir que he intentado participar principalmente en castellano para que después los lectores del blog me podáis entender.

Entre los temas sobre los que hemos debatido están:
  1. La continuidad de la moneda única.
  2. Los efectos para el ciudadano de un más que probable rescate. Este rescate es, esencialmente, una ayuda a la banca española para que devuelva sus deudas, no lo olvidemos; también comento una de las reformas pendientes más importantes y, sin duda, duras: el recorte del sector público y político, a la cual el Gobierno se negará hasta el final por afectar a los suyos.
  3. En cuanto a la posibilidad de que los ciudadanos más afectados por la crisis y los ajustes draconianos que estamos viviendo (y equivocados en muchos casos, añadiría) salgan a la calle después del verano, me muestro moderadamente optimista. Optimista en el sentido de la confianza que me inspira la ciudadanía y el nivel de cordura que ha mostrado hasta el momento. Para evitar que las calles se incendien, hace falta que los dirigentes expliquen las medidas de forma transparente, equilibren de forma justa sobre los ciudadanos el coste de los ajustes y, muy importante, dar ejemplo. Los ciudadanos tenemos que ser informados de forma veraz, creernos y confiar en lo que hacen nuestros dirigentes. Y para ello es necesario que hagan bien las cosas, con consenso, valentía y capacidad.
  4. Se intenta contestar a la pregunta que todos nos hacemos: ¿Cuándo empezará a remitir la crisis económica?
La austeridad no es recortar de cualquier partida, es racionalizar el gasto. No se trata de no gastar, sino de gastar bien. El ciudadano para aceptar ajustes tiene que percibir que su sacrificio es necesario, justo y equilibrado, ni más ni menos.

Hoy Europa está un poco más unida que ayer. Al menos a ello se ha comprometido con el último acuerdo hecho público (ver en PDF). Se han puesto las bases para una Unión Bancaria a nivel europeo, cuyo principal supervisor sería el Banco Central Europeo.

Por otra parte, se admite que sea el MEDE quién preste el dinero directamente a los bancos españoles que lo necesiten, no computando como deuda pública del Estado Español. Buena noticia para el país, tal vez “mala” para los banqueros de las entidades que necesiten rescate, ya que Europa probablemente pondrá condiciones más duras que las que habría impuesto el Estado por su cuenta.
Ahora queda que todas estas intenciones se plasmen en detalle y se inicien los trámites reales para crear una verdadera Unión Bancaria, para seguidamente avanzar en la Unión Fiscal Europea.
En todo caso una buena noticia para los que creemos que la solución a la crisis pasa por más y mejor Europa.
De todo ello he hablado en la tertulia económica de IB3 Ràdio en el programa “El Faristol”.

 

Hoy se ha hablado del estudio independiente de Oliver Wyman y Roland Berger que cuantifican en hasta 62.000 millones de euros el rescate a los bancos, que queda pendiente. Si fueran estimaciones acertadas, los 100.000 millones de euros del rescate financiero serían suficientes.
Sin ánimo de ser agorero, con la experiencia que tenemos en los diferentes informes, estos 62.000 millones del escenario peor podrían quedarse cortos.
Sin embargo, lo importante es no perderse en las cifras. Muchos de los bancos españoles han hecho un trabajo nefasto en cuanto al análisis de riesgo, destinando ingentes cantidades de dinero a un sector inmobiliario que se sobrecalentó. Y el supervisor no supo o quiso poner fin a esta actividad que nos ha ayudado a caer. Estoy más que convencido de que si, en lugar de grandes programas de análisis de riesgo y equipos humanos muy formados, hubieran utilizado al Gran Maestro Cheriff, la situación no sería peor.
La pérdida real es la banca española se sitúa entre 250.000 y 270.000 millones de euros, como bien se explica en este artículo de El Confidencial.

 

En la siguiente tertulia económica en IB3 Ràdio “El Faristol“, junto a Francisco Villalonga y Bernat Coll, tratamos del rescate financiero, de la austeridad bien y mal entendida, de la impresión de euros para salir de la crisis (opción que, con todos los matices y tecnicismos creo erróneo) o de la necesidad de una integración bancaria y fiscal.

Hay intervenciones en catalán y en castellano. Espero que sea de vuestro interés

Os dejo la entrevista que hoy me han hecho en el programa El Faristol de IB3 Ràdio, en el que he hablado de la prima de riesgo y los peligros de la Unión Europea.

Hay preguntas en castellano y en catalán, con lo que entiendo que todos los visitantes de este blog vais a poder entender mis palabras.

El mensaje que descastaría es que estamos en un circulo vicioso que sólo se resolverá si la UEM decide integrarse fiscalmente hablando. Y para mi esta sería la mejor salida a la crisis.

Agradezco la ayuda de Marc Garrigasait, Luis García Langa, J.L. Ruiz Bartolomé y a los amigos de CFO sus contribuciones para que no haya dicho demasiadas tonterías en la entrevista.

Nos gusta a los españoles ponerle nombre a los Reales Decretos. Desde luego el recién aprobado por el Consejo de Ministros se ha ganado su nombre a pulso.

Este plan de contención del gasto pretende reducirlo en 15.000 millones de euros en dos años. Se pretende seguir una senda según la cual el déficit del conjunto del sector público seguiría el siguiente camino:

  • 11,2 % en 2009.
  • 9,8 % 100 en 2010.
  • 7,5 % en 2011.
  • 5,3 % en 2012.
  • 3 % en 2013.

Vayamos a resumir como se concretan, en base a la información que nos da La Moncloa (hasta mañana o el lunes no se publicará en el BOE), dichas medidas:

  • Reducción media en el 2010 del 5% en términos anuales de los salarios de los empleados públicos que se aplica con criterios de progresividad: La escala oscilará entre el 0,56% y el 7% en función del nivel de ingresos del grupo profesional, afectará al personal de todas las Administraciones Públicas y se aplicará tanto sobre las retribuciones básicas, como sobre las complementarias. Los altos cargos verán reducidos sus salarios entre un 8% y un 15%.
  • Congelación de salarios de los empleados públicos en 2011.

Ahorro previsto 2010 y 2011 = 6.800 millones de euros

  • Suspensión de la revalorización de las pensiones en 2011, excepto las no contributivas, las contributivas que reciben complementos de mínimos y las del antiguo régimen del SOVI no concurrentes con otras; las pensiones en el 2010 se revalorizarán si el IPC supera el 1%.

Ahorro previsto 2011 = 1.530 millones de euros

  • Suspensión del régimen transitorio de la jubilación parcial.

Ahorro previsto 2010 y 2011 = 400 millones de euros.

  • Eliminación de la retroactividad en prestaciones por dependencia: A partir del próximo 1 de junio, se fijará un tiempo máximo de seis meses para la resolución de las solicitudes sobre el reconocimiento de la situación de dependencia y la prestación a recibir. Esta medida permitirá eliminar retrasos en la recepción de los servicios y prestaciones por parte de los beneficiarios y aportará una mayor eficacia en el gasto público, ya que eliminará la cuenta por pagos derivados de la aplicación del principio de retroactividad cuando este reconocimiento se retrasaba. El Real Decreto Ley establece, asimismo, la posibilidad de aplazar hasta un máximo de cinco años el pago de los derechos de retroactividad generados hasta ahora.

Ahorro previsto  2011 = 300 millones de euros. Mire usted, si este ahorro es dejar de darlo a las familias de las personas con personas que necesitan de cuidados para vivir, mejor se olvidase de ella. No cabe en mi cabeza la razón de esta medida. Para mi, la más injusta de todas.

  • Eliminación del “ cheque-bebé ” de 2.500 euros a partir de 1 de enero de 2011.

Ahorro previsto 2011 = 1.250 millones. La verdad que esta ayuda no se enfocó adecuadamente al no estar baremada en función de la renta de la pareja.

  • Recorte del gasto farmacéutico.

Ahorro previsto 2010 y 2011 = 1.300 millones.

  •  Acuerdo para el recorte del gasto de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales.

Veremos si se cumple, dado los diferentes colores políticos en muchas de ellas.

Hemos visto lo que nos dice el Gobierno que se va a ahorrar. Lo que no nos dice lo que dejará de ingresar por el menor consumo que tendrán los funcionarios, pensionistas y parejas al tener menos renta disponible; este menor consumo repercutirá en menos ingresos vía impuestos para la Administración.