Tenemos la errónea idea que la gente perfecta, los grandes porfesionales hiper-exigentes, jamás enferman de ansiedad o depresión. Ellos mismos creen que estas enfermedades mentales son de débiles.

Si es usted uno de los que piensan que es de débiles enfermar, revise la siguiente lista y, en caso de cumplir con la mayoría de puntos, empiece a plantearse un cambio profundo de su forma de pensar.

Personalidad meláncolica según Tellenbach:

  1. Personas muy exigentes.
  2. Con exageración por el orden.
  3. Autoexigentes e intolerantes.
  4. Concienzudos y escrupulosos.
  5. Inflexibles e inseguros.
  6. Trabajadores ejemplares.
  7. Poco dados a las fantasías.
  8. Dependientes de los demás.
  9. Influenciables.
  10. Verbalizan poco las emociones.
  11. No les gusta deber nada.

Es muy recomendable que aprendamos hábitos de comportamiento saludables, a disfrutar de los pequeños placeres de la vida, a escuchar a los demás sin juzgarlos, a tolerar los pequeños errores que todos cometemos. La perfección no existe ni es humana.

Crisis económica y perfeccionismo: un cóctel explosivo

(Visited 2 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *