Banner Rastreator

Análisis de préstamos para reformar la vivienda

Tanto si es porque en su día compramos la vivienda ya con años encima, como si es porque estos ya han pasado, es muy posible que nos estemos planteando acometer una reforma. Según la envergadura y cuantía de la misma y de nuestra capacidad de ahorro podremos afrontarla sin acudir al crédito, pero en el caso de no disponer del monto suficiente, lo más normal es que nos toque pasar por alguna entidad bancaria en busca de préstamos para reformar la vivienda.

Vamos a ver en esta entrada qué opciones pueden ser las más convenientes, hablando siempre de un crédito y dejando aparte otras posibilidades como podría ser pedir una ampliación hipotecaria o incluso pedir una nueva hipoteca, asunto que son harina de otro costal y merecen su entrada aparte. También vamos a dar por sentado que nuestra situación laboral y económica cumple los mínimos para ser aceptada por la entidad bancaria, es decir, que tenemos estabilidad laboral o un aval muy sólido y que nuestro ratio de endeudamiento está dentro de los parámetros normales para poder hacer frente a las cuotas del susodicho crédito que vamos a pedir.

Contacta con un broker hipotecario seleccionado. Sin compromiso!

Algunos préstamos para reformar la vivienda

Lo primero que debemos tener claro es que si bien los créditos hipotecarios todavía están muy baratos en cuanto a tipos de interés, los créditos al consumo no lo están en absoluto. De hecho, hay una diferencia bastante acusada y lo podemos apreciar si destacamos que a día de hoy podemos encontrar, a modo únicamente de referencia y guía, los siguientes tipos según para qué sea el crédito:

Son diferencias abismales, así que debemos estar concienciados de que acabaremos pagando un buen puñado de intereses, y mayor cantidad cuanto más largo sea el préstamo, lógicamente.

Por suerte, queda otra opción de crédito no hipotecario que bastantes bancos ya están ofertando: se trata de los préstamos específicos para la reforma de la vivienda. Entidades como BBVA, Caixabank y otras lo ofrecen en su panoplia de productos financieros.

Decimos que estos créditos existen «por suerte» ya que se han situado, en lo que a tipos de interés se refiere, a medio camino entre la hipoteca y el crédito al consumo estándar. Bueno, en realidad se han quedado mucho más cerca de los segundos que de los primeros, obviamente, pero al menos ya no hablamos de un 7%.

Préstamo reforma de BBVA

Para poner unos ejemplos, a fecha de redacción de este artículo, BBVA ofrece un préstamo para reforma de nuevos clientes de hasta 20.000 € y hasta 8 años de plazo con unas condiciones de:

  • Desde 3,75 % TIN fijo (3,98 % TAE), con nómina o pensión domiciliada en BBVA. Si no domiciliamos nómina, se quedaría en 4,75 % TIN fijo (5,02 % TAE).

Préstamo reforma de Banco Santander

Otros, como el Santander, limitan el plazo máximo hasta 7 años, mientras que la cantidad máxima asciende en cambio hasta los 90.000 € y con un tipo de interés del 5,95% TIN (6,78% TAE).

Invertir tiempo en buscar y asesorarse es una buena manera de abaratar tu préstamo

Buscar y comparar calculadora en mano

Tal y como podemos extraer de este pequeño análisis de los préstamos para reformar la vivienda, merece la pena buscar financiación para acometer una reforma, eso sí, ya que algunos bancos están ofreciendo este crédito en concreto, lo que tenemos que hacer es realizar una búsqueda y comparativa lo más precisa posible y no quedarnos con la primera entidad que topemos. Merece la pena buscar e investigar, ya que están ofreciendo unos tipos de interés para una reforma de la vivienda bastante más bajos que si fuese para comprarnos un coche, por ejemplo.

Otra opción que no podemos dejar de lado es investigar también en aquellos bancos que no ofrecen, a priori, ningún crédito específico para reformar la vivienda, pero que ofrecen créditos al consumo con tipos de interés muy competitivos. Si nuestro perfil económico es el adecuado, tal vez podamos conseguir un mejor crédito aunque no sea específico para reforma.

Y en cuanto a la búsqueda, podemos tirar de comparadores online, sí. Lo que suele suceder es que los datos que arrojan no siempre serán los que se ajusten a nuestro perfil y no es buena idea tomarlos como definitivos ni vinculantes.

Otra excelente opción para conseguir los mejores préstamos para reformar la vivienda es acudir a un intermediario hipotecario debidamente inscrito y registrado en el Banco de España, bien sea como persona física o como empresa. Hay auténticos profesionales que trabajan con hasta 30 entidades bancarias distintas, lo que nos garantiza una búsqueda realmente extensa y por ende, más posibilidades de que alguna de esas entidades nos ofrezca un crédito en unas condiciones realmente buenas.

Estos intermediarios cobran unos honorarios si la operación se firma, pero disponemos, por ley, de 14 días desde la fecha de la firma del contrato con el intermediario para desistir sin que nos cueste un céntimo, lo que supone una garantía a la hora de elegir a uno de estos profesionales.

Eso sí, sea como sea, que no se nos olvide no sobre endeudarnos bajo ningún concepto, que la situación geoeconómica está muy convulsa y se esperan subidas de los tipos de interés más acusadas que las previstas hasta la fecha.

(Visited 15 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.