Banner Rastreator

El Banco Nacional Suizo invierte en bolsa para combatir la inflación

¿Y si os dijera que el Banco Nacional Suizo invierte en bolsa para combatir la inflación?

El escenario económico europeo de 2022 está amenazado tanto por la elevada inflación como por las consecuencias la misma y las medidas para intentar frenarla. Pero ¿Qué pensaríais si os dijera que hay un país que se libra de este calvario inflacionario?

Descubre algunos de los mejores brokers de hipotecas en España, sin compromiso!

Escenario de inflación extraordinaria

Como podemos ver en la siguiente gráfica, la Republica Confederal Suiza parece vivir en un metaverso paralelo (permítanme la metáfora).

Durante la primera mitad de 2022 hemos visto como la inflación se dispara mes a mes en la Eurozona independientemente de la diversidad de economías y niveles de productividad que hay entre países. Sólo encontramos una excepción. Suiza es el único país que cumple con el objetivo de tener una inflación anual alrededor del 2%.

Media de la Inflación Mensual 2022

Pero eso no es todo, de igual forma que una inflación de más del 6% es rara en un país como Alemania, la inflación del 2,50% que refleja Suiza también es, en su caso, excepcional. Desde el año 2009, Suiza ha presentado tasas de inflación por debajo del -1% (es decir, deflación de más del 1%) en 4 ocasiones y cifras negativas en la mayoría de años. Por otro lado. Si no tenemos en cuenta el escenario actual, la inflación del país alpino solo supera el 1% en dos ocasiones desde 2009. Además, tal y como podemos observar en el siguiente gráfico, la tasa de inflación permanece negativa en la mayoría de los ejercicios anuales.

Evolución inflación Suiza

Combatir la inflación con política monetaria propia

Ante esta economía aparentemente deflacionaria, muchos podrían argumentar que, claro, como se trata de un país con moneda y política monetaria propia e independiente, pueden gestionar las tasas de inflación o bien jugando con los tipos de interés o bien no imprimiendo dinero para evitar una gran inflación. Sin embargo, si miramos los datos de los dos siguientes gráficos vemos como Suiza sí ha imprimido moneda durante las últimas décadas, y no precisamente poco.

En el primer gráfico podemos ver la Evolución de la oferta M1 en Suiza, USA y la Euro zona. M1 es la definición económica que se le da a toda la oferta de dinero líquido en circulación. Como podemos observar las tres economías siguen el mismo camino de la impresión monetaria, acentuado tras la crisis financiera del 2008.

Evolución de moneda en circulación

Es más, observen también el crecimiento de la oferta de dinero líquido en la economía. Pues la lógica nos lleva a pensar que un incremento considerable de la oferta monetaria podría causar una mayor inflación en la economía en cuestión. Sin embargo, los incrementos de la masa monetaria en Suiza son significativos. Comparada con la Unión Europea o Estados Unidos, la masa monetaria ha crecido más en el país alpino que en las otras regiones, superando a Europa en la mayoría de los periodos entre 2007 y 2018. Entonces, aun que la oferta monetaria de Suiza crece a un ritmo mayor que las demás economías comparadas, el país alpino consigue controlar su inflación por debajo del 2,5%.

Crecimiento de la oferta monetaria M1

Como el Banco Nacional Suizo evita la inflación invirtiendo en bolsa

La deflación (bajada de precios generalizada) tiene residencia en Suiza. ¿Por qué no hay inflación en Suiza a pesar de que se imprima dinero constantemente?

Para entender esto debemos recordar que la estructura y operativa de un banco central de un país no difiere mucho al de cualquier otra empresa o banco. Estos pueden tener deudas con proveedores, ahorros, pueden tener beneficios y activos como propiedades o incluso acciones. Pero es que además de eso, el Banco Nacional Suizo (BNS) también cotiza en bolsa. Teóricamente cualquier persona podría comparar una acción y obtener parte de los beneficios que se reparten en forma de dividendos.

En fin, el negocio del banco central suizo para que este pueda generar beneficios, como cualquier otro banco, consiste en realizar inversiones y prestar dinero a gobiernos o bancos comerciales y convencionales. ¿Qué dinero? ¿De dónde sale todo el dinero que el BNS presta? La respuesta a esta pregunta la encontramos en las páginas 180 y 181 del informe de cuentas anuales del propio Banco Nacional Suizo.

Pues sí, el BNS invierte en participaciones de empresa y otros instrumentos de renta variable. Como el texto indica, las “participaciones están valoradas al coste de adquisición deduciendo ajustes de valor legalmente requeridos” y además nos esquematiza el origen y retorno de sus inversiones: “el resultado de las participaciones se expone bajo el concepto – Resultado Neto, Otros”. Y es que como podemos observar en la tabla de abajo, las fuentes de ingresos principales del BNS son las siguientes:

  • Reservas de oro (resultado negativo en 2021)
  • Resultado de posiciones en divisas extranjeras (representando la mayor masa)
  • Resultado de posiciones en divisa propia
  • Resultado neto, otros (participaciones)

Resultado del Ejercicio Banco Nacional Suizo

Anteriormente hemos comentado que los bancos centrales pueden introducir el dinero que imprimen prestándolo a los gobiernos u otros bancos comerciales a cambio de ser devuelto con unos intereses. Pero hay una tercera forma de introducir dinero en las economías: comprando acciones, oro o divisas, es decir, invirtiendo en bolsa.

Mecanismos del Banco Nacional Suizo para controlar la inflación

Okay. Hemos aprendido que los bancos centrales invierten en renta variable: acciones, oro, y otros activos. Pero ¿Qué tienen que ver estas inversiones con la inflación? ¿Por qué el hecho de que el Banco Nacional Suizo invierte en bolsa ayude a combatir la inflación? Estos activos son unas reservas del banco central y son fundamentales para controlar los tipos de cambio o los movimientos de los precios.

En periodos de inflación, los bancos centrales podrían poner a la venta las reservas de oro, acciones y otros activos para cambiarlos por su divisa. De este modo se reduciría la cantidad de esta que hay en circulación. Lo mismo pasaría si la moneda propia se devalúa frente las divisas internacionales más importantes. Durante una devaluación, el banco central puede ofrecer parte de su reserva de activos con la exigencia de ser compradas con la moneda propia. Así se crea una demanda de la moneda nacional de forma artificial. Si un inversor quiere comprar alguno de estos activos, primero tendrá que comprar la moneda nacional y luego los activos en cuestión.

Por lo tanto, recomprando su propia moneda nacional a cambio de los activos de la reserva, el banco central de un país puede controlar la oferta y demanda de su divisa y también controlar la inflación.

Y no es solo que el BNS sea un enorme fondo de inversión, sino que las reservas del mismo crecen año tras año gracias a los retornos de esas inversiones. En la página 100 del reporte anual 2021 del Banco Nacional Suizo encontramos esta tabla que nos indica los retornos obtenidos. Además en la misma página se nos exponen algunos de los detalles del portfolio de inversiones: “The currency reserves are mainly composed of gold, bonds and shares” (Las reservas de divisa están compuestas por oro, bonos y acciones).

Rentabilidad de la inversión SNB

Dinero gratis

Como hemos comentado, el Banco Nacional Suizo lleva a cabo inversiones para incrementar sus reservas de divisa, controlar la inflación y los tipos de cambio, en resumen, para ejercer su política monetaria. También hemos visto que el BNS cotiza en bolsa por lo que cualquiera podría comprar acciones. ¿Y sabéis quien es el máximo accionista del Banco Nacional Suizo? Sí, el mismísimo Gobierno Suizo. He aquí el dinero gratis.

El segundo punto fuerte es que una moneda con tanto respaldo, control y estabilidad es una inversión de mayor seguridad para depositar nuestros ahorros (ya habéis visto los retornos en la tabla anterior). Y no es que el Banco Nacional Suizo invierte en bolsa para combatir la inflación únicamente . Los demás bancos centrales mantienen también posiciones en el mercado de renta variable.

Los motivos son, por un lado, los retornos esperados por los mismos y la política monetaria. Pero también, la presencia de una institución nacional en el accionariado de una empresa puede influir en la toma de decisiones de esta y asegurarse que la gestión y operativa de la empresa sigue intereses y beneficios públicos y sociales.

(Visited 21 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.