Evolución del Euribor de 2000 a 2023

En este artículo veremos la evolución histórica del Euribor a 12 meses del año 2000 a la situación actual a septiembre de 2023, tras la crisis del coronavirus Covid-19 y el segundo golpe causado por la inflación y el conflicto bélico en Ucrania.

La media del Euribor de septiembre de 2023 ha cerrado al 4,149% (iguala su marca de julio), lo que supone un incremento de las cuotas de unos 185€ al mes (2.220€ al año), para una hipoteca de 180.000€ a devolver en 25 años a un interés de Euribor + 1%. La mensualidad de la hipoteca referenciada al Euribor de septiembre de 2022 era de 876€ y tras la revisión con el Euribor de 2023, de 1.061€.

Si estás preocupado por la subida actual del Euribor, además de la página que actualizamos casi a diario sobre las últimas previsiones del Euribor para los próximos años, en este artículo verás tanto la evolución histórica a más de 20 años vista, como la evolución del interés cada día, que permite anticipar cómo va a cerrar cada mes.

Euribor de septiembre 2023: 4,149%.

Si buscas la mejor hipoteca a tipo variable referenciada al Euribor (Euro Interbank Offered Rate) o a tipo fijo, o bien mejorar las condiciones de tu actual préstamo hipotecario, no dudes en dejar tus datos de contacto en nuestro formulario, sin compromiso:

Impacto en tu hipoteca del Euribor 2023-2024

Evolución histórica del Euribor

El Euríbor es un término que a menudo escuchamos en relación con los préstamos hipotecarios en España. Es un índice de referencia utilizado para calcular los intereses de las hipotecas variables en el país. A lo largo de los años, el Euríbor ha experimentado una evolución significativa, afectando directamente a los pagos mensuales de los consumidores y a la carga financiera de las hipotecas. A continuación, analizaremos la evolución del Euríbor desde el año 2000 hasta la actualidad, destacando los principales hitos y sus implicaciones para el consumidor.

La siguiente gráfica del referencial de los últimos 23 años nos permite visualizar perfectamente lo que explicaremos a continuación:

Gráfica de 2000 a 2023

Antes de la crisis financiera de 2008

En el año 2000, el Euríbor se situaba en niveles relativamente altos, rondando el 4% y llegando al 5,248% de agosto de este mismo año. Durante los primeros años de la década, se mantuvo en valores similares, generando tasas de interés hipotecarias elevadas. Sin embargo, a partir de 2003, el Banco Central Europeo (BCE) comenzó a reducir gradualmente los tipos de interés para impulsar la economía. Esto tuvo un impacto directo en el referencial hipotecario, que comenzó a descender.

A medida que avanzaba el año 2004, se produjo una mejora en las perspectivas económicas tanto en España como en la eurozona en general. Esto generó un aumento de la confianza de los inversores y una mayor demanda de crédito. Como resultado, los tipos de interés comenzaron a subir gradualmente.

En 2005, la economía de la eurozona continuó mostrando un buen desempeño, impulsada por el crecimiento económico y la baja inflación. Ante estas señales positivas, el BCE decidió aumentar los tipos de interés para evitar un sobrecalentamiento económico y controlar la inflación. Esta política restrictiva contribuyó a un aumento progresivo del Euríbor a lo largo del año.

El año 2006 fue testigo de una continuación del ciclo alcista de los tipos de interés, impulsado por la preocupación del BCE por el riesgo inflacionario. A medida que los tipos de interés seguían subiendo, el Euríbor también experimentaba un aumento constante. La economía española, impulsada por el sector inmobiliario y la construcción, continuaba creciendo a un ritmo rápido, lo que contribuía al incremento de la demanda de crédito y a la subida del Euríbor.

En 2007, se empezaron a ver los primeros signos de debilidad en el sector financiero a nivel global. La crisis hipotecaria en los Estados Unidos, conocida como la crisis de las hipotecas subprime, comenzó a generar preocupaciones en los mercados financieros internacionales. Esto condujo a una mayor aversión al riesgo y a una reducción de la confianza de los inversores.

A medida que la crisis financiera se intensificaba, los bancos y las entidades financieras se volvieron más cautelosos al conceder préstamos y créditos. Como resultado, el mercado interbancario, donde los bancos se prestan dinero entre sí, experimentó tensiones significativas. Esto se tradujo en una subida rápida y pronunciada del Euríbor a partir de mediados de 2007.

En julio de 2008 se alcanzó su máximo histórico, del 5,393%.

Tras la crisis financiera de 2008

La quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008 marcó un punto de inflexión en la crisis financiera global, agravando aún más las tensiones en los mercados internacionales. Los bancos centrales, incluido el BCE, tuvieron que intervenir de manera masiva para evitar el colapso del sistema financiero. El interés hipotecario cayó por debajo del 2%, alcanzando mínimos en torno al 1,2% en 2010.
Evolución euribor tras las crisis de 2007-2008

No obstante, a medida que la economía se recuperaba, el BCE comenzó a aumentar gradualmente los tipos de interés a partir de 2011. Esto tuvo un impacto directo en el Euríbor, que comenzó a subir nuevamente. Durante los años siguientes, el Euríbor se mantuvo fluctuante, oscilando entre el 1% y el 2%. Tocó su máximo en este periodo en el 2,183% de julio de 2011.

Crisis del Euro

La crisis de la deuda soberana en la eurozona en 2012 volvió a generar incertidumbre en los mercados financieros y provocó que el BCE tomara medidas adicionales para impulsar la economía. Como resultado, los tipos de interés se mantuvieron bajos y el referencial hipotecario continuó en niveles reducidos.

Intereses hipotecarios negativos (2016  a marzo de 2022)

A partir de 2015, el Euríbor a 12 meses comenzó a mostrar una tendencia a la baja y en febrero de 2016 alcanzó valores negativos por primera vez en su historia. Esta evolución se debió a una combinación de factores, como las políticas monetarias expansivas del BCE y la persistente baja inflación en la eurozona.

A partir de febrero de 2016 y por primera vez en su historia el interés baja del 0%, manteniéndose en valores negativos hasta marzo de 2022, debido a las políticas monetarias expansivas del BCE y la baja inflación en la eurozona, agravando dicha política monetaria expansiva la llegada de la pandemia de COVID-19, que tuvo un impacto significativo en la economía global y llevó al BCE a tomar medidas extraordinarias. El banco central redujo aún más los tipos de interés e implementó programas de compra de bonos para estabilizar los mercados.

Euribor de agosto de 2020

La llegada de la inflación

El frenazo del mercado internacional que produjo el Covid-19, el encierro de China y, después, el ataque de Rusia contra Ucrania, trajeron al mundo un compañero indeseable: la inflación. Para combatirla, los bancos centrales de todo el mundo empezaron subir sus intereses. El BCE no fue una excepción, como podemos ver en la siguiente gráfica:

La evolución del Euribor a 12 meses de enero de 2019 a la actualidad ha tenido el siguiente movimiento:

MesMesEuribor 12m
enero 20191-0,116%
febrero 20192-0,108%
marzo 20193-0,109%
abril 20194-0,112%
mayo 20195-0,134%
junio 20196-0,190%
julio 20197-0,283%
agosto 20198-0,356%
septiembre 20199-0,339%
octubre 201910-0,304%
noviembre 201911-0,272%
diciembre 201912-0,261%
enero 202013-0,253%
febrero 202014-0,288%
marzo 202015-0,266%
abril 202016-0,108%
mayo 202017-0,081%
junio 202018-0,147%
julio 202019-0,279%
agosto 202020-0,359%
septiembre 202021-0,415%
octubre 202022-0,466%
noviembre 202023-0,481%
diciembre 202024-0,497%
enero 202125-0,505%
febrero 202126-0,502%
marzo 202127-0,487%
abril 202128-0,484%
mayo 202129-0,481%
junio 202130-0,484%
julio 202131-0,491%
agosto 202132-0,498%
septiembre 202133-0,492%
octubre 202134-0,477%
noviembre 202135-0,487%
diciembre 202136-0,502%
enero 202237-0,477%
febrero 202238-0,335%
marzo 202239-0,237%
abril 2022400,013%
mayo 2022410,287%
junio 2022420,852%
julio 2022430,992%
agosto 2022441,249%
septiembre 2022452,233%
octubre 2022462,629%
noviembre 2022472,828%
diciembre 2022483,018%
enero 2023493,337%
febrero 2023503,534%
marzo 2023513,647%
abril 2023523,757%
mayo 2023533,862%
junio 2023544,007%
julio 2023554,149%
agosto 2023564,073%
septiembre 2023574,149%

Además del promedio del Euribor diario de un mes, al plazo de 12 meses (el interés que se presta cada día en el interbancario al plazo de un año), existe el promedio mensual del Euribor a 6 meses, 3 meses, 1 mes y una semana. Como es lógico, a menor plazo el préstamo interbancario, menor interés.

Así por ejemplo, en marzo de 2023 el mercado interbancario de media prestó dinero a 12 meses a un tipo del 3,647%, mientras que a plazos más reducidos, prestaba a un interés sensiblemente menor: 3,267% a medio año, 2,911% a un trimestre vista, 2,71% si el préstamo se devolvía en un mes y 2,573% si se amortizaba en una semana (todos los intereses en términos anuales).

En la siguiente gráfica podemos visualizar la evolución de los diferentes "Euribors" del 2022 y 2023:

Cuotas de una hipoteca contratada hace más de 20 años

De enero del año 2000 a la actualidad, el máximo histórico del Euríbor se produjo en julio de 2008, con un valor de 5,393%. En agosto del 2000 marcó el primer máximo de la serie histórica, con un 5,248%. Un cliente que hubiera contratado la hipoteca en diciembre de 1999, a Euribor a un año + 1%, financiando 180.000 euros a 30 años, había empezado pagando algo más de 950 euros al mes.

La cuota del año 2000 se le habría incrementado a unos 1.100 euros. El año 2008 pagaría 1.001 euros, viendo reducida su cota hasta los 665 euros de 2022. Una variación de cuota en 22 años de un 40%. A la baja por haber contratado en un momento de tipos altos. Si la hipoteca se contrata en la actualidad, en mínimos, la posible evolución será al alza.

Cuota de mínimos a máximos históricos

Cuando nos hipotecamos a interés variable, la volatilidad de los intereses implica oscilaciones muy relevantes en las mensualidad que pagamos, algo que hay que tener en cuenta, saber valorar y predecir en cierta forma. Un ejemplo exagerado sería el siguiente:

Pedimos una hipoteca referenciada al Euribor de febrero de 2022 + 1% (-0,335% + 1% = 0,665%), 180.000 euros a 25 años. La cuota inicial sería de 651 euros. Imaginemos que en la próxima revisión anual el Euribor marca un máximo histórico igual al de julio de 2008 (5,393%); el nuevo interés a pagar sería de 6,393%, lo que implicaría una nueva cuota de 1.179 euros. El hipotecado que pueda asumir pagar el doble en un momento dado, puede dormir bien tranquilo. Para el resto de personas, información cada año para ir haciendo previsiones en sus cuotas.

Cuota mínima y máxima

De contratar una hipoteca a interés negativo a pagar un interés en máximos, podrías pasar de pagar 651€ a 1.179€ al mes

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *